BALONMANO

El ejemplo de Antonio Bazán, médico, jugador del Anaitasuna e internacional con tan solo 24 años

Se siente “muy feliz” de que el club quiera seguir contando con sus servicios y “encantado de poder seguir jugando en Pamplona.

Bazán. Primer partido en Pamplona del Anaitasuna, recibiendo al Granollers. MIGUEL OSÉS.
Bazán. Primer partido en Pamplona del Anaitasuna, recibiendo al Granollers. MIGUEL OSÉS.  

El jugador de Helvetia Anaitasuna Antonio Bazán se ha convertido en un ejemplo para las nuevas generaciones al haber sabido compaginar su actividad deportiva en la Liga Asobal con una carrera tan exigente como la Medicina. El conjunto pamplonés anunció la pasada semana su renovación para la próxima temporada, por lo que el cuadro navarro se asegura así una pieza fundamental en el juego y uno de los de balonmanistas más queridos en La Catedral.

En declaraciones a Efe, Bazán comentó que se siente “muy feliz” de que el club quiera seguir contando con sus servicios y “encantado de poder seguir jugando en Anaita, un club con una base social, una calidad humana y una cantera increíble, además de hacer las cosas de manera excepcional”.

Al mes de mayo, en el que ha finalizado la carrera de Medicina, ha cumplido 24 años y ha renovado su contrato con Anaitasuna, Bazán lo califica de “inmejorable” ya que demuestra “el trabajo que uno hace y sirve como una recompensa al esfuerzo llevado a cabo”.

Compaginar una carrera con el deporte de alto nivel "exige una cierta organización y capacidad de trabajo”, afirmó el jugador que reconoció que desde el primer momento tanto la universidad como el equipo, han entendido su situación y le han ayudado proporcionándole "flexibilidad para las prácticas, viajes, entrenamientos, exámenes…”.

Bazán, valora las buenas maneras que tiene Anaitasuna a la hora de trabajar y el hecho de “seguir en casa, estar con mi familia y poder seguir formándome” han sido los factores que han decantado la balanza para continuar en un club con un proyecto que al navarro le “atrae mucho”.

Gracias a ejemplos como el de Bazán, a los canteranos y navarros seguidores de Anaitasuna y aficionados al deporte en general les queda claro que la disciplina, la responsabilidad y el amor hacia un equipo no están reñidos con la afición por el estudio. Sólo hay que saber organizarse y tener ganas de aprender.

“Es importante de cara a la base que la cantera tenga dónde mirarse con el objetivo de animar a que se formen en muchos ámbitos, y que a pesar de que el balonmano es una gozada y te da mucho, es necesario formarte en otros aspectos de la vida”, indicó Bazán sobre la importancia de no dejar de lado la formación.

“El club entiende que es un buen espejo en el que los chicos y chicas de la cantera pueden mirarse para encarar su futuro deportivo y académico”, apuntaba en ese sentido el club en el que comunicado que anunciaba su renovación. El camino del pivote hacia su actual situación no ha sido fácil, en este camino se deben tener “unos objetivos claros y asumir que tienes que renunciar a cosas para conseguirlos, sabiendo que puede haber momentos buenos y malos”.

Sobre sus dos pasiones, el balonmano y la Medicina, el pamplonés afirmó que ambas le “gustan y le aportan muchísimo”, y que también “se complementan, ya que cuando tienes algún día malo, una de las dos te sirve un poco de escape”. Bazán declaró estar “muy agradecido al club por esperarme y comprender mi situación” en un año dónde “no tenía muy claro qué quería hacer, porque justo acababa la carrera y terminaba contrato”.

JAVI GRACIA: FUE FÁCIL YA QUE ÉL QUERÍA QUEDARSE AQUÍ 

El director deportivo del Helvetia Anaitasuna, Javi Gracia, explicó en declaraciones a Efe que convencer al jugador para la renovación por un año más “fue fácil ya que él quería quedarse aquí”.

“Para nosotros es un jugador muy importante. Nos comentó si podíamos hacer un esfuerzo, lo hemos intentado y al final se ha podido hacer”, explicó Gracia feliz sobre una decisión que se ha alargado en el tiempo “porque lógicamente las propuestas que él tenía eran buenas y económicamente mejores” y finalmente Bazán ha primado otras cosas.

Como dice el director, Bazán es una “referencia para la cantera” por haber sabido llevar la carrera de Medicina junto con el balonmano profesional, por lo que “intentamos que sea un ejemplo y así lo hemos trasladado siempre”.

Para Gracia, cada temporada que el jugador navarro se quede en Pamplona “es un regalo, a pesar de que cada vez es más difícil retenerlo por su trayectoria y su crecimiento en la Liga Asobal”.

El director de Anaitasuna destaca de Antonio su carácter, su forma de ser y su talento, por lo que para el club es “una alegría enorme, un placer y una suerte poder contar con él sabiendo todo lo que nos aporta al equipo”. EFE


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El ejemplo de Antonio Bazán, médico, jugador del Anaitasuna e internacional con tan solo 24 años