• viernes, 27 de mayo de 2022
  • Actualizado 14:22

 

 
 

SALUD

Salud pide acatar restricciones: "La vacuna es imprescindible, pero insuficiente"

La vacunación en Navarra ha permitido evitar 24.000 infecciones, 4.110 ingresos hospitalarios, 500 ingresos en la Unidad de Cuidados Intensivos y 850 defunciones.

La consejera de Salud, Santos Induráin, analiza la situación epidemiológica y sanitaria de Navarra, acompañada por el director general de Salud, Carlos Artundo, y la directora gerente del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra, Mª Ángeles Nuin Villanueva. IÑIGO ALZUGARAY
La consejera de Salud, Santos Induráin, analiza la situación epidemiológica y sanitaria de Navarra, acompañada por el director general de Salud, Carlos Artundo, y la directora gerente del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra, Mª Ángeles Nuin Villanueva. IÑIGO ALZUGARAY

La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, Santos Induráin, ha destacado que las nuevas restricciones ante la extensión del Covid-19, que han entrado en vigor este miércoles, permiten "ganar tiempo" y permiten "preservar la capacidad del sistema sanitario para dar respuesta a las necesidades Covid y no Covid, algunas de ellas indemorables".

Así lo ha indicado en una rueda de prensa en la que ha comparecido acompañada del director general de Salud, Carlos Artundo, y la directora gerente del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN), Marian Nuin. Unas medidas, ha resaltado Indurán, que se han trabajado con Aragón, La Rioja, Euskadi, Cantabria y Asturias "buscando un consenso" al tener una situación epidemiológica muy similar".

La variante Ómicron supone ya el 42 % de los contagios en Navarra, cuando hace dos semanas tenía una incidencia del 2,5 % de los casos, según ha indicado Marian Nuin, que ha destacado que por cada contagio hay otros 2,35.

La consejera Induráin ha afirmado que "a pesar de la alta incidencia de esta ola, no es comparable con primera", y ha apuntado que sin las altas tasas de vacunación, con este número de contagios, "estaríamos hablando de otra situación".

Artundo ha asegurado que se trata de "adaptarse a la situación, por mucho cansancio acumulado que tengamos", porque cree que "lo que no podemos hacer es desistir". "No podemos transmitir certezas, pero sí tranquilidad", ha indicado el director de Salud, antes de afirmar que "Navarra es líder en incidencia en Europa".

Induráin ha explicado que este miércoles ha entrado en vigor la orden foral con las nuevas restricciones en Navarra que contempla, entre otras medidas, el horario de cierre de una serie de locales y actividades entre la 1.00 y las 6.00 horas, y la extensión del pasaporte Covid a varios establecimientos. También ha entrado en vigor la "readaptación" del protocolo de rastreo volcando el sistema de detección y vigilancia hacia los casos de Covid-19 con síntomas y en personas y espacios, como el sociosanitario.

Induráin ha llamado a no observar estas medidas como individuales sino dentro de "un paquete más amplio de actuaciones" dentro de "nuestras líneas de actuación en esta pandemia" centrada en la prevención, la detección y la vacunación.

La consejera ha subrayado que estas intervenciones "por sí solas no son suficiente" pero "de manera sinérgica acaban dando sus frutos y unas permiten ganar tiempo para que otras vayan dando efectividad". Además, ha destacado que permiten "preservar la capacidad del sistema sanitario para dar respuesta a las necesidades Covid y no Covid, algunas de ellas indemorables". Un sistema, ha dicho, que hay que "seguir reforzando con recursos materiales y humanos en este ciclo".

LA VACUNA "IMPRESCINDIBLE, PERO INSUFICIENTE"

"La vacuna es imprescindible, pero insuficientes", ha sentenciado el director general de Salud, Carlos Artundo, quien ha vuelto a culpar a los ciudadanos de saturar la Atención Primaria y las Urgencias con asuntos que ha considerado "no urgentes". "Algunos han ido para hacerse pruebas de antígenos para algunos eventos", ha señalado el director general de Salud un día después de que el Gobierno al que pertenece anunciara que iba a dejar de hacer pruebas diagnósticas a contactos estrechos asintómaticos y personas con sintomatología leve.

La vacunación contra el Covid-19 en Navarra ha permitido evitar 24.000 infecciones, 4.110 ingresos hospitalarios, 500 ingresos en la Unidad de Cuidados Intensivos y 850 defunciones, según las simulaciones del Instituto de Salud Pública de Navarra.

Asimismo, Santos Induráin ha resaltado que alrededor de mitad de las personas que están ingresadas en la UCI no estaban vacunadas. En este sentido, ha valorado la "gran respuesta ciudadana" y el "enorme trabajo de los equipos de vacunación".

Según ha informado, en la Comunidad foral ya se han administrado más de 1,2 millones de dosis y 537.544 personas tienen la pauta completa, el 92% de los mayores de 12 años y el 85% incluyendo a los menores de entre 5 y 11 años, los últimos en incorporarse al proceso de vacunación. En este tramo, un 24,8% ya tienen la primera dosis y un 46,2% están o citados o vacunados.

Respecto a la tercera dosis de refuerzo, ya la han recibido un 92,6% de los mayores de 70 años y un 85,6% de la población entre 60 y 69 años. En el tramo de 50 a 59 años ya se ha vacunado a un 21% y el 63% ya están citados o vacunados.

