PREMIUM  BALANCE DE LEGISLATURA

Barkos otorgó señal a ETB en Navarra sin concurso tras calificar la cadena a los españoles de "chonis y paletos"

El Gobierno foral adjudicó a dedo la única licencia de TDT que había quedado libre y se la regaló al PNV para fomentar el odio a España y alabar a Uxue Barkos, trabajadora en excedencia de la cadena. 

Algunos de las personas entrevistadas por ETB para mostrar su odio hacia España
Algunos de las personas entrevistadas por ETB para mostrar su odio hacia España  

Uxue Barkos decidió permitir durante la presente legislatura que ETB entrara a Navarra a través de la TDT mediante la cesión del único canal disponible en Navarra tras no convocar un concurso público al quedar una licencia vacante (Nafar Telebista). Se hizo todo a dedo

De esta manera, la televisión pública vasca que dirige y controla el PNV comenzó en agosto de 2018 a emitir de manera "oficial" provocando así la competencia desleal en cadenas privadas de Navarra que sí consiguieron su licencia mediante concurso. 

Los partidos navarros no tardaron en criticar esta "fórmula tramposa" que ha permitido a la televisión vasca que su segundo canal se vea en toda la Comunidad foral como si fuera la televisión autonómica oficial. 

Hay que recordar que Uxue Barkos es trabajadora en excedencia de ETB, empresa a la que ha favorecido con sus decisiones. 

"El gobierno ha entregado la señal eludiendo el concurso de licencias previo que la ley señala con el fin de ofrecer la posibilidad de que las televisiones navarras puedan optar al mismo”, argumentaron desde UPN ante lo que calificaron como “la entrega y sumisión de Barkos al Gobierno vasco". 

De esta manera se impidió la "concurrencia de los operadores de televisión navarros y en su lugar lo otorga ‘a dedo’ en favor del ente público vasco”.

Ya en 2015, Barkos consintió que la ETB operase en Navarra de manera ilegal y perjudicando la señal de las televisiones navarras que ejercían conforme a la ley.

La cadena pública vasca desplegó todo su arsenal sobre la Comunidad foral a la vuelta del verano de 2018 y se convirtió el altavoz de Uxue Barkos y Bildu.

INSULTOS A LOS ESPAÑOLES

Todo esto ocurrió después de la emisión de un programa en el que los radicales vascos utilizaran el medio público para insultar y menospreciar a los españoles. "Paletos y chonis con un himno que hace vomitar". Este fue el resumen que la televisión pública vasca (ETB) controlada por el PNV de la presidenta de Navarra, Uxue Barkos, hizo sobre los españoles en su intención de inocular el odio y el racismo a todo lo que no sea vasco y abertzale

Se emitió un reportaje en el que se mofaban de los españoles, sus costumbres y caía en la más absoluta xenofobia, al más puro estilo de Sabino Arana, fundador del PNV y creador de la ikurriña.

El programa "Euskalduna naiz, eta Zu" se emitió con el objetivo de denigrar a España y a sus habitantes. Como excusa, los supuestos reporteros, que en todo momento se ríen con las respuestas de sus entrevistados, preguntaban a supuestas figuras de referencia vascas sobre su visión de España o de los españoles.

Nada más comenzar el programa ya hacía un primer resumen de su visión de los españoles: son "fachas" (imaginan a Aznar), "paletos" que viven en pueblos como el navarro de Villafranca, "chonis" y "progres que se quedaron en el 68 y que votan al PSOE". Todo ello lo presentan con dibujos de mofa y banderines de España. 

El plato fuerte del programa, sin embargo, comenzó con las entrevistas a personas que ETB considera de relevancia pública y social para trazar una buena idea de lo que es España.

Fermín Etxegoien, escritor y periodista, habla de algo "traumático" al referirse a España, mientras que Josebe Iturrioz, que se presenta como activista feminista, habla de "opresión". 

La actriz Sara Cozar es una de las que más ridiculiza a España, país que para ella significa "vacaciones y chiringuito". El también actor Joseba Apaolaza explica que, en realidad, España tiene ese nombre porque "Mongolia ya estaba cogido". Todo ello lo dice entre las risas de los entrevistadores de la cadena vasca, que se divierten con la gracia del insulto al país. 

Alex Sardui comenta que los españoles siempre se quieren hacer amigos tuyos, pero él les dice "quita, quita".  La actriz Miren Gaztañaga, una de las más radicales del programa y que muestra su auténtica aversión al diferente, resume la cultura de los españoles a su entender: "Son un poco atrasados, me viene la imagen de un cateto".

"Son orgullosos con un punto de ignorantes", mantienen Julen y Antton Tellería, que piensan que los españoles se conforman con ganar el Mundial mientras están en plena crisis y "deben una millonada a Europa". Los dos entonan con mofa la canción "yo soy español" que se cantaba durante los éxitos deportivos de la selección. 

Para el cantante Xabier Saldias, no hay nada de España que le guste, mientras que para Zuriñe Hidalgo, los españoles se dedican a "piropear a la mujer, te tratan como si fueras ganado".  Por supuesto, no falta el momento de criticar a los "señoritos andaluces y a los toros", algo que mimetizan con el "machismo".

Durante el programa se deja bien claro que a los euskaldunes no les gustan los "símbolos españoles", que el propio programa identifica con una guitarra, un abanico, un sombrero o el toro de Osborne

También se dibuja a la Guardia Civil como elemento a eliminar del País Vasco, con el clásico dibujo reduccionista de un personaje enfadado y con bigote.  En el mismo momento se hace referencia a que los españoles llenen los campos de fútbol con banderas para ver a la selección, pero no San Mamés, el estadio fetiche del nacionalismo vasco.

Los entrevistados consideran que la bandera de España es "un horror" y se oyen expresiones como ésta: "Qué asco me da esa bandera. Es asquerosa". "La combinación de colores es horrible", añaden.

De nuevo los entrevistadores de la ETB y los personajes entrevistados se ríen de forma permanente con ironías sobre la bandera de España. "A mí me arrestaron en la mili por negarme a besar la bandera", presume otro de los entrevistados entre las carcajadas de los entrevistadores. 

Sobre el himno de España, Miren Gaztañaga explica que le entran ganas de apagar la televisión cuando lo oye mientras que a la feminista Josebe Iturrioz le entran ganas de vomitar: "No no lo soporto".

Para los personajes entrevistados en el programa, todos muy orgullosos de ser vascos, los personajes con los que identifican a España son Federico Trillo, Isabel Pantoja o Bárcenas, aunque también hay momentos para decir que Arévalo es el prototipo de español. 

El programa del odio contra el diferente y lleno de insultos y desconsideraciones termina con un entrevistado diciendo que "lavaría con lejía la camiseta de España" si alguno de sus hijos la tuviera en casa. 

Toda una hora de racismo y xenofobia contra España sufragada con el dinero público en la televisión controlada por el PNV. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Barkos otorgó señal a ETB en Navarra sin concurso tras calificar la cadena a los españoles de "chonis y paletos"