• miércoles, 27 de octubre de 2021
  • Actualizado 13:20

 

 
 

Opinión / Director del Departamento de Oncología Médica.

Efectivamente, en la Universidad de Navarra somos privilegiados

Por Ignacio Gil Bazo 15 enero, 2016 - 21:03

Esta carta la rubrica el doctor Ignacio Gil, profesor titular de Universidad y 2155 firmas más.

En una noticia publicada el 12 de enero de 2016, se reflejan las siguientes declaraciones de la parlamentaria de Euskal Herria Bildu, Bakartxo Ruiz al respecto de la decisión del cuatripartito que sustenta el Gobierno de Navarra, de no renovar el convenio con la Universidad de Navarra para la prestación sanitaria de los trabajadores del centro: "Ya era hora de que se democratizara la asistencia sanitaria y este colectivo que hasta ahora ha tenido un tratamiento privilegiado pasara a integrar las listas del SNS".

Sin entrar de nuevo en los aspectos puramente político-ideológicos, que no económicos ni de búsqueda de la mejora en la sanidad pública ni del bien para los navarros, que han motivado esta decisión, nos gustaría responderle lo siguiente:

Sra. Ruiz, efectivamente, las empleadas y empleados de la Universidad de Navarra, la Clínica Universidad de Navarra, el Centro de Investigación Médica Aplicada, el Instituto de Cultura y Sociedad, el Centro de Investigación en Nutrición, el Museo de la Universidad de Navarra y el Instituto de Investigación Tropical, somos enormemente privilegiados.

Y lo somos, porque, a pesar de nuestra diversidad ideológica y política, con nuestro trabajo diario, callado y esforzado, todos buscamos la verdad en nuestra dedicación docente con todos nuestros alumnos (gran parte de ellos navarros). Somos igualmente privilegiados por buscar además, la excelencia en la asistencia sanitaria a pacientes navarros y de cualquier otro lugar del mundo que nos confían su salud, la innovación en investigación y en el tratamiento de las enfermedades más comunes y que más muertes causan, pero también de enfermedades raras y que afectan a los colectivos más desfavorecidos.

También nos sentimos privilegiados porque con nuestro trabajo diario, nuestros desvelos, nuestras ilusiones y la pasión en lo que hacemos y que nos mueve cada día a hacerlo mejor, somos capaces de contribuir a la mejora de la salud y protección de la vida y a la mejora del nivel educativo en Navarra, al crecimiento social de esta comunidad, al incremento de su PIB, a la atracción del talento y de la inversión biotecnológica, a la creación de riqueza cultural y social y a la excelencia profesional.

Y todo esto lo hacemos con el máximo respeto y espíritu de servicio hacia los que piensan como nosotros y hacia los que no.

¿Acaso pueden ustedes decir lo mismo?

Ignacio Gil. Doctor en Medicina. Profesor Titular de Universidad y 2155 firmas más.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Efectivamente, en la Universidad de Navarra somos privilegiados