Opinión /

Embajadas críticas a análisis

Por Gustavo Galarreta 23 diciembre, 2015 - 8:08

Una vez pasadas las elecciones y fuera del cualquier lectura política, ahora toca y se debe hacer un análisis sobre el atentado contra la embajada española en Kabul, atrás se quedan las apresuradas declaraciones del Gobierno de España aportando información sin contrastar y rectificando hasta en dos ocasiones en breve espacio de tiempo sobre lo ocurrido en Kabul. 

Enseguida salieron a la palestra los expertos en todo lo que depara la actualidad; si se estrella un avión son casi ingenieros aeronáuticos y si alguien famoso tiene un infarto son casi cardiólogos y así con todas las materias que les echen.

Pero en este caso son vidas humanas las que están sobre la mesa y había unas elecciones a escasos días. Tuvo que ser el hermano del Subinspector Jorge García Tudela asesinado a manos de los talibanes en Kabul junto con su compañero el Inspector Isidro Gabino San Martín, llamando a no manchar y  honrar la memoria de los fallecidos en Afganistán quien pondría fin a las diversas especulaciones sobre si la embajada fue realmente el objetivo, que si fue  un edificio anexo, etc.

La realidad era que dos policias que prestaban servicio en la embajada en Kabul habían sido asesinados a manos de los talibán dentro de la embajada, a esa realidad no se le puede buscar ningún resquicio de duda o interpretación. España al igual que otros muchos paises se encuentra en Afganistán y en otros muchos paises donde los gobiernos son débiles y los escenarios donde trabajan nuestros diplomáticos son muy duros para dar respaldo diplomático.

Si analizamos la seguridad nacional veremos que esta materia en un país como España, situado en la órbita global se construye siempre dentro y fuera de nuestras fronteras, todos los países son cada vez más dependientes los unos de los otros en materia de seguridad y es por eso que para asentar la seguridad de muchos países son necesarias cada vez mas acciones de seguridad global. La contribución institucional que hacen muchos países al asentar legaciones diplomáticas en los más difíciles escenarios hace que llevar un poco de democracia a algunos países sea un esfuerzo ímprobo en materia de relaciones internacionales y de seguridad.

Ante la presión y el ataque diario de los talibanes se debe respaldar al gobierno Afgano para el que sin duda es de vital importancia que delegaciones diplomáticas tengan cabida en su territorio para así dotar al país de un entramado de respaldo internacional sin olvidar nunca que ese impulso democrático en la defensa de los derechos humanos se sostiene gracias al trabajo diario de los citados cuerpos diplomáticos y quien dota de seguridad a dichos diplomáticos en el caso español son la Policía Nacional y la Guardia Civil que sin dudarlo se juegan la vida en los escenarios más duros como puede ser Afganistán.

Tras los primeros análisis sobre lo ocurrido, si algo a quedado patente es la desproporción con la que tuvieron que hacer frente nuestros policías al ataque talibán; los terroristas en primer lugar colocaron un coche bomba con gran cantidad de explosivos en la puerta de la embajada, atacaron la sede diplomática española con granadas auto propulsadas RPG de alto poder explosivo desde posiciones elevadas, realizaron fuego de fusilería con fusiles AK-47 del calibre 7,62 en un ataque que duró más de doce horas.

Nuestros policías contaban para repeler el ataque con fusiles del calibre 5,56 y pistolas de 9mm, un combate nada proporcionad, ante estos primeros apuntes es factible revisar con calma y realizando un  análisis metódico de otras formas de proporcionar seguridad a nuestras embajadas en localizaciones críticas, son muchos los paises que delegan en sus ejércitos la seguridad perimetral y de instalaciones de sus embajadas; no por estar más o menos preparados que la policía si no porque tienen un armamento de dotación que si es equivalente al que por ejemplo han usado los talibán en este último ataque, sumándole que cuentan con experiencia y formación en el control de instalaciones y accesos en teatros de operaciones muy complicados como es el caso de los soldados españoles.

Todo lo anteriormente citado y mucho más debe ser materia de análisis por parte de los responsables de seguridad de la comisión que se encargue de esta tarea añadiendo en primer lugar la ubicación de nuestra embajada en Kabul que está fuera de la “Green Zone” zona de seguridad que cuenta con varios anillos de seguridad y filtros de acceso a la misma donde se encuentran la mayoría de embajadas.

El análisis de seguridad deben de hacerlo los profesionales, pero lo que debe de hacer la sociedad española es no olvidar el cómo y el por qué dos Policías Nacionales dieron su vida por defender los valores constitucionales que a todos nos amparan y no dudaron ni un momento en dar lo más valioso con lo que cuenta una persona que es su propia vida en respuesta al integrismo y la sin razón de unos fanáticos, con ese sacrifico hicieron que el resto de personas que se encontraban en la embajada podrían salvar su vida.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Embajadas críticas a análisis