PREMIUM  TERRORISMO

Las Fuerzas de seguridad descartan conexiones del terrorista de Niza con España

España mantiene el actual nivel de reforzamiento de los controles policiales en la frontera terrestre con Francia, tanto por carretera como por ferrocarril.

La Policía francesa realiza un control en el puente que une la localidad gipuzkoana de Irún con Hendaya, en la frontera con Francia. EFE
La Policía francesa realiza un control en el puente que une la localidad gipuzkoana de Irún con Hendaya, en la frontera con Francia. EFE  

Las fuerzas de seguridad han descartado que existan conexiones con España del autor del atentado de Niza (Francia), Mohamed Boulhel, ya que, después de contrastar su identidad y sus huellas, no aparece en las bases de datos de terrorismo, ni tampoco consta que haya visitado el país.

Menos de 48 horas después de la masacre de Niza, en la que murieron 84 personas y más de 200 resultaron heridas, España mantiene el actual nivel de reforzamiento de los controles policiales en la frontera terrestre con Francia y en las comunicaciones entre ambos países, tanto por carretera como por ferrocarril.

Según han informado fuentes de la investigación, las autoridades francesas han enviado a las españolas toda la información que tienen sobre el terrorista, como su identidad y huellas dactilares, tras lo que la Guardia Civil y la Policía Nacional se han dedicado a comprobar algún vínculo del hombre con España.

Así, salvo que aparezcan nuevos datos, ni Boulhel ni ninguna de las personas relacionadas con él aparecen en las bases de datos de terrorismo, ni tampoco consta que haya visitado nuestro país, han indicado las fuentes, que han explicado que habrá que esperar a los resultados de las investigaciones en Francia por si se trata de un "lobo solitario" yihadista.

Esta última es la tesis que más peso tiene entre las fuerzas de seguridad españolas, que se inclinan por descartar la teoría de que sea un desequilibrado.

Las autoridades francesas aún están investigando el móvil de la masacre que perpetró Boulhel, tunecino residente en Niza que embistió el jueves por la noche con un camión a la multitud reunida en el paseo marítimo para presenciar los fuegos artificiales del 14 de julio.

Aunque de momento descartan vínculos del tunecino con el yihadismo, esta mañana la agencia de noticias Amaq, vinculada al Estado Islámico, ha informado de que Boulhel es un "soldado" del grupo terrorista.

Por su parte, el ministro de Justicia en funciones, Rafael Catalá, se ha reunido con la magistrada francesa de enlace en España, Hélène Davo, a la que ha ofrecido toda la colaboración o asistencia que pueda prestar su Ministerio a las autoridades galas y le ha mostrado sus condolencias y pesar por el ataque.

El ministro ha querido conocer de primera mano los pormenores del atentado y ha recalcado la intensa cooperación de España con Francia en estos tristes momentos, según un comunicado del Ministerio de Justicia.

España tiene activado el refuerzo de los controles policiales en la frontera terrestre con Francia desde el pasado 27 de mayo y si bien estaba previsto mantenerlo hasta el 26 de julio por los acontecimientos deportivos que se han desarrollado y desarrollan en Francia, se mantendrán en el mismo nivel una vez transcurrida dicha fecha.

Además se intensificarán los controles policiales en las principales infraestructuras de transportes, especialmente en los aeropuertos, y se prestará especial atención al incremento de la seguridad en las zonas turísticas y en los lugares de alta concentración o afluencia masiva de personas.

Así, un control policial instalado en la AP-7 en dirección a Barcelona poco después de pasar la frontera de La Junquera, en territorio catalán, ha causado esta mañana una retención de vehículos de 6 kilómetros.

La retención se resolvió sobre las 14:30 horas, aunque en dirección a Francia se ha acumulado una caravana de hasta 3 kilómetros por la gran afluencia de vehículos en dirección al país galo.

El incremento del control policial por parte de la gendarmería francesa en la frontera de Le Pertús también ha originado más retenciones de las habituales para cruzar la frontera por la AP-7, aunque las colas no son tan intensas como en las horas posteriores al atentado de Niza.

Mientras, la madrileña estación de trenes de Chamartín ha vivido una jornada tranquila, con numerosos viajeros que han partido a sus destinos o que han llegado a pasar unos días en la capital.

Algunos de estos viajeros han reconocido a Efe que sí han notado un aumento de la presencia policial en sus lugares de salida, como un matrimonio que ha comentado que para acceder al AVE en Sevilla había mayores medidas de seguridad. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Las Fuerzas de seguridad descartan conexiones del terrorista de Niza con España