• viernes, 17 de septiembre de 2021
  • Actualizado 23:48

 

 
 

SOCIEDAD

Dónde ver el atardecer en Pamplona: los mejores sitios para poner el broche de oro a un día de verano

Por su ubicación entre montañas, Pamplona cuenta con lugares maravillosos para disfrutar de estos paisajes solo o en compañía. 

Varias personas disfrutan del atardecer durante la desescalada tras el confinamiento por la crisis del coronavirus. PABLO LASAOSA
Varias personas disfrutan del atardecer durante la desescalada tras el confinamiento por la crisis del coronavirus. PABLO LASAOSA

Ver el atardecer es uno de los planes más relajantes para ponerle el broche de oro a cualquier día del verano.

En Navarra hay infinidad de miradores desde los que ver la puesta de sol resulta una experiencia envidiable.

 

Por su ubicación entre montañas, Pamplona resulta un lugar excepcional con lugares maravillosos para disfrutar de estos paisajes solo o en compañía. 

PARA IR A PIE

 

ARCHIVO REAL Y GENERAL DE NAVARRA

En pleno Casco Viejo de Pamplona se encuentra el Archivo Real y General de Navarra, un archivo público dependiente del Gobierno foral que custodia la documentación de las antiguas instituciones del reino y de la provincia y que además actúa como archivo histórico de la Administración.

Rodeado por las murallas de Pamplona, este lugar cuenta con unas increíbles vistas sobre el río Arga y el barrio de la Rochapea con el monte de San Cristóbal al fondo. Desde ahí, se puede observar cómo el sol da paso a la luna y va desapareciendo poco a poco entre las montañas que rodean la ciudad.  

 

PLAZA VIRGEN DE LA O

Escondida entre los muros de los conventos de los Carmelitas Descalzos y de las Madres Recoletas y rodeada de murallas, la plaza de la Virgen de la O se encuentra también en la parte antigua de la capital navarra. 

Desde esta plaza es posible disfrutar de una puesta de sol en un lugar con encanto cuya historia se remonta al siglo XII y en cuyo espacio se ha ubicado desde una ermita medieval hasta un matadero de cerdos. 

 

CABALLO BLANCO

Las vistas desde el Caballo Blanco, ubicado en el Casco Antiguo de Pamplona, son consideradas como las mejores de la ciudad.

Desde la parte más alta del Bastión del Redín se puede ver el atardecer, al igual que desde el Archivo, con los barrios de la Rochapea, Chantrea y San Jorge y el monte San Cristóbal con su fuerte abandonado de fondo. 

 

LA VUELTA DEL CASTILLO

La Vuelta del Castillo es uno de los pulmones verdes de Pamplona que, además, alberga la Ciudadela, una fortificación de antiguo uso militar construida entre los siglos XVI y XVII.

El sol se despide de la ciudad por detrás del edificio Singular, ubicado en la Avenida del Ejército, por lo que desde el interior de la Ciudadela o desde la explanada ubicada detrás de la nueva estación de autobuses es posible disfrutar de un bonito atardecer.

 

FACULTAD DE COMUNICACIÓN

La mezcla de colores rosa, rojo, naranja, amarillo, azul y morado en el cielo es una postal habitual en la explanada de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra.

Dar un paseo por el campus y acabar sentado en un banco o en el césped de FCOM es también un plan perfecto para alargar los días de verano

PARA IR EN COCHE

 

MUSEO OTEIZA

La Fundación Museo Jorge Oteiza es una institución cultural privada de servicio público, inaugurada en 2003, que alberga en su interior la obra del escultor Jorge Oteiza.

Ubicado en la localidad navarra de Alzuza, los exteriores del museo ofrecen una panorámica de las montañas que rodean Pamplona y son un espacio acogedor para disfrutar de las puestas de sol. 

 

MONTE DE SAN CRISTÓBAL

El monte Ezcaba, más conocido como monte de San Cristóbal, domina la comarca de Pamplona desde el norte de la ciudad.

Desde la parte superior del monte, las vistas del atardecer sobre Pamplona son excepcionales. Allí se ubica el Fuerte de San Cristóbal, una fortaleza militar construida a finales del siglo XIX y principios del XX que sirvió en cárcel política en la Guerra Civil.

 

MIRADOR DEL PERDÓN

Por último, el monte del Perdón cuenta con un mirador natural con unas extraordinarias vistas de Pamplona hacia el norte y de los campos y pueblos del valle de Valdizarbe hacia el sur.

Las mesas de picnic y los bancos de piedra situados en el Alto del Perdón permiten disfrutar de una cómoda tarde de verano con una bonita puesta de sol de fondo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Dónde ver el atardecer en Pamplona: los mejores sitios para poner el broche de oro a un día de verano