Opinión / Sabatinas

Toma chocolate, paga lo que debes

Por Fermín Mínguez 17 diciembre, 2016 - 10:55

Leo la historia del padre de Nadia y recuerdo esta canción cantada por La pequeña compañía sonando en el casete del coche en algún viaje o alguna mañana de fin de semana en casa.

Imagen de un hombre portando un billete para realizar un pago. ARCHIVO
Imagen de un hombre portando un billete para realizar un pago. ARCHIVO

Haz lo que tienes que hacer, sin muchas vueltas. Y paga lo que debes. Pero hay muchos más sinvergüenzas que deben dinero y no nos parece tan mal.

La historia del padre de Nadia, si se confirma que es cierta, es el combo de lo miserable. Utilizar la enfermedad de una hija, que encima es menor; aprovechar la buena voluntad dela gente para sacar dinero; y una vez recaudado no invertirlo en curar la enfermedad de mi hija. La trilogía de la mezquindad y de lo despreciable. Si la historia es como la cuentan, insisto, y si se demuestra que es verdad, no creo que nadie defienda a este sinvergüenza.

Apropiarse de alrededor de un millón de euros de donaciones es asqueroso. Y nos lo parece a todos, hayamos donado o no, se ha reído de nuestra generosidad para lucrarse. Con esos 900.000 euros podría haber contratado un tratamiento necesario para su hija, y si la hubiéramos visto sana nos hubiéramos sentido responsables de su curación hasta os que no hubieran donado nada, estos los que más. Lo que es claro es que no hay fisuras a la hora de reclamarle el dinero pedir justicia y rasgarnos las vestiduras llorando nuestra pena y desdicha.

No quiero ni pensar si en lugar de 900.000 hubieran sido, no sé, 150 millones. Imaginen, 150 millones y además a todos y cada uno de los contribuyentes. Además de cárcel y devolución íntegra del dinero habríamos pedido linchamiento popular y petición en directo de perdón. Y nadie le defendería, sería obsceno justificar al que roba. ¿Se imaginan?

Menos mal que nadie nos roba tanto dinero. Nadie. Y mucho menos a la cara. Nadie, ¿verdad?

Pues no solo no roban sino que encima los justificamos. Tócate los pies. Que Cristiano Ronaldo haya evadido, presuntamente,  150 millones no nos parece tan grave como lo del padre de Nadia. De hecho se puede defender y justificar desde el hooliganismo. Vergüenza tenía que darnos. Porque si además sumamos al resto de futbolistas implicados esto adquiere dimensiones de partida presupuestaria.

Para que se hagan una idea, 150 millones es lo que espera recaudar la Agencia tributaria con un cambio en el registro de deudores, que permita al que pague no salir en el listado. Pues bien, todo lo que espera recaudar en todo el país en un año es lo que, presuntamente, nos debe un futbolista. Y ni mu en los telediarios ni en el resto de programas. Es más, un juez prohíbe publicarlo.

Permítanme insistir con el ejemplo, 150 millones supondrían unos 100.000 meses de plazas residenciales, es decir unas 8.300 al año; más de 7millones de manutenciones a 20€/día. Los costes salariales de más de un hospital  o 5 veces lo establecido para  terminar la Sagrada Familia.

Eso es lo que no nos importa perder. Y luego nos inundarán estas Navidades con visitas a hospitales, regalos a los niños, y entrega de camisetas firmadas. Miren, no. Paguen lo que deben como hacemos todos, y luego si quieren regalen balones, camisetas o tomen chocolate. Pero no nos tomen por tontos.

Y me da igual que sea CR7, Messi, el Orfeón Pamplonés, Fernando Alonso, Los Power Rangers o las Hordas de Sapo, pero aquí se paga. Y el que más gana más tributa, justicia social. Y seguro que es mejor tener todo el dinero posible, pero cuando se tiene tanto lo que hay que hacer es ser elegante y justo  y pagar lo que toca.

Y bienvenida sea la caridad y los gestos que promuevan la solidaridad pero primero se cumple con la obligación.

De la misma forma que no es justo buscar en el caso de Nadia una justificación para no donar, a este señor se le juzgará y si es culpable se le condenará pero seguirá habiendo miles de causas con las que colaborar. Eso es lo que costará de perdonar a este tipo, no los 900.000 euros que se ha llevado, no, sino el daño que ha hecho a las cadenas de donación,

Así que si me permiten, cuando vayan a justificar o defender a algún futbolista acusado de estafa o evasión o impago de impuestos piensen si opinarían lo mismo del padre de Nadia, que al fin y al cabo han hecho algo parecido. El hooliganismo, en general, no es buen compañero de opiniones.

Así que ya saben, a tomar chocolate y a pagar lo que se deba.

Los Rolling también lo piensan.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Toma chocolate, paga lo que debes