• miércoles, 16 de junio de 2021
  • Actualizado 13:39

 

 
 

TOROS

Javier Marín, a unas horas de su alternativa en Tudela: "Soy muy ambicioso, no he venido aquí sólo para este día"

El novillero de Cintruénigo se doctora este sábado en la plaza de Tudela con Paquirri de padrino y Juan Bautista como testigo. 

Novillada con astados de El Parralejo para Javier Marín, Jesús Enrique Colombo y Toñete. PABLO LASAOSA  (7)
Javier Marín, en el patio de caballos de Pamplona durante la pasada novillada que abrió la Feria del Toro de Pamplona. PABLO LASAOSA

El novillero navarro Javier Marín se convertirá este sábado en matador de toros en Tudela, donde tomará la alternativa de la mano de Paquirri como padrino y de Juan Bautista como testigo. La cita es a las 18.30 horas en la Chata de Griseras con toros de Valdefresno. . 

Javier Igea Saiz, 'Javier Marín', toma su tercer apellido como referencia artística y también en homenaje y recuerdo a los toreros navarros Julián e Isidro Marín. Vuelve a Tudela después de debutar como novillero con picadores en la misma plaza en 2013. Nacido en Cintruénigo y con 24 años, se suma desde este 29 de julio de 2017 a lista de toreros navarros que han tomado la alternativa y lo hace totalmente dispuesto a triunfar en el complicado y difícil mundo del toro. 

Llega a la fecha señalada después de su paso por Pamplona en San Fermín por dos años, donde consiguió cortar sendas orejas, y de muy buenas sensaciones también en sus dos tardes en Las Ventas de Madrid. Su objetivo, a partir de ahora, es entrar en el circuito de matadores en las grandes ferias, empezando por Navarra.

¿Cómo ha pasado los días previos a su alternativa como matador de toros en Tudela?

En casa tranquilo, con los últimos detalles. Estoy muy ilusionado, llego preparado, en buen momento. Después de la tarde de Pamplona la gente pudo ver que estoy preparado para dar el paso. 

¿Convertirse en torero es el momento cumbre de su preparación de los últimos años?

Desde luego. Es una de las metas desde que empiezas en la escuela taurina. He cumplido parte de un sueño, pero me quedan otros muy importantes después de este día tan importante. Soy muy ambicioso y no es con lo que me conformo, aunque sea un sueño hecho realidad. No he venido aquí sólo para esto. 

¿Qué significa para usted doctorarse como torero en Tudela?

Tudela es una plaza que me ha visto crecer como torero, ahí debuté como novillero sin picadores y siempre ha contado conmigo. Además, ya sé lo que es salir a hombros en Tudela. Es la segunda feria de Navarra y es una plaza con categoría. Sentimentalmente es una suerte estar cerca de casa y poder contar con el apoyo de toda la gente de Navarra.

 

Estudiante de Filología Hispánica, ¿sigue con los estudios?

Me quedan un par de asignaturas, pero este año me he centrado en la alternativa. Sabía que iba a ser este año y que tenía que estar preparado. En Pamplona iba a ser la novillada o la alternativa y también iba a estar en Madrid en mayo y quería estar muy centrado en ello. 

¿Tiene pensado estrenar vestido en la tarde de su doctorado?

No he pensado en estrenar. Utilizaré el mismo azul marino que utilicé en Pamplona. Para mí es especial y me encanta ese traje. No soy un torero supersticioso y no estoy pensando en estrenar traje por la alternativa. 

¿Qué le sugieren los dos matadores que le van a acompañar en una tarde tan especial?

Me alegra que sea Paquirri, un torero de su categoría y por la dinastía a la que pertenece. El hecho de que sea en la temporada de su despedida hace que todo sea más especial. Estoy muy ilusionado con que sea mi padrino y el testigo Juan Bautista, un grandísimo torero, una figura del toreo en Francia y en España. 

¿A quién va a brindar el toro de su alternativa?

Quiero dejarlo para ese momento. Le estoy muy agradecido a mi familia, a Sergio Sánchez y a todos los que han creído en mí desde que empecé. También quiero tener un recuerdo especial para una familiar cercano que falleció hace unos días y que siempre me apoyó. 

¿Quiénes han sido las personas que más le han influido en su trayectoria personal?

Sobre todo Sergio Sánchez, que fue con el que comencé a querer ser torero y que fue quien me enseñó la técnica del toreo, el que me ha inculcado también los valores de la profesión que me han ayudado a ser mejor persona. Profesionalmente también mi gente más cercana, mi cuadrilla, es la gente con la que compartes más momentos y te cuentan las verdades cuando las cosas no terminan de rodar. Juan Carlos Ruiz, Juan Carlos Quevedo, Pablo Simón, todos ellos han sido importantes para mí. 