Induráin ha afirmado, además, que la implantación y extensión del pasaporte Covid, que ya se han descargado más de 460.000 ciudadanos, ha "potenciado la vacunación en franjas de edad donde había más reticencia" como entre 30 y 39 años, con un 80% con una dosis, y de 40 a 49 años, con un 90% con al menos una dosis. También ha valorado que "ha estimulado" la vacunación sin cita en Forem con más de 10.000 personas vacunadas.

La consejera se ha mostrado convencida de que la "aceleración" de la vacunación va a permitir que "muy pronto" se llegue a la vacunación general de 200.000 navarros de más de 60 años, una población que "tradicionalmente eran las que tenían más riesgo de ingresos y complicaciones".

Santos Induráin ha reconocido que el sistema sanitario está "muy tensionado" pero ha precisado que "tampoco es comparable con lo que fue la primera etapa del Covid", cuando no había una vacuna.

No obstante, ha llamado a ser "muy prudentes" porque "sólo por el efecto cuantitativos de unas incidencias tan altas, tarde o temprano hay un decalaje que hace que haya ingresos y fallecimientos". Igualmente, ha llamado la atención ante la "sobrecarga y congestión" de la Atención Primara en el seguimiento y detección de casos leves.

UN SISTEMA DE SALUD "TENSIONADO"

Asimismo, el director general de Salud, Carlos Artundo, ha llamado al "sentido común", la "responsabilidad" y la "empatía" de la ciudadanía para "contribuir a disminuir la transmisión comunitaria" del Covid-19 en la Comunidad foral para "evitar que se puedan producir situaciones de colapso" en el sistema sanitario.

En una rueda de prensa, Artundo ha destacado que "tenemos fiestas pendientes" como la Nochevieja, Año Nuevo y Reyes y ha llamado a la "colaboración y el compromiso conjunto de la comunidad" para "adaptarse a esta nueva situación". Así, ha pedido que las celebraciones se realicen en "formato pequeño", primando exteriores sobre interiores y garantizando la ventilación. En este sentido, ha pedido que "las cosas prescindibles se dejen para más adelante" y "estar a la altura de lo que toca por mucho agotamiento que tengamos". "No podemos desistir de la responsabilidad, ni nosotros como Departamento de Salud, ni el conjunto de la comunidad", ha insistido.

Según ha explicado, "la variante Ómicron ha cabalgado sobre la Delta" y "cuando ya empezábamos a entrar en una fase de meseta y con indicadores a la baja", ha llegado esta nueva variante con un "impacto tremendo" y "repuntes que no se conocían hasta ahora" marcando las cifras de incidencia "más altas de toda la pandemia en Navarra y las más altas del Estado y de Europa".

A ello ha sumado que el sistema sanitario está "tremendamente tensionado" y ha indicado, como ejemplo, que la última semana, la Atención Primaria ha incrementado su actividad entre un 50% y un 80%. Además, el Hospital Universitario de Navarra contaba ayer con una ocupación global del 86%, lo que "prácticamente es estar al completo", ha advertido.

Cifras que muestran "cuál es el nivel de tensionamiento del conjunto del sistema sanitario" porque, ha subrayado, "no sólo tenemos Covid, tenemos no Covid" y hay "necesidades de salud de gente que tiene que ser atendida".

Así pues, Artundo ha destacado que "toca adaptarse a esta nueva situación" adaptando el sistema sanitario "a lo que hay, a lo que se puede hacer". "A lo mejor no es lo ideal y habrá que volverlo a replantear, pero es una adaptación a la realidad de la pandemia en este momento", ha recalcado.

Así, ha señalado que hay que al conjunto de la ciudadanía "nos toca también adaptarnos a esta nueva situación pandémica" y ha destacado que "a pesar del agotamiento de la sociedad y del sistema, no podemos desistir ni negar la realidad ni esconder la cabeza".

Según ha resaltado, el objetivo "debe ser garantizar y proteger la salud pública", lo que pasa por "disminuir la transmisión comunitaria" que "está desbocada", a la vez que "reforzar y proteger nuestro sistema sanitario para prevenir que pueda colapsar". Por ello, ha incidido en la importancia de "utilizar bien los servicios sólo cuando son procesos graves y no demorables" y no "para cuestiones banales" o para "hacerse test de antígenos para cualquier situación social".

Carlos Artundo ha afirmado que el sistema sanitario, tanto público como privado, "es fuerte" pero "tenemos que evitar que se puedan producir situaciones de colapso, que es la amenaza mas grave que tienen los sistemas sanitarios en España y Europa". A ello ha unido el incremento de los contagios entre profesionales sanitarios que "es una amenaza bien clara y tenemos que intentar prevenirlo".

El director general de Salud ha llamado a "posibilitar una transición gestionable" para que "podamos mantener el sistema sanitario funcionando, atendiendo lo Covid y no Covid". Ha deseado que "se validen las hipótesis" que dicen que la Ómicron podría marcar el final de la pandemia, pero ha señalado que "nos gusta ser cautos y en esta pandemia global no avanzar los finales porque siempre que alguien lo ha hecho se ha equivocado".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Salud pide acatar restricciones: "La vacuna es imprescindible, pero insuficiente"