FÚTBOL

Natxo Arbeloa pide el voto por el estamento de entrenadores en las elecciones a la FNF

El entrenador de categoría nacional, ligado a la sección de fútbol de Oberena, critica a los dos candidatos y pide "un cambio de cultura en la gestión".

Natxo Arbeloa es entrenador nacional de fútbol.
Natxo Arbeloa es entrenador nacional de fútbol.  

El entrenador nacional Natxo Arbeloa nos ha enviado una opinión sobre el proceso electoral que se desarrolla en la Federación Navarra de Fútbol, que elegirá el lunes día 22 de febrero al nuevo presidente. Bajo el título "Juego de tronos", Arbeloa indica lo siguiente de manera textual:

Como ya es conocido, he sonado como elegible para presidir la Federación Navarra de Fútbol pero, finalmente, no he considerado voluntariamente esta opción. En primer lugar, me gustaría agradecer su ofrecimiento a aquellas personas que pensaron en mi para tal menester y a las cuales no pude colmatar sus pretensiones. Sin embargo, me gustaría reflexionar sobre este proceso.

La embarrada batalla electoral se está dilucidando entre antiguos compañeros de directiva de la Federación, donde solamente ellos conocen cuales han sido las circunstancias que les han separado, posiblemente, los emolumentos o dietas que algunos de ellos cobran puedan influir. Por si fuera poco, el asunto alcanza también la directiva rojilla que debería estar más involucrada, a mi entender, en otros menesteres que intentar influir en un ente, hipotéticamente neutral, por el bien de su funcionamiento y el de sus competiciones.

Ambos grupos nos han expuesto sus ideas muy similares en las que recalcan su interés en dejar atrás su gestión anterior, poniendo el punto en la idea de modernizar las antiguas estructuras. Todo ello, enmarcado en un conjunto de palabras políticamente correctas (transparencia, acercamiento, novedades, . . .) pero vacías de contenido, si no van acompañada de iniciativas y acciones que les comprometan en el cambio.

Para hablar de transparencia hace falta comprometerse, estar dispuesto a modificar los estatutos para incluir compromisos en los que se refleje la obligatoriedad de publicar periódicamente por ejemplo los acuerdos de Junta, las cuentas federativas, se le dote de competencias a las comisiones o mesas de trabajo que se pretendan crear y no que se suban las tarifas arbitrales y de mutualidad unilateralmente sin un proceso previo de trabajo con los interesados.

Tampoco es de recibo que ninguno de los candidatos le hinque el diente a su responsabilidad de como se van a gestionar las subvenciones. Cabe recordar que según se informó en la última asamblea entorno a 387.000 euros, el 30% del presupuesto, retorna en los clubes, de momento sin ningún criterio objetivo, ni concurrencia y menos todavía publicidad. Seguro que los actuales gestores han concedido alguna subvención obviando estos principios.

Otro punto caliente y poco explicado son los sueldos o dietas (de la navarra o española) que se pretenden cobrar por el tiempo invertido en un entorno eminentemente voluntario. Más allá de las denuncias reveladas, los sueldos o dietas, en el caso de que las hubiera, deberían ser explicados, publicados y aprobados por la Asamblea, máximo órgano de gestión de la entidad y no impuesto nuevamente, unilateralmente, por el Presidente o aspirante al cargo.

Capítulo aparte requiere la gestión de los comités técnicos. Uno muchísimo más activo como lo es el Colegio Navarro de Árbitros y otro más "adormilado", menos colectivo, como lo es el de entrenadores. Desde mi punto de vista, ambos colectivos tienen que activarse en democracia interna, comenzando con la elección de sus rectores a pesar de ser una facultad atribuida por estatutos al Presidente.

Sin embargo, eluden hablar de temas escabrosos, como por ejemplo, que va a suceder con aquellos técnicos formados después del período transitorio a efectos de su convalidación a un título académico oficialmente reconocido, o como se piensan gestionar los fondos poco transparentes que generan ambos comités técnicos, o como y con quién se cuenta para favorecer el crecimiento técnico de ambos comités, más allá de su formación, centrado en su desarrollo y mejora continua por el bien del conjunto del fútbol de nuestra comunidad.

Por último, a modo de condensación de todas las posibilidades e ideas que se pueden desarrollar de una federación deportiva (por ejemplo, el proyecto deportivo), vendría el capítulo económico. Me quedo sorprendido y perplejo como lo han despachado los candidatos en sus apariciones públicas. Él uno dice, tras estar nueve meses al frente de la federación, desconocer cual es su situación, en que se gasta, y cual es su gestión.

El otro desconoce este capítulo, quedándose tan ancho y sin aportar compromisos futuros para que esto no vuelva a suceder. Mal empezamos si en un capítulo tan importante de su gestión no se aplican desde el inicio principios de buena gobernanza.

En resumen, es encomiable que existan candidatos pero es necesario un cambio de cultura en su gestión y me da que ninguno de los propuestos nos ofrecen gratinas. No obstante, culpables somos todos de estas situaciones pero movilizándonos podemos comenzar a contribuir en esta evolución.

Yo, por de pronto, me presento como candidato a formar parte de la Asamblea, de forma independiente, por el estamento de entrenadores desde donde pido el voto para trabajar y aportar por un nuevo tiempo, sin dependencia jerárquica de ninguno de los candidatos y dispuesto a debatir sobre todas estas ideas.

Natxo Arbeloa

Entrenador de fútbol

@narbelof


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Natxo Arbeloa pide el voto por el estamento de entrenadores en las elecciones a la FNF