• lunes, 06 de diciembre de 2021
  • Actualizado 23:12

 

 
 

FÚTBOL

Luis Enrique rebaja la euforia tras la remontada y asegura "estamos en el tramo final y queda todo por disputar"

El FC Barcelona jugará este domingo (16,15 horas) ante el Deportivo en el estadio de Riazor, tras el 6-1 al PSG.

Luis Enrique en rueda de prensa. Foto web FC Barcelona.
Luis Enrique en rueda de prensa. Foto web FC Barcelona.

Después de la remontada ante el Paris Saint Germain y la clasificación de su equipo para los cuartos de final de la Liga de Campeones, el técnico del FC Barcelona, Luis Enrique Martínez, ha enviado un mensaje de calma al afirmar que "queda todo por disputar".

En la rueda de prensa previa al encuentro liguero ante el Deportivo de la Coruña que dirige Pepe Mel, el preparador asturiano no ha escondido su preocupación con vistas al encuentro de este domingo (16.15 horas) ante la posibilidad de que sus jugadores salgan relajados tras la remontada histórica del pasado miércoles.

"Me fío de la cordura y sapiencia de mis jugadores para saber de que estamos al tramo final de la temporada y que queda todo por disputar", ha recordado Luis Enrique, quien ha subrayado que en Riazor tienen un encuentro de "dificultad máxima".

El técnico, que según ha dicho no ha notado el cariño de los aficionados barcelonistas tras el partido del miércoles-"no he salido a la calle", ha subrayado-, se ha mostrado cauto al valorar el hito conseguido ante el PSG: "De lo único que somos conscientes es que queda todo por decidirse. Hasta que no acabe la temporada no podremos valorar lo que hemos hecho".

Sí que ha reconocido, en cambio, que la remontada significó un "estímulo" para sus jugadores, si bien ha señalado que siempre ha visto "unión" en la plantilla.

Y ha añadido: "No ha cambiado nada desde el miércoles porque sería un poco de chiflados que cambiara algo por lo que haya sucedido en 95 minutos".

Tampoco ha querido opinar sobre la influencia del arbitraje en la remontada y ha recordado que no ha leído nada de lo que se ha escrito sobre el encuentro. "No sé lo que habéis dicho porque, para bien o para mal, no miro nunca lo que se escribe", ha aseverado.

Así, Luis Enrique solo piensa en el encuentro ante el Dépor, un rival que "va a ser muy peligroso en su estadio", más aún desde la llegada al banquillo de Pepe Mel, que todavía no conoce la derrota desde su fichaje por el equipo gallego.

"Desde el cambio de entrenador, en una semana han sumado 5 puntos. Me imagino que Pepe Mel agradecerá la próxima semana para tener tiempo para entrenar. Va a ser un rival peligroso en su estadio", ha insistido.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Luis Enrique rebaja la euforia tras la remontada y asegura "estamos en el tramo final y queda todo por disputar"