Opinión / Maestra PT y afiliada a Ciudadanos Navarra.

A vueltas con las Escuelas Infantiles de Pamplona

Por Sara Climent 30 septiembre, 2016 - 21:53

Dando un repaso a toda la información de la que dispongo (que no es poca), desde que el asunto de escuelas infantiles salta a la palestra a lo largo del curso pasado, sólo me vienen dos palabras a la cabeza: mentira y arrogancia, por parte del cuatripartito.

Es cierto que la gestión de algunos asuntos que conciernen a las escuelas infantiles por parte del anterior gobierno se dejaron de lado, se pospusieron demasiado e incluso que la esencia por la que nacieron estas escuelas se ha difuminado casi del todo. Pero la gestión arcaica, dictatorial y sectaria que han sufrido las escuelas infantiles en estos momentos es un despropósito de dimensiones incalculables.

El daño ya está hecho. Es imposible reparar el hachazo que se ha dado al modelo educativo instaurado en dos de estas escuelas, de gran prestigio local y de renombre nacional.

Los equipos de trabajadoras que realizaban el proyecto pedagógico que muchos padres buscábamos y ansiábamos están desmantelados. Los proyectos, guardados en un cajón sin darle el protagonismo que merecían; justamente al revés, castigados brutalmente por el inmenso delito de llevarse a cabo en “el idioma equivocado”.

Yo plantearía una cuestión muy simple y de sentido común al cuatripartito: ¿Hacia dónde van las escuelas infantiles? La impresión que da es que se impone el modelo asistencial y se aparta el educativo.

La educación de los niños que precisan del módulo de educación especial no se prioriza, no se adecua, no es tema de debate, ni se pregunta a educadoras y familias. La plasticidad del cerebro de los menores de 0 a 3 es mucha, pero no infinita señores. Esos “pequeños cambios” que ustedes minusvaloran pueden ser cambios importantes para su futuro. Apostar por la exquisitez de la educación de estos menores desde edades muy tempranas es una firme apuesta a un futuro mejor. Pero dejemos que las asociaciones cumplan esta función, ¿no? Total, ¡ni que estuvieran al servicio del ciudadano!

Se deja de lado las necesidades y deseos de las familias. Las tasas criminales que se impusieron en su día, ahí siguen. Y eso no es prioritario. Una vez más las familias se enteran por la prensa de que se va a abrir un debate para el proyecto de escuelas infantiles. Que se va a contar con ellas y con trabajadoras.

Yo les pregunto, ¿van a contar con las familias expulsadas? ¿Van a llamar a todas las que se han ido al sector privado, porque no han tenido más remedio, para pedir disculpas por el trato dado, y que van a contar con ellas para el futuro de Escuelas Infantiles?

Ya que el cambio de modelos lingüísticos era tan urgente y necesario como para hacerlo de la peor manera posible, y que ahora está en quite el futuro de las escuelas, les animo a poner varias cuestiones sobre la mesa que para mí y para muchos son prioridades reales de la sociedad navarra. Un ciclo de 0-3 educativo, opcional y gratuito, el llamado primer ciclo de infantil. Una ampliación considerable de las plazas y que éstas respondan a un modelo que sea el que los navarros quieran, no el que el gobierno de turno considere. Por lo tanto, una despolitización de la educación y una regulación de estas escuelas fruto de un debate real con los agentes implicados.

Y, por cierto, ya que ponemos cuestiones sobre la mesa les dejo un apunte. La demanda de las escuelas infantiles en castellano se ha triplicado y quedan plazas libres en alguna escuela infantil que oferta euskera exclusivamente. Miren a ver si le dan respuesta y solución a esto, que todos los navarros merecen el mismo trato, hablen el idioma que hablen.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
A vueltas con las Escuelas Infantiles de Pamplona