PREMIUM  PAMPLONA

Los secretos de un comercio centenario en Pamplona que 'descorcha' pasión por el vino

Desde 1890 la 'Vinoteca Murillo' está presente en la calle San Miguel de la capital navarra con su tercera generación familiar.

'Vinoteca Murillo' en la plaza de San Nicolás de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
'Vinoteca Murillo' en la plaza de San Nicolás de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY  

Durante décadas Pamplona ha ido cambiando, evolucionando a los nuevos tiempos. Pero hay negocios que perduran, que se mantienen ante todo tipo de modas, cambios y alteraciones.

Ese es el caso de la 'Vinoteca Murillo', situada en uno de los lugares más privilegiados de la capital. Desde que se fundara en 1890 por Aniceto Muniain, en la calle San Miguel, ha estado acompañando el día a día de sus vecinos.

Ahora es la tercera generación familiar quien continúa con el negocio. "Me llegó el turno y me puse a trabajar aquí desde que tenía 14 años. Es algo que siempre me ha gustado y teniendo en cuenta mi edad, no va a cambiar", afirma José Ignacio Murillo. 

Uno de los cambios que más han afectado a este tradicional negocio familiar ha sido el corte al tráfico que ha sufrido el Caso Antiguo. "Nos ha afectado porque, por ejemplo, nuestros clientes no puedan dejar sus coches en las calles de Sarasate o Navas de Tolosa. Ya que una caja de pacharán pesa 11 kilos y una de vino 9, no te lo puedes llevar tan fácil si no dispones de vehículo", argumenta Murillo.

Pese a que los vehículos nunca han podido acceder hasta la céntrica vinoteca, el dueño señala que el impacto de esta medida les afectó "mucho" durante los primeros meses.

CLIENTES DE BUEN PALADAR

"Las clientes más habituales son mujeres, tradicionalmente han sido ellas quienes han comprado el vino para casa", afirma Murillo. 

Más allá de los clientes habituales y vecinos, muchos de los que acuden a la vinoteca son turistas. Durante las vacaciones, el verano o en los puentes se incrementa su asistencia ya que la tienda está situada en una de las zonas más visitadas de Pamplona.

La Vinoteca Murillo situada en el Casco Antiguo de Pamplona. ALZUGARAY

Desde que esta aventura familiar se iniciara en 1890 la esencia se ha mantenido. "Para el tipo de negocio y la mercancía que vendemos uno se da cuenta que mucho no se puede cambiar. Para vender vino esto ha estado siempre bien ideado", argumenta.

Muchos de los clientes que acuden a la céntrica vinoteca pamplonesa piden asesoramiento, aunque según indica José Ignacio "la gente sabe más de vino que antes".

Pese a que en España ha habido siempre una gran tradición vinícola, en otros países tienen un paladar más fino.

"Aquí vienen turistas de otras culturas que saben más, como por ejemplo los ingleses. Ellos siempre han estado metidos en todos los eventos vinícolas, nunca han sido productores pero sí consumidores y comerciantes. Viene un turista inglés y ya sabe lo que quiere, aunque pidan consejo", concluye.

EL VINO SIEMPRE ESTÁ DE MODA

Habrá negocios o sectores que sufran sus alteraciones y cambios, pero hay otros, como el del vino, que perduran durante décadas.

"Ha habido épocas donde se ha vendido muchísimo más. Ahora se vende menos vino, pero es de más calidad y precio", señala su dueño.

Lo que sí han cambiado han sido los hábitos en el consumo del vino. Tradicionalmente el vino ha estado presente en el ámbito familiar, "estaba en los hogares como el pan".

La Vinoteca Murillo situada en el Casco Antiguo de Pamplona ALZUGARAY

"Mucha gente ahora en las comidas ya no bebe vino. Ahora se consume más durante el fin de semana, como regalo en las celebraciones", indica Murillo.

Pese a que ya no está tan presente en el día a día, sí ha aumentado el vino como regalo. Se trata de un obsequio muy socorrido de cara Navidades o demás celebraciones, ya que "por 20 euros te puedes llevar dos botellas de buena calidad".

UN SECTOR DE GRAN COMPETENCIA

"Cuando empecé a trabajar cerca de nuestra zona había tiendas de vino en la calle San Antón, San Francisco, Estafeta o la plaza del Castillo. ¡Estábamos rodeados de competidores!", afirma Murillo.

La mayoría de estos negocios ya no existen, la competencia hoy en día es otra: los supermercados. 

De todas formas, el cliente que acude a un supermercado o a una vinoteca especializada no parecen ser el mismo perfil.  

"El que va a un supermercado lo hace por comodidad, allí no van a encontrar un producto más concreto y específico. En esos establecimientos tienen vinos más conocidos", argumenta.

El dueño del local familiar añade que tanto ellos como las hostelerías son los que "hacen las marcas", ya que después cogen fuerza y son los supermercados quienes acuden a ellas.

EL VINO NAVARRO LÍDER EN VENTAS

Uno se pierde entre tanta botella en la  'Vinoteca Murillo', pero el producto que más se vende es el local, el navarro. 

"El vino de Navarra aquí es el número uno. Es con diferencia lo que más se vende, el consumidor de aquí prefiere lo local", afirma José Ignacio.

El producto navarro, con los años, le ha ido quitando terreno al riojano. Incluso el cliente de fuera que acude a la vinoteca pamplonesa demanda los vinos navarros.

La Vinoteca Murillo situada en el Casco Antiguo de Pamplona. ALZUGARAY

"Ahora es una época buena para el sector local. Navarra tiene una buena relación calidad precio, posiblemente sea la mejor de España", señala.

Esta relación calidad precio hacen que sea accesible a la gran mayoría de los bolsillos, ya que muchos no están dispuestos a gastar grandes cantidades en los Rioja o Ribera del Duero.

La botella más antigua que se puede encontrar en la vinoteca data de 1925, se trata de un 'Marqués de Murieta' reserva especial. También se encuentran otras piezas de museo, como alguna botella de 1934.

Estos productos están bien conservados y existe cierta demanda tras ellos. "Hay un mercado pequeño de vinos antiguos, porque se trata de un capricho caro. Su demanda está enfocada para regalos. He vendido alguna botella por 250 euros", comenta el dueño.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los secretos de un comercio centenario en Pamplona que 'descorcha' pasión por el vino