• miércoles, 08 de febrero de 2023
  • Actualizado 19:02

Opinión / A mí no me líe

El PSOE es incompatible con la democracia

Por Javier Ancín 16 diciembre, 2022 - 9:56

"El PSOE quiere poseer todo el poder del estado y ha decidido no detenerse ante nada para conseguirlo. Ley para el remedio de las necesidades del Pueblo y del Reich nos dice la historia que llamaron los nazis al soporte legal para pasar de una democracia a una dictadura".

Pedro Sánchez en un mitin del PSOE en Pamplona. PABLO LASAOSA
Pedro Sánchez en un mitin del PSOE en Pamplona. PABLO LASAOSA

El PSOE siempre ha tenido una relación compleja con la legalidad. La tuvo cuando se sublevó en el 34 contra la República, cuando montó el GAL o ahora con Sánchez que está demoliendo el estado para regalárselo a sus socios, asaltando las instituciones que actúan como contrapeso a su poder.

Para el PSOE las constituciones siempre han sido un muro que tarde o temprano había que tirar abajo para conseguir sus objetivos políticos. El PSOE siempre ha estado peleado con la legalidad democrática. Siempre busca atajos por fuera de las leyes, por donde crecen los monstruos, por donde solo hay violencia y desaparece la civilización, donde únicamente existe una jungla en la que el más fuerte gana y al débil solo le queda la opción de acatar las órdenes o atenerse a las consecuencias.

El PSOE siempre ha sido un partido terriblemente anti democrático pero al menos durante estos años de constitución de 1978 disimulaba. O lo intentaba.

Con Sánchez se han quitado la careta y han decidido que les da igual que todo el mundo vea la verdadera dimensión totalitaria de su partido y de su proyecto. Pactan con terroristas, propician leyes que excarcelan violadores, indultan golpistas, suprimen delitos a la carta como el de sedición o diluyen otros como el de malversación, exclusivamente para que sus socios no tengan que responder sobre ellos, y asaltan el poder judicial para que no sentencien contra las decisiones del PSOE. El PSOE quiere borrar cualquier oposición.

Ayer Sánchez acusó a los jueces en una rueda de prensa, que dio nada menos que en Bruselas, de ser integrantes de una conjura para derrocarle por hacer su trabajo, ser un contrapoder de la democracia para evitar la tiranía. En ese punto de delirio peligroso para toda la sociedad está tanto el PSOE como su caudillo, en el conspiranoico.

Y acto seguido para justificarse se envolvió Sánchez y todo su PSOE en la bandera de la “voluntad popular”, el tengo derecho a hacer lo que hago porque me votan.

En Europa no se escuchaba lo de me dan igual las leyes porque yo tengo los votos, el triunfo de la voluntad sin límites, desde que en 1933 el parlamento alemán aprobó la Ley Habilitante. Dicha ley facultaba a Hitler a promulgar leyes por encima de la Constitución de Weimar. Ya sabemos hacia qué oscuras estancias nos conduce esa forma de administrar el poder.

En este punto tan grave estamos en España. Un PSOE con sus socios al asalto de las instituciones, incluso de la constitución, porque no se pliegan a sus deseos, sentimientos, arbitrariedades, ocurrencias, alucinaciones. El PSOE quiere poseer todo el poder del estado y ha decidido no detenerse ante nada para conseguirlo. Ley para el remedio de las necesidades del Pueblo y del Reich nos dice la historia que llamaron los nazis al soporte legal para pasar de una democracia a una dictadura.

La democracia no se define por votar -votar es lo sencillo, hasta en las dictaduras se vota- sino porque todas las votaciones están acotadas dentro de un marco legal claro, constante, una constitución en este caso, con sus propios mecanismos para ser reformada, alejado por tanto de la arbitrariedad, los deseos puntuales, los delirios, las ocurrencias que poseen siempre los tiranos.

no puedes aprobar aunque tengas mayoría lo que te dé la gana. Llévalo al extremo para entenderlo, si mañana tienes mayoría parlamentaria no puedes aprobar la esclavitud, por ejemplo, por mucha voluntad popular que tengas. Por eso la democracia es el sistema más civilizado que hemos encontrado los humanos para vivir en comunidad, donde el débil sabe que el fuerte solo con desearlo, no puede aplastarle. Y eso es todo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El PSOE es incompatible con la democracia