• martes, 16 de agosto de 2022
  • Actualizado 12:49
 
 

COMERCIO LOCAL

El histórico bar 'Cali': el más sanferminero de todo el segundo ensanche pamplonés

Sus especialidades son los chipirones a la plancha de pintxo, un frito de gamba rebozada y una brocheta de langostinos.

Reportaje con el dueño del Bar Cali, Ramón Otazu. IRAITZ IRIARTE.
Ramón Otazu Larrauri es el responsable del Bar Cali. IRAITZ IRIARTE.

El bar restaurante 'El Cali' o bar California es uno de los locales gastronómicos históricos del segundo ensanche de Pamplona. Situado en la calle Amaya 18 de la capital navarra, guarda toda la esencia de sus mejores años. En sus orígenes fue la Taberna Andía, después el Bar Rodríguez, y finalmente el Bar California a partir de 1952.

Era un lugar de cita obligada durante los Sanfermines hasta finales de los años 90 con su propio Chupinazo el 6 de julio, su programa de fiestas del 6 al 14 de julio con un montón de actividades, y además tuvo su equipo en el Trofeo futbolístico Boscos.

Ramón Otazu Larrauri "a punto de cumplir los 64 años" es el actual responsable: "Llevamos aquí seis años exactamente. Hemos estado en el bar Mikael muchos años hasta que cerró. Cuando se acabó el contrato del Mikael vinimos a esta zona. Estaba la opción del Cali para alquilar y aquí empezamos".

"Nuestro padre (Juan Otazu Abete) era hostelero, falleció cuando teníamos 18 años y nos dedicamos de lleno a la hostelería. Tenemos también el bar Savoy en la calle Bergamín", que dirige su hermano Aitor Otazu Larrauri.

Reportaje con el dueño del Bar Cali, Ramón Otazu. IRAITZ IRIARTE.
Interior del Bar Cali en la calle Amaya de Pamplona. IRAITZ IRIARTE.

"Yo nací en Lerín de donde era mi madre, pero hemos vivido toda la vida en Pamplona. Tengo ganas de jubilarme, pero hay que conseguir que todo se quede bien, que todo encaje, No hay relevo familiar".

"Al llegar aquí hicimos una pequeña reforma. Arreglamos unas cuantas cosas como la cocina que estaba bastante fastidiada, algo en el exterior y ahí estamos siguiendo la hostelería", asegura Ramón Otazu.

Tienen menú entre semana a 18 euros y el fin de semana a 22, raciones y pinchos, todo ello al momento. Destacan algunas especialidades como "los chipirones a la plancha de pintxo, un frito de gamba rebozada y una brocheta de langostinos, revuelto de langostino en tostada y un fundido de bacalao con queso y los gratinamos". Solo cierran los domingos.

En San Fermín tienen ilusión "por lo que nos está contando la gente, que está con muchas ganas y preparándolos como si fuesen los mejores de la historia". Trabajan mucho el vermuth, menús al mediodía, la tarde hasta las 22,30 - 23 horas entre semana y el fin de semana más largo. "Fundamentalmente mediodía, comidas de menú y cenas de picoteo y comidas de menús", afirma Ramón Otazu.

Reportaje con el dueño del Bar Cali, Ramón Otazu. IRAITZ IRIARTE.
Exterior del Bar Cali en la calle Amaya de Pamplona. IRAITZ IRIARTE.

En San Fermín "abriremos para almorzar el día 6, cerraremos algo para limpiar y hasta la una y media o dos de la mañana. Suficiente, porque en cuanto se acaban las cenas la gente se va para lo viejo".

En cuanto a los almuerzos, "tenemos todo lleno para el 6 y las comidas también. Los primeros días está todo reservado. Nos están llamando constantemente. Con un local para 400 almuerzos hubiéramos llenado sin ningún problema".

Hay cierto temor por lo que pueda llegar: "Aquí no creo que haya avalancha de visitantes, pero en lo viejo pueden tener algo más de miedo. Aquí viene gente más de Pamplona, de la zona, cuadrillas que se mueven por aquí para potear", señala Ramón Otazu.

En cuanto al negocio hostelero, asegura: "Va bien, poco a poco. Está complicado. Ya vamos haciendo cosicas y poco a poco vamos funcionando. Cuando llegamos nos contaban todo lo que había sido el Cali, los clientes, las fiestas que organizaban en Sanfermín con una orquestica".

Reportaje con el dueño del Bar Cali, Ramón Otazu. IRAITZ IRIARTE.
Interior del Bar Cali en la calle Amaya de Pamplona. IRAITZ IRIARTE.

"Cerraban la calle, montaban un pasacalles con Juan Cruz Alli con el saxofón, el torico de fuego y el chupinazo. Pero ahora han pasado los años, la gente se hace mayor y las cosas son diferentes". 

Las actividades deportivas y festivas del Bar Cali

La capea anual, el campeonato de mus, su pequeño programa sanferminero con verbenas, cabezudos, la charanga, y la carrera de ciclo a pie. Así discurría la actividad de un grupo de amigos que tenían como punto de reunión el bar California y como única pertenencia un pequeño almacén.

Estas actividades tienen como origen la inscripción en 1959 de un equipo en el Trofeo Boscos. Con el nacimiento de pista crean otro equipo para la nueva modalidad. Las mayores cotas alcanzadas por el club fueron dos campeonatos de liga y varios subcampeonatos.

Sin rumbo fijo, se trasladaron por estos terrenos de juego: Salesianos, San Juan de Dios, Villava, Barañáin, Mutilva y Lezkairu. Paco Glaría, Isidro, Esquisábel, Ruiz, Escribano y Glaría III fueron algunos de sus jugadores más destacados.

Reportaje con el dueño del Bar Cali, Ramón Otazu. IRAITZ IRIARTE.
El responsable del Bar Cali, Ramón Otazu Larrauri. IRAITZ IRIARTE.

En cuanto al Chupinazo el 6 de julio, tenían el detalle de lanzarlo a las 13 horas para no quitar protagonismo al original. Disponían en 1994 de un presupuesto de 300.00 pesetas al año, 200.000 subvencionadas por el Ayuntamiento de Pamplona, y el resto obtenidas de las cuotas anuales a mil pesetas por cada uno de sus 90 socios.

Entre su programa de fiesta, El Cali organizaba para los días 8, 10, 12 y 14 de julio cuatro toros de fuego, la actuación de la charanga 'Los jubilosos' formada por los socios del Cali y los kilikis. Todas estas actuaciones eran a las nueve de la noche en la calle Amaya.

La asociación cultural dispuso en 1994, por primera vez en su historia, de su propio pasacalles, compuesto por el maestro Turrillas: Los del Cali metidos en juerga/ de la jota bailando al compás, con su temple le dan a la fiesta / alegría, sabor y algo más. Si tu quieres gozar compañero / con nosotros alegre estarás, y tendrás para siempre el recuerdo / de unas fiestas que no olvidarás.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El histórico bar 'Cali': el más sanferminero de todo el segundo ensanche pamplonés