Opinión / Periodista y analista político.

¿Documento salvador?

Por Pedro Calvo Hernando 09 febrero, 2016 - 23:13

El documento de trabajo sometido por el PSOE a los partidos con los que negocia constituye, a juicio de todos ellos, un avance importante en la carrera de la investidura de Pedro Sánchez, y puede ser así si las cosas no se tuercen y volvemos atrás, algo siempre posible. 

Pero al escribir esta columna la situación animaba al optimismo, a pesar de que otros sucesos disputaban a ese cambio de perspectiva la atención de la gente. Es obvio que me refiero al juicio del caso Nòos, con la infantas Cristina en el frontispicio, y al increíble affaire de los titiriteros encarcelados en Madrid sin fundamento y desviando la atención del terrorífico problema de un PP inundado de corrupción. Es dramático o al menos melodramático ver lo que ese partido tiene encima y escuchar las simplezas infinitas de no pocos de sus cuadros más conocidos, que están haciendo más soportable a Mariano Rajoy, quien además ha tenido el acierto de rectificar algo su pasividad y aceptar reunirse con Pedro Sánchez en el Congreso. No hay nada que hacer entre los dos, basta con ver que el presidente en funciones y el aspirante no cometen la torpeza de ignorarse el uno al otro. Un dato positivo, como el hecho de que Iglesias se pusiera un smoking en la fiesta de los Goya o que casi todos los demás líderes hablen unos con otros sin importar sus muchas, escasas o nulas coincidencias.

Es posible que el joven rey esté acertando en la llevanza de su misión investidora por sus resultados y por saber llevarse bien con todos los líderes, del color que sean. Me alegro por él. Seguramente  el enrevesadísimo problema de la investidura se puede resolver y antes de lo previsto. Y quizá se obvien escollos que parecían insalvables, como el tema de la consulta catalana, a juzgar por lo poco o por lo nada que ya se habla de ello. También me alegro. Y todos saben que la reforma de la Constitución tiene que esperar un poco, porque en ese tema hay que contar, lo quieras o no lo quieras, con el PP, pues las mayorías parlamentarias exigidas no dejan otra salida. También me alegro, como espero poder hacerlo de que nadie meta la pata hasta el corvejón por mezquinos, estúpidos e impresentables intereses personalistas o partidistas. Por supuesto que hay que tener en cuenta para las prisas los problemas económicos que enturbian el panorama nacional e internacional, a ver si la responsabilidad es cosa de todos o no. Así que se apliquen en darle las vueltas con rapidez al documento de Sánchez y a todas las iniciativas inteligentes de los demás. Y a ver si los piques -por ejemplo, Podemos/Ciudadanos- no los llevan hasta el extremo de echar por tierra iniciativas muy válidas sobre las que siempre se pueda dialogar y ceder en parte. Venga.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
¿Documento salvador?