• lunes, 02 de agosto de 2021
  • Actualizado 19:34

 

 
 

SALUD

¿Qué es la astenia primaveral? Síntomas, causas y cómo tratarla

Si desde hace unas semanas estás más cansado de lo habitual, sientes más tristeza, te cuesta más concentrarte y hacer tus tareas diarias, puede que sufras astenia primaveral.

Flores de melocotoneros en una finca de Cieza, Murcia. EDU BOTELLA / EUROPA PRESS
Flores de melocotoneros en una finca de Cieza, Murcia. EDU BOTELLA / EUROPA PRESS

¿Te has sentido más cansado de lo habitual en las últimas semanas? Si es así, debes saber que tiene una explicación: sufres astenia primaveral.

Todavía sigue abierto el debate sobre si la astenia primaveral debería ser considerada o no como una enfermedad que debe ser tratada y que afecta, sobre todo, entre los 20 y los 50 años, y la sufren más las mujeres que los hombres.

Como suele decirse, la primavera, la sangre altera. Si quieres saber cuáles son los síntomas de la astenia primaveral y cómo puedes tratarlos, sigue leyendo.

 

Actualmente, la astenia primaveral se considera como un trastorno adaptativo que sufre más de la mitad de la población cuando se produce el cambio del invierno a la primavera. Si bien, es necesario remarcar que no es es ningún trastorno psiquiátrico, sino más bien una sensación subjetiva que puede derivar en una mayor vulnerabilidad de la persona frente a estos cambios climáticos.

 

SÍNTOMAS MÁS HABITUALES

  • Cansancio y somnolencia durante el día.
  • Falta de energía.
  • Alteraciones del sueño, especialmente dificultad para conciliarlo.
  • Irritabilidad.
  • Ansiedad.
  • Pérdida del apetito.
  • Cefaleas.
  • Disminución de la líbido.
  • Problemas de concentración.
  • Falta de motivación.

 

CAUSAS

No existe una teoría concreta sobre por qué se produce la astenia primaveral, pero parece ser que es la combinación de varios factores medioambientales lo que la desencadena:

  • El cambio de tiempo: subida de las temperaturas y de la presión atmosférica.
  • El aumento de las horas de luz diurna.
  • El cambio horario al adelantar los relojes una hora.
  • La modificación de la rutina diaria (horarios de sueño y de comidas, aumento del tiempo de ocio, etc.) como consecuencia de las anteriores.

 

El origen de todo ello, según afirma la empresa Mapfre en su portal sobre salud, está en el hipotálamo, una glándula localizada en el cerebro encargada de regular, entre otras cosas, la temperatura, la sed, el apetito, el sueño y la vigilia, y que segrega hormonas y neurotransmisores.

Todas estas circunstancias anteriores, tal y como también informa Sanitas, provocan en el organismo una serie de mecanismos que alteran la secreción de determinadas hormonas que ocasionan una alteración de los ritmos biológicos, que deben adaptarse a las nuevas condiciones ambientales, más exigentes en el consumo diario de energía.

Lo más habitual es que los síntomas de la astenia primaveral desaparezcan por sí solos en un máximo de dos semanas. Sin embargo, si tu sensación de cansancio o tristeza persiste en el tiempo (durante más de 20 días), debes consultar al médico, porque podría tratarse de otro problema subyacente. Además, las personas que tienen alergia también suelen presentar algunos de estos síntomas.

 

PREVENCIÓN

En cuanto al tratamiento, no existe algo específico para reducir los síntomas de la astenia primaveral. No obstante, si eres previsor, puedes acelerar la adaptación de tu organismo adoptando una serie de medidas:

  1. Anticiparse al cambio horario adaptando gradualmente tu rutina diaria a la nueva hora
  2. Realizar ejercicio físico moderado: al menos 30 minutos diarios.
  3. Adaptar tu alimentación a las nuevas condiciones ambientales: alimentos menos hipercalóricos y más frutas y verduras frescas y hortalizas (arroz, pasta, legumbres, patatas), sin olvidar los alimentos de origen animal (carne, pescado y huevos).
  4. Hidratarte correctamente
  5. No fumar, no tomar bebidas alcohólicas, no abusar del café ni de las bebidas excitantes.
  6. Mantener una buena rutina de sueño, intentar dormir ocho horas diarias, o las que sean necesarias para sentirnos descansados.
  7. No tomar vitaminas sin prescripción médica: la automedicación nunca es buena, pero en este caso, si la dieta es la adecuada el organismo tendrá las vitaminas que necesita.

 

En definitiva, si al principio de la primavera te notas más cansado de lo habitual, con menos fuerzas y concentración y te sientes triste, es probable que estés sufriendo astenia primaveral.
 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
¿Qué es la astenia primaveral? Síntomas, causas y cómo tratarla