PREMIUM  PAMPLONA

La original historia de una librería 'low cost' de Pamplona que vende sus libros a tres euros

La librería 'Re-read' de la calle Zapatería vende libros de segunda mano a precios económicos de todos los géneros y para todas las edades.

Nuria Rodríguez y Soledad Artela, en la librería de segunda mano Re-Read de la calle Zapatería de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Nuria Rodríguez y Soledad Artela, en la librería de segunda mano Re-Read de la calle Zapatería de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY  

Los libros, como la mayoría de  las cosas en la vida, merecen una segunda oportunidad. Hasta ahora en Pamplona había librerías de antigüedades, librerías de nuevo, rastrillos y mercadillos pero faltaba una tienda acogedora en la que poder encontrar en buenas condiciones aquellos libros que hace tiempo causaron furor entre las pasadas generaciones.

En esta carencia encontraron su vocación dos amigasSoledad Artola y Nuria Rodríguez, de 41 y 46 años, cuando montaron un negocio  de lo más especial y original. Las dos trabajaban juntas en  hostelería y comercio en Basaburua,  pero su vida cambió en octubre de 2015 cuando decidieron montar Re-Read, una librería que consiste en eso, en volver a leer, como su eslogan indica: "Better than Read, Re-Read " , mejor Leer, Releer.

Los horarios de la librería abarcan desde las diez de la mañana hasta la una y media y por las tardes desde las cinco hasta las ocho. tanto entre semana como el sábado. Las dos se turnan para que la tienda esté bien atendida tanto a la mañana como a la tarde y coinciden a ratos para poder organizar el almacén o recoger libros en domicilios particulares. "Dos es el equipo perfecto porque tres no hacen falta y para una es demasiado trabajo", explican.

Librería de segunda mano Re-Read en la calle Zapatería de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

Son de la opinión, como muchos de los amantes de los libros, de que el valor de estos bienes que son tan materiales como inmateriales no se pierde del todo con el paso de los años, sino que a veces, en el caso de libros muy especiales incluso aumenta. Además de libros actuales, entre las apiladas estanterías de esta librería podemos encontrar libros de literatura clásica, incluso algunos que están descatalogados u otros tan especiales como primeras ediciones. 

De esta manera, ambas consiguen que algo que ya no puede dar más de sí para una persona pueda convertirse para otra en una nueva aventura por descubrir .

Artola y Rodríguez se toparon por casualidad con este tipo de librerías en un viaje a Barcelona y fue como una corazonada, si bien no supieron enseguida que iba a formar parte de su futuro, empezaron a darle vueltas a la idea. "Fue de casualidad, estábamos de visita cuando vimos una librería de segunda mano y nos pareció que sería maravilloso tener una así en Pamplona".

Aunque en seguida se lanzaron a la piscina, estas dos socias reconocen que tuvieron incertidumbres en un principio. "Teníamos  dudas sobre si la idea iba a funcionar aquí porque esto no es Barcelona pero no queríamos quedarnos con la sensación de no haberlo intentado, nos dio un flechazo porque nos gustan mucho los libros, leer y la segunda mano, y nos pareció que Re-Read le daba una imagen nueva al libro usado".

Una de las mejores cosas que tiene esta librería es su localización en el corazón de la ciudad, en el número 45 de la calle Zapatería. "Nos costó mucho encontrar local, los precios son altos, queríamos buscar algo que encajara con metros, precio y que fuese buena calle, un sitio de paso al que no hubiese que ir de propio", dicen.

Además de dedicarse a comprar y vender libros, en la librería se organizan diferentes actividades culturales como exposiciones. "Empezamos a hacerlo de manera puntual, pero cada vez había más artistas que preguntaban para exponer, así que en este momento estamos cambiando de exposición mensualmente. Aunque solemos tener siempre cosas diferentes casi todas están relacionadas con los libros y la ilustración".

Librería de segunda mano Re-Read en la calle Zapatería de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

Alzando la vista por encima de las frondosas estanterías de libros apilados por género, encontramos cuadros con locales antiguos de Pamplona. "Ahora la exposición que está es de un cliente  habitual, Josemari Rodríguez Yoldi,  que le gusta la historia de Navarra y se dedica a pintar lugares de Pamplona de otra época", explica Rodríguez.

COMPRA-VENTA DE LIBROS

Una de las grandes ventajas de esta librería de segunda mano son sus económicos precios. "El sistema de precios es fijo. Si compras un libro son 3€; si compras dos 5 €; si compras cinco libros, se quedan en 10€".

Los libros que habitan en esta particular librería los han comprado a diferentes personas. "Nuestro criterio es  claro sobre lo que compramos y lo que no. Pagamos 20 céntimos y tienen que estar en buen estado, pueden ser de todos los géneros y en cualquier idioma. Cada día viene gente con cajas o carros de la compra a dejarnos libros", reconocen.

"No compramos revistas ni enciclopedias, ni libros de texto, ni libros antiguos, escritos o amarillentos. Normalmente pedimos que sean una edición posterior a los años 90", explican las libreras.

