PREMIUM  PAMPLONA

El aparato invisible para recuperar audición: así actúa el centro especializado Sancho Ramírez de Pamplona

Gestionado por José Mª Pérez y ubicado junto al parque de Yamaguchi de Pamplona, ofrece soluciones para todo tipo de pérdida auditiva. 

José Mª Pérez, director técnico del Centro Auditivo Sancho Ramírez de Pamplona.
José Mª Pérez, director técnico del Centro Auditivo Sancho Ramírez de Pamplona.  

Mejorar un problema auditivo puede tener solución ahora, pero quizá no dentro de unos meses. Esta es una de las principales recomendaciones que lanza José María Pérez, director técnico y responsable del Centro Auditivo Sancho Ramírez en Pamplona

Ubicado junto al parque de Yamaguchi, este centro especializado ofrece un servicio personalizado a problemas de toda índole relacionados con la audición. "Ahora nos estamos encontrando con un tipo de cliente, de unos 50 años, que son la generación de las discotecas de los años 80", reflexiona Pérez. "Cuando estás expuesto a unos niveles de ruido por encima de los 80 decibelios durante varias horas al día ya es dañino, así que imaginemos cuando en una discoteca o un concierto se superan durante varias horas los 120". 

Pérez, natural de Pamplona, se formó como Audiólogo Protésico en Barcelona, después de haber cursado periodismo en la Universidad de Navarra. El negocio, en la misma calle que da nombre al centro, lo abrió su hermano David en 2005, posteriormente José María se incorporó para dirigirlo y aplicar los conocimientos y experiencia adquiridos en Barcelona. 

"Estamos especializados en audífonos, en adaptaciones CROS y BICROS, y en varios tipos de acúfeno", comenta Pérez sobre ese pitido o sonido que algunas personas tienen de forma permanente y que con la tecnología actual puede atenuarse o incluso dejar de percibirlos. 

Sostiene en su mano un audífono casi imperceptible, que una vez colocado en el oído del paciente es completamente invisible, por lo que nadie puede notas que se está utilizando. "La pérdida auditiva no es recuperable, pero sí es muy importante atajar cuanto antes la situación. Si el sonido llega, la estimulación cerebral se mantiene. Hay personas que, por no haber actuado a tiempo, agudizan el problema hasta puntos en los que es necesaria otra intervención , como los implantes", señala el responsable.

José Mª Pérez sostiene en su mano un diminuto audífono en el local del Centro Auditivo Sancho Ramírez de Pamplona. NAVARRA.COM

En el Centro Auditivo Sancho Ramírez atienden al paciente de una manera personalizada para poder analizar con detalle cuál es la mejor solución. "No todo el mundo hace las pruebas que aquí dedicamos a cada persona, como la audiometría tonal, la video otoscopia, la audiometria con enmascaramiento o las pruebas REM", explica el director técnico del centro. Al estudio particular, en varias sesiones, pueden dedicarse hasta 6 horas por persona. 

Uno de los momentos en los que una persona o su entorno pueden detectar un inicio de pérdida auditiva es cuando comienza a subir el volumen de la televisión o cuando en una conversación en grupo no entiende bien lo que se dice y repregunta varias veces. "Ese es un síntoma". 

"Con los audífonos que existen ahora, la tecnología permite programarlos para que el nivel de sonido sea siempre el mismo, ellos mismos se adaptan al entorno, ya sea dentro de un bar o en el exterior", resalta el especialista sobre las ventajas de los aparatos, que tienen varios años de duración y son ya accesibles económicamente a todos los bolsillos. "Analizan la señal 20.000 veces por segundo, por lo que conoce al momento el cambio de ambiente", especifica. 

El propio centro cuenta con su taller, donde se preparan moldes o se reparan audífonos, ya que son centro autorizado por varias de las marcas más prestigiosas del mercado. "Ofrecemos garantía y seguros por pérdida, robo o rotura, aunque nuestro clientes no los suelen renovar hasta los 7 años o más", añade Pérez

Otro de los aspectos a tener en cuenta es la prevención, para evitar los daños en el canal auditivo y evitar lesiones o infecciones. "Fabricamos tapones para agua, muy recomendables para niños que van a piscinas o al mar. Siempre que entra agua puede haber un agente infeccioso", subraya José Mª Pérez. 

También en el mismo centro diseñan tapones personalizados para protegerse del ruido prolongado, algo muy interesante en determinadas profesiones. "Tenemos varias fábricas de la comarca de Pamplona a las que les preparamos los tapones, ya que en el trabajo están expuestos a mucho ruido de maquinaria. Algunos de estos tapones bloquean el ruido de fondo pero permiten que entre la señal de voz, por lo que se puede escuchar si te hablan aunque los lleves puestos", asegura. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El aparato invisible para recuperar audición: así actúa el centro especializado Sancho Ramírez de Pamplona