COMERCIO LOCAL

'La Modelo': el garaje estrella del Segundo Ensanche que se convirtió en una singular cervecería

Situado en la calle Aoiz número 10, este local cuenta con una variedad amplia de cervezas de importación y nacionales.

Rubén Fernández Mutiloa, dueño del bar La Modelo de Pamplona. PABLO LASAOSA
Rubén Fernández Mutiloa, dueño del bar La Modelo de Pamplona. PABLO LASAOSA  

Hace años, el garaje 'La Modelo', situado en la calle Aoiz, era el lugar de referencia para los coches de los vecinos del Segundo Ensanche. Sin embargo, tras toda una vida ofreciendo sus servicios tuvo que cerrar.

Fue entonces cuando Rubén Fernández Mutiloa, un pamplonés de 41 años, dio el paso de reconvertir este mítico garaje en una cervecería, dejando a la vista multitud de detalles que recordarían para siempre al local original.

Los últimos 10 años, Fernández ha estado al frente del Bier club de la Cerveza en La Vinoteca de la calle Iturrama: “Empecé trabajando con mi padre en La Vinoteca, que ahora llevo yo. El apartado de vinos era cosa de él, así que hace 15 años empecé a enredar con las cervezas”, cuenta el propietario.

Fernández es un apasionado de recorrer mundo: “Me gusta viajar y hacía viajes con mi chica que se acababan convirtiendo en turismo cervecero. Íbamos a Copenhague, Estados Unidos, Inglaterra, Alemania… Veíamos bares que nos gustaban y que no se encontraban por aquí, así que nos planteamos montar algo y abrimos esta cervecería hace ya tres años”, relata.

‘La Modelo’ era el nombre del garaje que ocupaba ese local anteriormente y al que “la gente de la zona le tenía mucho cariño porque era de toda la vida”. Por ello, en el momento en el que tuvieron que buscar un nombre para la nueva cervecería, decidieron que lo mejor era conservar el que ya estaba: “El rótulo de la entrada es el que estaba, el apellido ‘Cerveza de garaje’ lo pusimos nosotros”, añade Rubén Fernández.

Este característico bar cuenta con una oferta de 15 grifos de cervezas de importación: “Últimamente también tenemos más cervezas elaboradas en España y de botella. Creo que lo que nos diferencia es que tenemos mucha variedad”.

Además, tiene un grifo que, según dice el dueño, es único en la hostelería de Pamplona: “Es un grifo de Cask que es para un tipo de barriles ingleses en los que la cerveza todavía está fermentando. Es una cerveza muy fresca por lo que en verano está en desuso”, afirma.

“La cerveza más cara que tenemos ahora mismo es la Westvleteren, es una cerveza belga de botella que hacen en una abadía y de la que hay muy pocas unidades. Es muy difícil de conseguir y es considerada como la mejor cerveza del mundo, según gustos claro. Cuesta 15 euros”, explica Fernández.

Las consecuencias de la crisis sanitaria han llevado a la cervecería ‘La Modelo’ a tener que cambiar su manera de trabajar: “Nosotros éramos un bar que trabajábamos muchísimo la barra y ahora mismo es impensable, pero contamos con que tenemos un espacio muy amplio, tenemos muchas mesas con separación, el gel desinfectante a la entrada, un techo muy alto, un portón que se abre y da la sensación de estar en la calle… La gente sigue viniendo con confianza”, concluye el propietario.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
'La Modelo': el garaje estrella del Segundo Ensanche que se convirtió en una singular cervecería