• domingo, 29 de enero de 2023
  • Actualizado 00:00
 
 

COMERCIO LOCAL

Adiós a otra tienda de barrio en Pamplona: Vorago cierra sus puertas tras 34 años en Iturrama

La crisis económica y el cambio de hábitos de compra en la sociedad se llevan otro comercio "de toda la vida" por delante.

La tienda Vorago, de Iturrama, en loquidación por cierre. PABLO LASAOSA
Malgorzata Maciejczyk, propietaria de la tienda Vorago, de Iturrama, en liquidación por cierre. PABLO LASAOSA

No ha podido resistir la crisis y un nuevo comercio de barrio verá este sábado como cierra sus puertas para siempre. Se trata de Vorago, un tienda de moda para hombre y mujer que ha vivido el crecimiento del barrio de Iturrama prácticamente desde su orígenes.

No en vano, Vorago nació en la calle Esquíroz hace 34 años en 1988 cuando no había centros comerciales en Pamplona y cuando el comercio de barrio funcionaba casi tanto como el del centro. Ahora las cosas han cambiado y comienza a ser recurrente el anuncio de cierres de comercios por toda Pamplona. Esta semana, sin ir más lejos, cerraba Pescados Guerendiain, tras casi medio siglo de vida comercial.

 

En el caso concreto de Vorago, y tal y como explica Malgorzata Maciejczyk, "el barrio ha envejecido y las formas de comprar son diferentes". Ella se hizo cargo de la tienda hace dos años, después de la pandemia. Sus anteriores propietarios -los que la pusieron en marcha en 1988- se la traspasaron por jubilación. "Toda mi vida he estado trabajando a turnos o en trabajos que requerían dedicación las veinticuatro horas del día", asegura Malgorzata, quien pensó que convertirse en autónoma hasta la jubilación le daría una mayor calidad de vida.

"Soy modista y sé cómo funciona el mundo textil", señala esta polaca de nacimiento, pero navarra de adopción, con la pena que le produce desmontar lo que con tanta ilusión había emprendido hace dos años. "Los números no dan. Hay que pagar el alquiler, al personal, el género, los consumos... son muchas cosas, y no da. Ni siquiera ha dado en el período de rebajas que se supone que es cuando más compra la gente".

Se marcha con mucha pena, pero muy agradecida a los clientes de toda la vida de la tienda, que han tenido palabras de ánimo para esta emprendedora. "Hace dos meses decidí que no podía estirar más la situación porque he perdido mucho dinero, así que pusimos una fecha para el cierre y un plan de liquidación", explica.

Afortunadamente, el plan ha funcionado. "He conseguido liquidar prácticamente todo el género, y lo poco que queda probablemente lo sacaré a la venta en Internet", afirma mientras pasa por una trituradora de documentos albaranes y papeles viejos, que es de lo poco que queda en la tienda.

La tienda Vorago, de Iturrama, en loquidación por cierre. PABLO LASAOSA
La tienda Vorago, de Iturrama, en liquidación por cierre. PABLO LASAOSA

Le quedará para siempre la duda de no conocer exactamente los motivos por los que la tienda no ha funcionado estos dos últimos años, aunque tiene una idea más o menos aproximada del porqué. "La juventud ya no compra ropa de calidad, prefieren tres prendas malas y baratas que una buena y algo más cara", dice. También por los hábitos de compra porque "cada vez la gente compra más en Internet". Y por supuesto, porque "las grandes superficies se están comiendo todo el comercio local". "La gente no viene aquí a comprar y los clientes de toda la vida, los del barrio, se han ido haciendo mayores y cada vez salen menos de casa", afirma con lástima.

Malgorzata y su única empleada se irán al paro. "Todavía nos quedan unos años para llegar a los 67", afirma con energía, "así que buscaremos trabajo, como todo el mundo", sentencia.

Mientras tanto, Vorago abrirá este sábado 24 de septiembre por última vez. La propiedad ya tiene nuevos arrendatarios para el establecimiento. ¿Quién sabe si una nueva aventura comercial? 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Adiós a otra tienda de barrio en Pamplona: Vorago cierra sus puertas tras 34 años en Iturrama