• sábado, 27 de noviembre de 2021
  • Actualizado 19:49

 

 
 

HISTORIA

Tratado de Blois, el comienzo de la anexión de Navarra a Castilla

El 17 de julio de 1512 se hizo público el Tratado de Blois, firmado en la localidad francesa entre los reyes de Navarra, Juan III de Albret y Catalina de Foix, y el rey de Francia, Luis XII.

Representación de la reina Catalina de Foix. ARCHIVO
Representación de la reina Catalina de Foix. ARCHIVO

El 17 de julio de 1512, en la ciudad francesa de Blois, se publicó el cuarto Tratado de Blois, un acuerdo internacional entre los monarcas de Navarra, Catalina de Foix y Juan III de Labrit, y el rey francés Luis XII.

Este acuerdo se firmaría un día después, el 18 de julio de 1512, y supuso el comienzo de la conquista de Navarra.

A los reyes de Navarra les convenía la firma del tratado, ya que, aunque intentaron ser prudentes y lo más neutrales posible con su política exterior, la cantidad de bienes patrimoniales que tenían en Francia les hizo valorar las buenas relaciones con su monarca, Luis XII.

Por su parte, el rey galo les había amenazado con expropiarles los bienes que tenían en su país si no firmaban el tratado, por lo que los monarcas navarros firmaron el acuerdo para mantener sus propiedades.

Mientras se negociaba este tratado entre Navarra y Francia, el rey Fernando el Católico preparaba la invasión al Reino de Navarra e intentaba provocar confusión publicando una “Suma del concierto y capitulación de entre el rey de Francia y el rey de Navarra contra la Santa Liga de la Iglesia”.

Este había solicitado autorización a las Cortes de Aragón para la invasión en julio, pero estas no se la dieron hasta septiembre, cuando ya se había efectuado.

Fernando el Católico convocó a sus tropas el 19 de julio de 1512, un día después de la firma del Tratado de Boils, en Salvatierra de Álava.

Estas estaban formadas por más de 10.000 soldados y fueron capitaneadas por el segundo duque de Alba, Fadrique Álvarez de Toledo

El 21 de julio las tropas aragonesas cruzaron la frontera del Reino de Navarra, y avanzaron por el valle de Araquil hasta llegar a Huarte.

Ese mismo día, Catalina de Foix comenzó su huida hacia el Béarn con sus hijos y el 23 de julio, ante la imposibilidad de resistir a los ataques por la escasez de tropas, Juan de Labrit decidió refugiarse en Lumbier.

El 24 de julio llegaban las tropas del duque de Alba a Pamplona y, tras una serie de negociaciones y capitulaciones que terminaron con la rendición de Pamplona, estas entraron en la ciudad al día siguiente.

Una semana después, Fernando le exige a Juan de Labrit la ocupación de Navarra mientras dure su guerra con Francia y se otorga a sí mismo la autoridad legítima del Reino de Navarra.

En agosto, Fernando el Católico se autoproclama soberano de Navarra y Pamplona presta su juramento al rey el 28 de agosto.

En el mes de octubre se dieron diferentes sublevaciones en favor de Juan de Albret en los valles navarros de Salazar y Roncal. El 15 comienza la campaña francesa, encabezada por Juan de Labrit contra el duque de Alba y este consigue llegar a Pamplona antes que los franceses. 

Las tropas de Juan de Labrit consiguen asediar y bloquear Pamplona, pero se retiran en diciembre de 1512 tras una derrota en Velate, lo que hace que Fernando el Católico se establezca como rey de Navarra.

Esta conquista se ratificó en una reunión en las Cortes de Navarra el 13 de marzo de 1513, en la que Fernando II reunió a navarros beamonteses y a sectores eclesiásticos; mientras que en Pau, los exiliados Catalina de Foix y Juan III de Labrit convocaron simultáneamente a los navarros agramonteses.

Los símbolos de la conquista de Navarra siguen vigentes en la actualidad, y podemos ver ejemplos como la Avenida del Ejército, que durante un escaso periodo de tiempo se llamó Avenida Catalina de Foix, o la calle Juan de Labrit, también en Pamplona.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Tratado de Blois, el comienzo de la anexión de Navarra a Castilla