• miércoles, 21 de abril de 2021
  • Actualizado 04:39

 

 
 

Opinión /

Ahora la pongo, ahora la quito, un sin vivir...de Bandera

Por Jorge Tudanca 30 marzo, 2016 - 9:54

Como consecuencia del conocido popularmente como acuerdo sobre los refugiados entre el Consejo Europeo y el Gobierno Turco,

la Mesa del Parlamento de Navarra, en una manifestación de ignorancia y giliprogresismo supino, acordó arriar la bandera de la UE de la fachada principal de dicha institución,en señal de protesta, desprecio, condena o rechazo hacia dicho acuerdo, del que, por cierto, mucho hemos oído hablar pero muy muy pocos o ninguno se ha leído (entre los que me incluyo), no obstante lo cual que a nadie se le ocurra, en una manifestación de criterio propio, defenderlo, so pena de fascista o algo peor. A quien se le ocurre tener criterio propio con la que esta cayendo.

Pues bien, después de tan altivo y estúpido acto de desprecio y como quiera que a los pocos días de tan profunda decisión se produjeran los atentados en el aeropuerto y en el metro de Bruselas, el Parlamento (con el “voto-necio” en contra de algunos) decidió volver a izarla a media asta, hasta que, transcurridos los días de luto por tan infame ataque, se volvió a arriar, como plena manifestación infantil de como hoy me caes mal te quito la banderita, como hoy nos ajuntamos la vuelvo a poner, pero como no se me olvida lo que me hiciste el otro día la vuelvo a quitar. Qué duro debe ser el quehacer diario de algunos políticos, todo el día que sí quito, que sí pongo, que sí vuelvo a quitar, un sin vivir permanente que pone de manifiesto una evidente labor política, que no intelectual.

Eso sí, los que decidieron arriar la bandera de la UE ignoran, según parece, lo que dicho signo representa, desde el momento en que confunden el Consejo Europeo con la UE.

Intentaré explicarme, la bandera europea simboliza tanto la Unión Europea como, más ampliamente, la identidad y la unidad de Europa, de ahí el círculo con las 12 estrellas, como símbolos de Unión, Perfección y Plenitud. Es decir representa la unión de todos los pueblos que integran la Unión Europea, dicho de otro modo nos representa a todos (nos guste o no), pero a quien no representa es al Consejo Europeo, órgano este que fue el que pactó o selló el acuerdo con el Gobierno Turco.

Dicho de otro modo si usted lo que quiere es ofender, agraviar o despreciar a un pueblo o nación, ejecute cualquier acto que demuestre tal intención, arrié la bandera (no la quiero ni ver, me avergüenza, no me representa), no se levante a su paso o quémela. Pero si lo que usted quiere es manifestar su rechazo hacia un acuerdo, pacto o decisión adoptada por un órgano político, hay mil y una maneras de hacerlo, échenle imaginación, exciten sus neuronas y protesten incluso con vehemencia e indignación, pero no yerren el tiro, si cada vez que un gobierno se equivoca hubiera que arriar banderas ni la de Navarra se salvaría.

Por todo ello y desde la mas que plena seguridad de que no lo van a hacer, icen la bandera, les guste o no, estamos en la UE, somos parte de ella. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Ahora la pongo, ahora la quito, un sin vivir...de Bandera