• viernes, 18 de junio de 2021
  • Actualizado 02:18

 

 
 

COMERCIO LOCAL

'Sushi House', un pedazo de Japón y Taiwán en el corazón de Pamplona

Especializado en tés de burbujas y sushi, este restaurante de sushi a domicilio abrió sus puertas en Pamplona el pasado mes de marzo.

Uno de los trabajadores del nuevo restaurante Sushi House, ubicado en el Paseo de Sarasate  PABLO LASAOSA
Uno de los trabajadores del nuevo restaurante Sushi House, ubicado en el Paseo de Sarasate. PABLO LASAOSA

El pasado 16 de marzo, Sushi House, un pedazo de Taiwán y Japón, abrió sus puertas en Pamplona, concretamente en la esquina de García Castañón con el Paseo de Sarasate, donde se ubicaba anteriormente la tienda de chuches Dulce Alivio.

Sushi House está especializado en el Bubble Tea, una bebida dulce aromatizada y típica de Taiwán, que consiste en una base de té mezclada con fruta o leche. A pesar de contar con múltiples opciones y sabores, todos los tés de burbujas tienen algo en común: unas perlas, gelatinosas y similares a las gominolas, que se acumulan en la parte de abajo del vaso.

“Los tés que más se piden son los que tienen sabor a fruta, sobre todo maracuyá y mango. Aquí gustan muchísimo los sabores tropicales”, comenta Marisa, una de las trabajadoras.

'Bubble tea', la especialidad del nuevo restaurante Sushi House, ubicado en el Paseo de Sarasate. MEGAN WALLS

En cuanto al sushi, la especialidad del restaurante asiático es el onigiri, una bola de arroz con una apertura por donde se añade pescado y, posteriormente, se sella con una lámina de alga. “Los onigiri son como unas empanadillas, pero por fuera llevan arroz y por dentro están rellenos de salmón, atún, anguila... Para los que no les guste la comida cruda también pueden ser de surimi, que son palitos de cangrejo, o de salmón cocido, por ejemplo”, explica Marisa.

La familia encargada de Sushi House procede del suroeste de China, pero llevan viviendo en Vitoria desde hace casi veinte años. De hecho, fue en la capital del País Vaso donde abrieron su primer local hace aproximadamente un año. 

Uno de los trabajadores del nuevo restaurante Sushi House, ubicado en el Paseo de Sarasate. MEGAN WALLS

Todos los productos de Sushi House son para llevar y el local está abierto desde las 11.30 horas hasta las 16.00 y desde las 18.00 hasta las 22.30 horas. En el restaurante asiático trabajan cinco personas: la gerente, dos encargadas de elaborar el sushi y otras dos para preparar los tés. Además, cuentan con dos repartidores propios y trabajan con dos empresas de comida a domicilio.

“El establecimiento está muy bien ubicado, es una esquina de un paseo muy céntrico por el que pasa mucha gente. En general, estamos teniendo éxito, aunque, como en toda la hostelería, hay días mejores que otros”, afirma Marisa.

EL MEJOR SUSHI PARA PRINCIPIANTES

“Normalmente recomendamos lo que más se pide, que entiendo que es lo que más gusta”, asegura Marisa.

Como entrante, una buena opción son las gyozas, unas empanadillas al vapor rellenas de pollo, gambas o verduras.

Una buena opción para continuar son los onigiris (la bola de arroz con una apertura por donde se añade el pescado y, posteriormente, se sella con una lámina de alga) y que son su especialidad.

'Bubble tea' y sushi del nuevo restaurante Sushi House, ubicado en el Paseo de Sarasate. PABLO LASAOSA

Además, también recomiendan los uramaki, comúnmente conocidos como rolls. Cada ración está compuesta por cuatro piezas, la capa externa es de arroz y la interna es de alga. Por dentro pueden estar rellenos de multitud de alimentos: salmón, atún, gambas cocidas, palitos de cangrejo y también hay opciones vegetarianas. En Sushi House cuentan con algunas piezas de sushi hechas con arroz negro integral.

“Al final depende de las preferencias de cada persona y hay que dar opciones”, concluye Marisa.

HISTORIA DEL SUSHI

La globalización del mundo en el que vivimos provocó que el sushi saliera de Asia a finales del siglo XIX y diera sus primeros pasos en el extranjero de la mano de los propios emigrantes japoneses.

Sin embargo, el origen de este típico plato de Japón se remonta al siglo IV a.C. y a la parte suroeste del continente asiático. En aquella época, mantenían los alimentos en sal para conservarlos y, posteriormente, los dejaban fermentar con arroz. 

En el caso del pescado, tras limpiarlo, se cubría con arroz con el fin de que el proceso natural de fermentación colaborara en la conservación de éste. Esta clase de sushi recibía el nombre de narezushi y solamente se comía el pescado y se desechaba el arroz.

Fue en el siglo VIII d.C. cuando el pueblo japonés transformó lo que hasta entonces había sido un método de conservación de alimentos, en una popular manera de preparar esta comida. Los japoneses optaron por comer el arroz junto con el pescado medio crudo, dando lugar al seiseizushi.

Uno de los trabajadores del restaurante Sushi House prepara sushi. PABLO LASAOSA

Más tarde, en el siglo XVII, el médico Matsumoto Yoshichi añadió vinagre al arroz con el fin de reducir considerablemente el tiempo que debía transcurrir entre la preparación y el consumo del sushi.

Entre tanto, apareció otra modalidad, hayazushi, en la cual, en lugar de utilizar la fermentación, el arroz se combinaba con el vinagre y se ingería con pescado, verduras u otras comidas en conserva.

En el siglo XIX apareció el nigirizushi, una variedad de sushi que no precisa fermentación, pues emplea únicamente vinagre de arroz junto con cereales y diversas especies de pescado, se aderezaba con vinagre o soja y se añadía abundante sal.

Este método de elaboración, que suponía comer con las manos o con palillos de bambú, convirtió al sushi en un alimento rápido, ligero y nutritivo, lo que motivó su expansión definitiva. 

Por su forma redonda, su pequeño tamaño, su sabor dulce y la gran cantidad de almidón que presenta, el arroz glutinoso, perteneciente a la variedad japónica, es la clase de arroz que se emplea para elaborar el sushi. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
'Sushi House', un pedazo de Japón y Taiwán en el corazón de Pamplona