• jueves, 05 de agosto de 2021
  • Actualizado 21:52

 

 
 

SALUD

Navarra confirma un brote de 16 casos de la variante india "ya acotado y controlado"

Los casos probablemente debidos a la variante Alfa supusieron el 75% y los debidos a variantes o con mutaciones preocupantes para la salud pública el 20%.

Una chica camina por las calles de Pamplona durante la crisis de la pandemia del coronavirus. MIGUEL OSÉS
Una chica camina por las calles de Pamplona durante la crisis de la pandemia del coronavirus. MIGUEL OSÉS

En el último Informe Epidemiológico del ISPLN, correspondiente a la semana del 14 al 20 de junio se han confirmado 316 casos por PCR o por antígeno (48 por 100.000 habitantes), lo que supone un suave descenso del 12% respecto a la semana anterior en la que se registraron 358 casos por PCR o por antígeno (54 por 100.000 habitantes).

Aumenta la proporción de casos de Covid-19 que se detectan con síntomas y con ámbito de transmisión desconocido. El 78% de los nuevos casos eran sintomáticos, y el 64% habían sido contactos estrechos de otros casos confirmados.

El ámbito del domicilio fue responsable del 43% de los casos, los que desconocen el origen de la infección fueron el 36%, y el ámbito social supuso el 14% de los casos. El ámbito laboral estuvo relacionado con el 2,8% y el escolar en el 2,5% de los casos.

Aumenta el número de casos en el grupo de 15 a 34 años (22%), y desciende en menores de 14 años (38%) y en el grupo de 35 a 54 años (26%). La incidencia vuelve a superar 100 casos por 100.000 en el grupo de 15-34 años.

Tasas similares en las tres áreas de Salud: Pamplona (43 casos por 100.000), Tudela (29 por 100.000) y Estella (43 por 100.000). Esta semana no se han confirmado casos en personas residentes en centros socio-sanitarios.

Los casos probablemente debidos a la variante Alfa supusieron el 75% y los debidos a variantes o con mutaciones preocupantes para la salud pública el 20%.

Estas variantes se ven asociadas con mayor probabilidad de ingreso hospitalario y podrían conllevar mayor transmisibilidad y cierto grado de evasión al efecto de la vacuna.

En cuanto a la cepa Delta, Navarra ha confirmado por secuenciación 16 casos relacionados a un brote ya acotado y controlado. Como es sabido, la Comunidad Foral cuenta con un protocolo reforzado de detección (secuenciación sistemática), seguimiento (rastreo retrospectivo de 72 horas) y aislamiento (cuarentenas de 14 días en vez de 10) para los casos y brotes relacionados para este tipo de variantes. El objetivo es evitar una propagación de este tipo de cepas cuya presencia es creciente también a nivel estatal e internacional.

CONTINÚA EL DESCENSO DE LOS INGRESOS

En la semana del 14 al 20 de junio número de ingresos hospitalarios por COVID-19 se han mantenido dentro de magnitudes similares, que pasó de 12 a 8, el de ingresos en UCI, que pasó de 2 a 1, y las defunciones, que pasó de 0 a 1. Los hospitalizados esta semana tenían entre 23 y 81 años, y la mitad tenían menos de 45 años.

Los riesgos de hospitalización, de ingreso en UCI y de fallecimiento siguen siendo altos entre los casos confirmados de COVID-19. En los casos confirmados entre el 5 de abril y el 6 de junio, el 6,5% requirió ingreso hospitalario, 7,7 por mil ingresó en UCI y 5,7 por mil falleció a causa del COVID-19.

El riesgo de hospitalización entre los casos confirmados de COVID-19 supera el 20% en mayores de 65 años y el 8% a partir de 45 años. El riesgo de ingreso en UCI supera el 2% de los casos de 55 a 64 años y el 4% de los casos de 65 a 74 años. El riesgo de defunción supera el 2% desde los 65 años, el 6% desde los 75 años y el 13% en mayores de 85 años.

EFECTIVIDAD DE LA VACUNA

Según los datos más recientes, la efectividad promedio de las vacunas de Covid-19 en Navarra es del 43% con una dosis y del 80% con pauta completa para prevenir casos sintomáticos del COVID-19, y para prevenir ingresos hospitalarios por COVID-19 es del 73% con una dosis y del 89% con vacunación completa.

La efectividad de las vacunas para prevenir todas las infecciones, incluidas las asintomáticas, es algo inferior, del 36% con una dosis y del 66% con dos dosis; y por ello, los vacunados han de tomar precauciones adicionales para no infectarse y no contagiar.

Desde el comienzo de la vacunación en Navarra se estima que se han prevenido por efecto directo de la vacuna más de 1.000 infecciones sintomáticas, más de 500 ingresos hospitalarios, más de 40 ingresos en UCI y más de 200 defunciones por COVID-19. A este impacto hay que sumar el efecto indirecto de reducción de la circulación de coronavirus por la inmunidad creciente de la población.

Las personas vacunadas, se advierte en el informe, todavía pueden adquirir la infección, presentar formas graves, y también transmitir la infección, por lo que deben seguir manteniendo las medidas preventivas de protección.

En Navarra, durante este año, se han confirmado 290 casos, 29 hospitalizaciones, un ingreso en UCI y 11 defunciones por COVID-19 en personas que habían recibido la vacunación completa”.

Si se comparan estos datos con el total de los casos, hospitalizaciones, ingresos en UCI, y fallecimientos que se han producido desde mitades del mes de enero (fecha en la que se comenzaron a administrar las segundas dosis a los primeros vacunados), se observa que los casos de Covid-19 en personas vacunadas suponen el 1,6% del total de registrados desde enero; las hospitalizaciones, el 2,9%; los ingresos en UCI, el 1,6%; y los fallecidos el 5,6%. En lo que respecta a las edades de las 11 personas fallecidas, seis tenían más de 90 años y cuatro más de 80 años.

EFECTIVIDAD E IMPACTO EN CASOS GRAVES

Según concluye el Informe, “la rápida progresión en la cobertura vacunal y la progresiva suavización de algunas medidas preventivas en la población, explican el equilibrio que se manifiesta en estos cambios suaves en la incidencia. No es descartable que puedan producirse nuevas ondas epidémicas si el aumento de la interacción social rompe el balance mencionado, o si llegan a extenderse variantes que evadan el efecto de la vacuna, pero con la cobertura vacunal creciente, el impacto esperado será menor”.

A pesar de que los niveles de incidencia son moderados, “todavía está circulando el coronavirus y se puede reactivar su incidencia”, se advierte en el Informe.

La vacunación completa reduce mucho el riesgo de presentar enfermedad grave, y notablemente el riesgo de infección ante un contacto con un caso. Sin embargo, “el balance positivo se reduce si la vacunación se acompaña de una modificación de conductas con aumento de las exposiciones al virus”.

En el Informe se recuerda que el efecto máximo de la vacunación no se alcanza hasta 14 días después de completar la pauta.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra confirma un brote de 16 casos de la variante india "ya acotado y controlado"