COMERCIO LOCAL

Lanera Navarra, un negocio familiar de tres generaciones: "Gracias a la clientela, que ha vuelto después de todo"

Desde que en 1980 la familia Alonso Leache abriera su primera mercería, no han dejado de expandirse.

Joaquín Alonso, dueño de la mercería Lanera Navarra en la Calle Tafalla de Pamplona. MIGUEL OSÉS
Joaquín Alonso, dueño de la mercería Lanera Navarra en la Calle Tafalla de Pamplona. MIGUEL OSÉS  

Hace 80 años, Joaquín Alonso y María Ángeles Leache abrieron una mercería en la Avenida de Zaragoza. Más tarde, uno de sus hijos, Mariano, abrió Alonso y otro de ellos, Joaquín, la mercería Lanera Navarra en la calle Tafalla.

Después de ver que la clientela pedía cada vez más género, Joaquín amplió el negocio abriendo tres tiendas más en la calle Obispo Irurita, en la avenida de Sancho el Fuerte y en la calle Mayor de Villava, además de la Mercería Marian, también en la calle Tafalla.

En la actualidad es la tercera generación de la familia Alonso Leache quienes regentan el negocio. Joaquín Alonso cuenta que trabajan cuatro hermanos y en total en la empresa son catorce personas.

Joaquín Alonso trabajando en la mercería con una máquina para personalizar prendas. MIGUEL OSÉS

“La nueva normalidad nos la estamos tomando con bastante respeto. Al principio no sabíamos cómo iba a funcionar y la verdad que queremos darle las gracias a la gente porque ha respondido bien. Seguimos teniendo la clientela de siempre y se ha visto que después del confinamiento necesitaban lencería, pijamas, y sobre todo hilos y gomas para hacer mascarillas”, subraya Alonso.

Desde comienzos de junio hasta mitad de julio, Lanera Navarra vende muchos productos rojos y blancos para San Fermín. Sin embargo, este año, la venta de los mismos se ha visto afectada por la suspensión de las fiestas: “Es un volumen de venta bastante importante que ha desaparecido. Se ha vendido algún pañuelo y alguna faja, pero es algo más testimonial”.

Mascarillas sanfermineras a la venta en Lanera Navarra. MIGUEL OSÉS

En cuanto a las limitaciones con las que se han encontrado, Alonso destaca que están respetando el límite de aforo y las medidas de seguridad: “La mascarilla te diría que el 100% de la gente la lleva, pero hay que recordar a menudo el lavado de manos. La pena es que al tener el aforo limitado la gente no puede entrar y ver lo que está expuesto, vienen con cosas más concretas que ya tienen pensadas desde casa”.

Por el momento, dos personas siguen en ERTE y el resto de la plantilla trabaja a media jornada, “en función del trabajo que hay en estos momentos”.

Las mayores dificultades con las que se encontró la empresa después de que el Gobierno decretara el estado de alarma fueron “el momento de hacer los ERTE y la incertidumbre porque  iban llegando las facturas y había que pagarlas”.

Durante la cuarentena, Lanera Navarra quiso reinventarse y ayudar a sus clientes de la mejor manera posible: “Pusimos carteles para atender a gente que, por ejemplo, usan siempre unas mismas referencias de ropa interior para que nos pudieran llamar por teléfono y nos dijeran lo que necesitaban. Y en algún caso también hemos llevado el género a casa de algún cliente”.

Joaquín Alonso posa en las escaleras de Lanera Navarra. MIGUEL OSÉS

“Veo que la gente está comprando en comercio de cercanía y esperemos que la cosa, tal como apuntan para el otoño, no se cumpla y que sea mejor la situación”, reconoce Joaquín.

Además, en nombre de toda su familia y de la empresa, ha querido agradecer la labor “de toda la gente que ha estado trabajando durante el confinamiento: al personal sanitario, al personal de los supermercados, a los periodistas…”.

Por último, también ha dado las gracias a “la clientela que ha vuelto después de este tiempo y a tres casas, Punto Blanco, Janira y ZD” con las que llevan mucho tiempo trabajando y que desde el primer momento “se portaron realmente bien” con ellos.

“Desde el día 16 de marzo, cuando nos confinaron, nos mandaron un correo diciéndonos que contáramos con ellos para todo lo que estuviera en su mano”, concluye Alonso.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Lanera Navarra, un negocio familiar de tres generaciones: "Gracias a la clientela, que ha vuelto después de todo"