Opinión /

¿Son necesarias las risas y el compadreo con Bildu?

Por Ignacio Murillo 28 febrero, 2020 - 13:30

 ¿Son provechosas las carcajadas del PSN con los que quisieron imponer un pensamiento único a base de tiros en la nuca y bombas lapa?

El parlamentario y secretario de Organización del PSN Ramón Alzorriz (i) bromea con la parlamentaria de EH Bildu Bakartxo Ruiz.. EFE/Jesús Diges
El parlamentario y secretario de Organización del PSN Ramón Alzorriz (i) bromea con la parlamentaria de EH Bildu Bakartxo Ruiz.. EFE/Jesús Diges

Este miércoles pasado, en el Parlamento de Navarra, pudimos asistir a una nueva humillación de Bildu-Batasuna a las víctimas del terrorismo etarra.

Bakartxo Ruiz, una de las líderes de los proetarras y que siempre ha defendido la violencia de ETA para imponer sus ideas, volvió a negarse a condenar el dolor causado durante tantos años de asesinatos, coacciones, secuestros y persecución abertzale en Navarra.  

"¿Estuvo bien matar? ¿Sí o no?", pregunto de manera franca y directa la hermana de Gregorio Ordóñez a los representantes de Bildu en la Cámara. 

La respuesta, como siempre, dejó claro que Bakartxo Ruiz, Bildu y todo el entramado de Batasuna-Sortu ligado a la izquierda abertzale sigue defendiendo la acción de ETA durante décadas, de la que ni se arrepienten ni se arrepentirán nunca. Seguirán con sus homenajes a terroristas, su vejación a las víctimas y su desdén y desprecio a la democracia y a las familias de las víctimas.

A las pocas horas pudimos ver el compradreo, las risas, el cachondeo y los abrazos de felicidad entre los parlamentarios del PSN y Bildu por la aprobación de las cuentas de Navarra para 2020. ¿De verdad son necesarios estos gestos? ¿Son provechosas las risas con los que quisieron imponer un pensamiento único a base de tiros en la nuca y bombas lapa?

Sin poder todavía entender los pactos de los socialistas navarros con los quisieron laminarlos durante años y con los que no comparten ni un sólo punto de su ideario político, resulta todavía más doloroso contemplar unas imágenes de amiguismo exacerbado con un grupo de personas que mantienen su defensa de la violencia contra buena parte de la sociedad navarra. 

El vicepresidente Javier Remírez explicó que la presencia de los socialistas y del Gobierno de Navarra "podía restar más sumar" en el acto de recuerdo a los asesinados por ETA en Navarra, acto al que María Chivite y otros socialistas habían acudido todos los años sin criticar ni un ápice de lo que allí se decía. 

¿Merece la pena un puesto, un cargo, a cambio de olvidar y dejar de lado lo que siempre defendiste?

¿Puede un Gobierno y una presidenta soportar unos minutos el malestar de unas familias dolidas por sus risas y compadreo con Bildu?


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
¿Son necesarias las risas y el compadreo con Bildu?