• sábado, 27 de noviembre de 2021
  • Actualizado 01:27

 

 
 

COMERCIO LOCAL

La historia del único restaurante búlgaro en Pamplona y comarca, el asador Mejana Izvora

Ofrece un menú del día a 13 euros con platos típicos de su país y platos navarros, con música en vivo.

Bar asador Mejana, restaurante de comida búlgara en Ansoain. PABLO LASAOSA
Bilyana Dzhudzheva en el bar asador Mejana, el restaurante de comida búlgara en Ansoain. PABLO LASAOSA

Bilyana Dzhudzheva es la dueña del único restaurante búlgaro de la cuenca de Pamplona "Bar Asador Mejana Izvora", situado en Ansoáin. Natural de la localidad de Satovcha en el suroeste de Bulgaria, Bilyana tiene 47 años y lleva casi veinte en Pamplona. Sus dos hijos son navarros y ahora afronta con "gran ilusión" la reapertura del restaurante, una vez que las restricciones sanitarias desaparecen tras la pandemia del coronavirus.

El nombre del restaurante es 'Izvora' que significa nacedero. Es algo que nace. Es renacer. "Llegué a Pamplona en 2002. Mis hijos nacieron aquí. Se llaman Mikel y Enrique y tienen 17 y 15 años. Hablan mejor el español que el búlgaro y los dos van al instituto", señala Bilyana. Mikel le ayuda los fines de semana como camarero y Enrique estudia cocina.

Está 'atrapada' entre los dos países: "Este año sí hemos ido a Bulgaria, pero mis hijos no querían y tuve que volver una semana antes porque echaban de menos esto. Tengo primos y aquí están mis dos hermanos y una hermana que viven también en Pamplona. También tengo amigos y me siento mejor aquí que en Bulgaria. De verdad. Yo me quedo aquí. Vine con mi hermana Susana primero y luego llegaron mis hermanos", asegura Bilyana.

Todo lo que ha conseguido en el restaurante ha sido a base de mucho trabajo: "Aquí tengo a varias personas: dos camareras, cocinera y ayudante de cocina con los que estoy muy contenta. Hicimos la reforma del local que empezó el 2 de febrero de 2019. El 4 de mayo estaba terminado y luego hubo que esperar a las licencias de apertura nada menos que tres meses. El diseño es cosa mía y estoy agradecida porque he encontrado gente que me lo puede hacer".

Interior del restaurante búlgaro en Ansoáin. PABLO LASAOSA
Interior del restaurante búlgaro en Ansoáin. PABLO LASAOSA

En cuanto a la breve historia del bar asador, ha sido muy complicado por la Covid-19: "Abrí el 20 de agosto de 2019 y luego nada mas empezar cerramos el 14 de marzo de 2020 por tema de Covid. Es como cortarte las alas antes de empezar a volar", afirma Bilyana que se emociona recordando los meses más duros de la pandemia.

"Ya lo hemos superado. Luego abrimos según las restricciones de hostelería y se trabajó en los horarios permitidos: Ha sido muy duro pero ahora estoy contenta. Cada vez viene gente nueva que quiere probar comida búlgara. Es como hacer un viaje gastronómico con sus toques de diferencia", asegura Bilyana.

El restaurante cierra los lunes y martes. Entre semana hay más comidas los viernes, sábados y domingos. Además con música en vivo búlgara los sábados, y la terraza funciona muy bien: "Tenemos nuestras ensaladas diferentes como la de pastor que es muy completa. Los entrantes son diferentes, la carne se prepara con receta búlgara. Los callos se comen en sopa. Hay carnes variadas y la gente que prueba le gusta".

En cuanto a los platos que ofrecen a la clientela, destaca la carne: "Tenemos menú del día a 13 euros con platos típicos búlgaros y de aquí también, por si alguien no se atreve a probar y no se quede con hambre. También tenemos el asador con el solomillo, chuletón, entrecot, costillas de cordero que le gusta a todo el mundo sea de aquí o de Bulgaria. Es mejor hacer reserva previa por teléfono para hacer previsiones, para que el servicio salga bien y los clientes estén bien atendidos", asegura Bilyana.

Interior del restaurante búlgaro en Ansoáin. PABLO LASAOSA
Interior del restaurante búlgaro en Ansoáin. PABLO LASAOSA

Además, cuentan con un menú especial los fines de semana a 23,50 euros con cinco primeros platos a elegir y otros cinco segundos, más postre

La clientela es numerosa y está creciendo: "Hay búlgaros que vienen aquí con sus amigos de Pamplona y se lo pasan muy bien. Luego gente que viene por el hecho de probar la comida, sacan fotos y se lo pasan muy bien. Ahora sin restricciones cumplimos el horario y vamos llegando a la normalidad, pero aún costará por el miedo de la gente".

Bilyana lo tiene muy claro: "Hay que vacunarse todos y a funcionar. La gente viene ahora más confiada. Antes les daba más miedo entrar. Ahora poco a poco vamos bien. Me sorprende que gente de aquí se ha aprendido los nombres de los postres y de los platos en búlgaro".

Una cocina con guisos, sopas, variada y muy sabrosa

La cocina tradicional búlgara es extremadamente colorida, variada e increíblemente sabrosa. Entre la variedad que ofrece se encuentran muchas ensaladas, pastas, guisos, platos y platillos específicos que solo se pueden degustar en determinadas regiones del país.

Una parte importante de los platos se elaboran según recetas antiguas, transmitidas de generación en generación durante siglos. Así se recogen las recetas con las que se preparan los platos y especialidades en el restaurante Bar Asador Mejana "Izvora". Los platos y platos tradicionales búlgaros son una parte integral del menú búlgaro.

En todo el país se cultiva una amplia variedad de verduras y frutas de excelente sabor. Este es uno de los requisitos previos para que la cocina nacional búlgara sea variada con muchas ensaladas y bocadillos.

Las sopas y los guisos son otra parte integral de la mesa búlgara. El líquido caliente con ingredientes y especias excepcionales es parte de las tradiciones de la cocina nacional búlgara. Entre los más estimados se encuentran la sopa de pollo casera y la sopa de frijoles, que en el restaurante Bar Asador Mejana "Izvora" prepara según una antigua receta casera.

La capacidad del restaurante dispone de un amplio y hermoso salón, lo que le convierte en un lugar idóneo para bodas, bautizos, banquetes, celebraciones familiares y otras reuniones. Hay una gran cantidad de alcohol búlgaro y de marca y una colección cuidadosamente seleccionada de vinos de bodegas de renombre.

Interior del restaurante búlgaro en Ansoáin. PABLO LASAOSA
Interior del restaurante búlgaro en Ansoáin. PABLO LASAOSA


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La historia del único restaurante búlgaro en Pamplona y comarca, el asador Mejana Izvora