¿Sigue viviendo en Guadalajara durante los meses de preparación?

Sí. Sigo viviendo en torero y entrenando con Paco Ureña y Román Collado. Se han convertido en grandes amigos y me han ayudado mucho a seguir caminando en mi carrera como torero. Vivimos y entrenamos juntos, hemos pasado dos inviernos y me han ayudado a evolucionar mucho. Noté un cambio muy grande como torero en el momento en el que me fui a vivir de Madrid a Guadalajara y cuando empecé a vivir en torero. 

¿Hasta qué punto es necesario aislarse del resto de asuntos y centrarse exclusivamente en su preparación como torero?

Es fundamental. La parte psicológica es clave y esencial para ponerte delante de un toro. La parte física te da seguridad, pero es importante tener una vida ordenada, con ciertas rutinas y disciplinas para salir a la plaza y demostrar todo eso delante del toro. 

¿Cómo definiría su evolución como torero en los últimos años?

Desde que debuté con picadores noté que me costaba asimilar ciertos aspectos técnicos y que mi evolución iba un pelín lenta. Desde que me trasladé a vivir a Guadalajara ahondé en conceptos que yo no había terminado de sacar lo que llevaba dentro. En Pamplona ya he podido demostrar lo que es torear encajado, torear con los vuelos, torear despacio y reducir la embestida de los animales, que es lo que me llena como torero. Estoy tratando de sacar todo eso que llevo dentro para tratar de torear lo más profundo y lo más con el alma que puedo. 

Pero siempre con el triunfo y el éxito en la cabeza...

Es muy complicado conseguir mostrar en la plaza el concepto de toreo que llevas dentro cuando el triunfo es algo estrictamente necesario y entras en una especie de conflicto de intereses. Claro que me gustaría torear más reposado, mucho más para mí, pero mucha veces necesitamos triunfar, cortar orejas, y hay que basarlo más en la actitud y en las ganas para que el público lo vea. Si tuviera una temporada con 30-40 corridas podría expresar mucho mejor lo que siento en el ruedo, pero en mi situación tengo una urgencia de triunfar cada tarde que me visto de torero.

La semana que viene tiene corrida en Estella. ¿Cómo se plantea el resto de la temporada como matador?

Me planteo lo que queda de temporada con mucha ilusión. Después de Estella espero entrar en Sangüesa y todas esas tardes lo voy a dar toro, quiero que se vea a un torero que quiere abrirse paso en Navarra y en todas las ferias. 

¿Un sueño próximo como torero?

Me encantaría entrar el año que viene como matador de toros en Pamplona y quiero demostrarlo en los compromisos que tenga esta temporada. Quiero dar motivos a la Casa de Misericordia para que el año que viene puedan contar conmigo. Tengo que arrear mucho. 

En un escenario aún más complejo y con más competencia. 

Sí. Es más duro, pasas a competir con tus referentes al estar en el mismo escalafón que las figuras del toreo. Entrar en las ferias es más complicado, los puestos son más reducidos, pero no pierdo la ilusión. 

¿Cómo ha vivido lo sucedido con Víctor Barrio e Iván Fandiño? ¿Le afectó?

Sí me ha afectado. Parece que ha tenido que pasar lo de Iván después de lo ocurrido con Víctor para que le demos la importancia que tiene ponerse delante de un toro. Yo siempre afronto los compromisos con mucha verdad. Un toro te puede quitar la vida, nunca piensas que pueda llegar ese final, pero desgraciadamente ha ocurrido en dos ocasiones en un solo año. Hay que darle la importancia que tiene. La gente se había olvidado que un toro te podía matar en la plaza. Hay que estar muy entregado y muy preparado. Da igual la plaza que sea, puede ocurrir. 

Sucesos que hacen aún más complicado de entender querer ser torero. 

Es una profesión con cierta controversia. A la gente cercana que no es aficionada trato de explicarles mi dedicación a la profesión. Vivo por y para el toro. Llevo desde los 16 años soñando con ser torero. Es difícil y complejo de explicar para un antitaurino. Hay un día que consigues dar cinco muletazos con la mano izquierda y no te cambias por nadie. Eso es muy complicado para la gente que no lo ha vivido o no lo ha sentido. Sólo pido respeto y que me respeten. 

No parece que en Navarra exista peligro para la fiesta. 

En Navarra es una fiesta que pertenece al pueblo. Es muy complicado intentar prescindir de ella. Ya no hablo de izquierda ni de derecha, a todo el mundo le gusta acudir a los encierros y a los toros, en San Fermín y en los pueblos. 

¿El final de la tarde de su alternativa?

Cruzar la puerta del encierro a hombros, que sea una tarde inolvidable y muy bonita. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Javier Marín, a unas horas de su alternativa en Tudela: "Soy muy ambicioso, no he venido aquí sólo para este día"