PAMPLONA

Un mítico local de Iturrama 'reabre' sus puertas tras años cerrado: ahora se llama Extra Time

La nueva cervecería de Iturrama 14 apuesta por ser el local en el que disfrutar ese "tiempo extra" de nuestras rutinas.

Lucas Echeverría Hernández, propietario de Extra Time porsa en la barra del mítico local de Iturrama. PABLO LASAOSA
Lucas Echeverría Hernández, propietario de Extra Time porsa en la barra del mítico local de Iturrama. PABLO LASAOSA  

El barrio de Iturrama vuelve a contar con uno de sus bares más míticos de nuevo en funcionamiento. Donde estuviera ubicado durante años el pub irlandés Jumping Jester, abre ahora un nuevo establecimiento para el disfrute de sus vecinos.

Se trata de Extra Time, una cervecería que apuesta por el ocio y el deporte, que tendrá dos franjas horarias diferenciadas para abarcar a los distintos públicos de este barrio pamplonés.

"Por las mañanas, funcionamos como cafetería para los trabajadores y gente de la zona. Por las tardes, nuestra oferta es de ocio, con los futbolines y el billar, y deporte centrándonos en grupos y un público más joven", comenta Lucas Echeverría Hernández, propietario de Extra Time. Para los mediodías, cuentan con un menú ejecutivo, compuesto por plato principal, bebida y café, por 11,90 euros.

Echeverría reconoce que el local situado en la calle Iturrama número 14 siempre llamó su atención, por su historia y por la gran fachada de 16 metros que abarca el establecimiento. Sin embargo, ha querido diferenciarse de sus predecesores y apuesta por una nueva identidad renovada.

"Antes era un bar de copas con horario nocturno. Nosotros buscamos otra fórmula, que este sea un local para disfrutar de ese "tiempo extra" de nuestras rutinas", comenta el dueño. Para hacer esto posible, Echeverría ha invetido una elevada cantidad de miles de euros en la remodelación del establecimiento. El resultado: mayor iluminación, decoración renovada y la sustitución de la antigua maquinaria.

Extra Time cuenta con una carta al concepto de cervecería: hamburguesas, ensaladas, costillar, tostadas... Para la cerveza, han optado por la instalación de dos tanques de 600 litros cada uno en lugar de barriles, que hace que la cerveza tenga menos gas y sea más digestiva.

"Estamos haciendo hincapié en que los productos sean de buena calidad. Ahora, por ejemplo, hemos cambiado el entrecot a uno de origen navarro. Al final, es la sensación de la primera visita lo que te hace o no volver”.

El interior del local cuenta con una barra de 16 metros, cuatro televisores en los que ver retransmisiones deportivas, un billar y dos futbolines, habilitados para depositar las bebidas.

Con la llegada del nuevo curso universitario, desde Extra Time tratan en dar con la tecla para captar al público joven de la zona. Aunque por el momento no hay nada confirmado, su propietario habla de la posibilidad de descuentos a estudiantes, ofertas los jueves o promociones de happy hour.

Interior que presenta el nuevo local de Iturrama 14, Extra Time, con televisores, futbolines y billar. PABLO LASAOSA

Con la intención de inaugurar a finales del mes de marzo, la crisis sanitaria del Covid-19 les obligó a posponer la apertura hasta mediados de junio.

"Al comienzo, fueron muchos los vecinos que se acercaban curiosos a echar un vistazo; esas semanas nos fue bien. Tras la reapertura, sí que notamos durante los 'no Sanfermínes' un bajón considerable, aunque ahora hemos vuelto a cifras mejores", apunta Echeverría, que contabiliza en un 30% las pérdidas de facturación a causa del Covid-19.

Lucas Echeverría Hernández tiene 40 años y es natural de Rosario (Argentina), aunque lleva viviendo en Pamplona desde el 2002. Dedicado desde hace años a la hostelería, reconoce que, a raíz de la crisis del coronavirus, el ticket medio ha bajado, "ya que menos gente sale a comer o cenar", por lo que admite "ser una suerte tener un bar que ofrezca diferentes posibilidades".

Para mantener y hacer cumplir las medidas de seguridad, el local funciona en la actualidad al 50% de aforo. Los días de partido, en los que recibe un número elevado de reservas, llega a medir la distancia exacta entre las mesas.

Cartel en una de las mesas de Extra Time que se encuentra fuera de servicio a raíz de las medidas de seguridad implantadas por la crisis sanitaria del Covid-19. PABLO LASAOSA

Sin embargo, Hernández recuerda que el Covid-19 es responsabilidad de todos. "Para nosotros, resulta incómodo tener que perseguir a los clientes para que cumplan la normativa. Ahora vamos a colgar carteles para ver si, de esta manera, logramos recordar aún más la importancia de las medidas sanitarias".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un mítico local de Iturrama 'reabre' sus puertas tras años cerrado: ahora se llama Extra Time