• viernes, 18 de junio de 2021
  • Actualizado 02:35

 

 
 

SOCIEDAD

'El lugar de las abejas': historia de la Cruz Negra y los orígenes de la calle Abejeras

Actualmente, la calle Abejeras en Pamplona, que empieza donde se ubica la Cruz Negra y que termina en el puente de Esquiroz, tiene un aspecto muy distinto al que presentaba hace más de medio siglo.

La Cruz Negra situada al principio de la calle Abejeras en Pamplona. PABLO LASAOSA
La Cruz Negra situada al principio de la calle Abejeras en Pamplona. PABLO LASAOSA

Hasta hace 50 años, la calle Abejeras tan solo era un camino sin asfaltar con casas de campo y huertas.

A día de hoy, esta calle de Pamplona, que empieza donde se halla la Cruz Negra y que termina en el puente de Esquiroz, tiene un aspecto muy distinto al que presentaba hace más de medio siglo. 

 

¿Sabes qué es la Cruz Negra? ¿Conoces la historia de la calle Abejeras? Te contamos todo.

 

LA CRUZ NEGRA

En el año 1953 la antiquísima Cruz Negra, de la que se tiene constancia por primera vez en 1637 aunque se cree que existía desde mucho antes, todavía permanecía en su emplazamiento original, enfrente de donde se ubica actualmente el edificio de la Caja Rural de Navarra.

En 1756, la cruz, hasta entonces de madera, fue sustituida por una de piedra porque con el paso de los años y las inclemencias del tiempo se pudría, a pesar de estar cubierta por una capa de brea con el fin de impermeabilizarla, como parece indicar su nombre.

Además, en vez de destruir la antigua cruz de madera, optaron por trasladarla a otro lugar, y la pintaron de verde para que no hubiera dos cruces con el mismo nombre y ello pudiera originar confusión en el futuro.

La única reforma que sufrió la Cruz Negra tuvo lugar en 1952 y consistió en rehacerle el pie, que se hallaba bastante deteriorado, dándole una forma cilíndrica y consolidándolo con dos cuerpos de piedra de cantería, según cuenta el doctor José Joaquín Arazuri, en su obra ‘Pamplona, calles y barrios’

En abril de 1974, a raíz de la construcción de la plaza de los Fueros, la Cruz Negra se desmontó y se depositó provisionalmente en un almacén municipal. Unos meses más tarde, fue reconstruida y vuelta a colocar en su actual ubicación, a pocos metros de su emplazamiento original. 

A día de hoy, permanece semioculta y algo olvidada entre los pinos al inicio de la acera derecha de la calle Abejeras.

 

ORÍGENES DE LA CALLE ABEJERAS

La calle Abejeras tomó su nombre del viejo camino de Abejeras, mencionado en documentos municipales de 1667, y de la traducción del topónimo Erletokieta o Erleteguieta que significa ‘lugar de abejas’ (erle: abeja / tegui: lugar), según explicaba el oficial del Archivo del Ayuntamiento de Pamplona, Elías Martínez de Lecea, en un trabajo que publicó en 1966 sobre los antiguos términos de Pamplona.

El nombre original fue el de los Abejares, que aparece como referencia de la localización de una viña en el año 1595. Más tarde, en 1620, figura ya en otro documento con el nombre actual. Además, otra escritura de 1716 se refiere al término de las Abejeras, “antes llamado el Soto”. Otra escritura posterior, de 1784, sitúa una viña de la parroquia de San Nicolás en esta zona de Pamplona.

Además, entre los bienes pertenecientes al conde de Ezpeleta en 1798 figuraba una viña de 6 peonadas en el término de la Cruz Negra o Abejeras, según el pionero en el estudio de la toponimia pamplonesa, Ignacio Baleztena.

Una noticia posterior, del año 1835, hace referencia al “camino de la Cruz Negra a Donapea, que cruza el Sadar por el puentecillo de Esquiroz”. 

 

URBANIZACIÓN DE LA CALLE ABEJERAS

La construcción de la actual plaza de los Fueros, entre 1973 y 1975, supuso un cambio en el comienzo de la calle Abejeras e hizo que desapareciera la arboleda que había antes de llegar a las casas de la Diputación, que llevan los números 2 al 14.

Además, también se derribó el chalet que fue la primera casa que hubo en el lado izquierdo del camino de Abejeras. En este solar y el del jardín que lo rodeaba se levantó un edificio, que hoy lleva los números 1 y 3 de esta calle de Pamplona.

La calle Abejeras se encuentra en medio de los barrios de Iturrama y de la Milagrosa. A partir de los años 80, se habilitaron pasos transversales por debajo del nivel de la calle para los coches. El primero de ellos para comunicar con la avenida de Zaragoza, el barrio de la Milagrosa y la calle Sangüesa; y el segundo, con el barrio de Azpilagaña

Además de continuar edificando, una de las mejoras urbanas más recientes fue la instalación de un ascensor público que une la calle Abejeras con la avenida de Zaragoza.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
'El lugar de las abejas': historia de la Cruz Negra y los orígenes de la calle Abejeras