ALQUILER DE LIBROS

Las encargadas del negocio cuentan que un día una productora "necesitaba una cantidad importante de libros para un decorado en un rodaje durante una semana, así que negociamos un precio diferente del de la venta y les preparamos el tipo de libro que querían y a  la semana los devolvieron".

"Se usan tanto para decoración que nos ha sucedido en más ocasiones que nos han comprado cantidades grandes de libros para decoración de algún hotel o espacios grandes", explican.

DESPRENDERSE DE LOS LIBROS

Respecto a esta cuestión, las dueñas de la librería reconocen que "hay mucha gente a la que le cuesta desprenderse de sus libros aunque sepan que nunca más los vayan a leer. Algunas de las razones más comunes por las que la gente se desprende de ellos son por herencias, porque los hijos crecen o por diferentes circunstancias de la vida como puede ser una mudanza".

"Siempre te dicen que les da pena cuando son libros interesantes o con los que tienen un estrecho vínculo pero normalmente cuesta menos cuando sabes que no van a la basura sino que los va a leer otra persona y los pueda comprar a bajo coste, es algo que da mucha tranquilidad", confiesa Artola.

"Nuestra librería es un punto de encuentro entre la gente que quiere deshacerse de los libros y la gente que busca libros y no quiere gastar demasiado o busca cosas que ya no se encuentran en las librerías de nuevo. Hay gente que compra mucho pero dice que nunca vendrá a traer un libro, hay quien compra y vende y gente que vende y que nunca ha venido a comprar aquí porque prefiere libros nuevos", relata.

LOS LIBROS QUE NO SE VENDEN

Artola y Rodríguez comentan "hemos ido depurando el criterio de compra en base a lo que sabemos que la gente busca. Conocemos al público y sabemos aquello que va a funcionar más. Los libros ocupan mucho y tenemos poco espacio, por lo que debemos afinar con la selección, aunque siempre acabas comprando algo más de lo que vendes"

Librería de segunda mano Re-Read en la calle Zapatería de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

Respecto a cuál es el futuro que les depara a aquellos libros que no se venden, las libreras explican que "los que no se venden, se llevan a la asociación a París 365 y a una trapería de San Jorge que recoge papel".

Aunque confiesan, que por suerte, "la cantidad de libros que entran y salen es más o menos igual pero a veces se quedan cosas atascadas. Hay secciones más buscadas en las que casi siempre hay  hueco pero otras andan muy justas de espacio".

EL PERFIL DE CLIENTE

Respecto al perfil de persona que suele acudir a esta librería dicen las encargadas que es "gente muy variada, de toda clase, género y edad. La gente que más tiempo pasa en la librería son las personas mayores porque tienen más tiempo libre para venir, lo que no siempre implica que compren más", explican.

A pesar de eso, los jóvenes también son asiduos a esta pequeña boutique desde que se abrió. "Nuestro público es muy diverso, estamos acostumbrados a gente muy joven como universitarios a los que les gusta leer y que no tienen demasiado dinero. Vienen también muchos niños, algunos a los que les encanta leer y otros con los que sus padres prueban suerte comprándoles libros a ver si acaban enganchándose a alguna historia", confiesan.

A pesar de la incertidumbre y las dudas iniciales, Rodríguez confiesa que "la aceptación en Pamplona ha sido muy buena porque se nota que es una ciudad en la que la gente lee y hay muchos libros. Ha habido y hay muchas librerías en la ciudad pero hay gente que viene aquí a por cosas que son difíciles de encontrar en una librería común".

Al abrir el negocio la gente del Casco Viejo, las dueñas de esta boutique recuerdan que la gente del Casco Viejo sintió "un soplo de frescura se enteraron de que iba a ser una librería y no un bar". Sin embargo piensan que "la gente también tenía desconfianza en si iba a funcionar aunque había quien te lo decía o quien no te lo decía pero lo pensaba", admiten.

LA CULTURA DE LA CIUDAD

Como dos amantes de la cultura y arduas lectoras que son, estas libreras consideran que "Pamplona es una ciudad bastante completa culturalmente hablando, ya que tanto oficialmente como alternativamente hay muchos actos, teatros y conciertos. Hay mucha gente que lleva a cabo iniciativas particulares en sus negocios o en la calle"

¿EL FUTURO DE LOS LIBROS?

La idea de abrir una librería de segunda mano parece que vaya en contra de todas las previsiones de futuro que indican que los libros acabarán siendo sustituidos por los e-books pero las dueñas de este negocio confían en la necesidad del lector de hojear y sentir ese olor a libro al abrir las tapas.

"La principal duda está en las nuevas generaciones pero a mucha gente le pasa que no siente lo mismo al leer un E-book que un libro. También depende de las circunstancias pero son cosas complementarias  y que pueden llegar a convivir según los gustos y necesidades de cada uno", confiesan.

Habrá que esperar unos años para saber si todos los libros que ocupan millones de librerías y bibliotecas en el mundo acaban recogidos en pequeños dispositivos electrónicos pero lo que está claro es que este tipo de librerías a día de hoy son todo un éxito entre todo tipo de público.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La original historia de una librería 'low cost' de Pamplona que vende sus libros a tres euros