Opinión / Sabatinas

60.600.000.000 € (antes conocidos como 10.000.100.000.000 pts. o así)

Por Fermín Mínguez 24 junio, 2017 - 9:07

Esa es la cifra que el Banco de España ha dicho que no espera recuperar del rescate que hizo a la banca. Alrededor del 80% de lo prestado. Si hablamos con propiedad, esa es la cifra aproximada que nos van a dejar a deber a todos, qué cosas, ¿verdad?, los prestadores prestados.

Imagen de la sede del Banco de España en Madrid.
Imagen de la sede del Banco de España en Madrid.

Vaya por delante que si algún experto en finanzas ve que estoy equivocado y puede darme algo de luz será bienvenido, mis cercanos financieros saben bien que hay una parte de la ingeniería financiera que se me escapará siempre, la que se enfrenta con la lógica, pero de verdad que estoy abierto a comprender. Eso sí, alguien tendrá que explicarme muy bien porque los mismos que cuando me dan un crédito me crujen a intereses si tardo en devolverlo o que pueden llegar a quedarse mis bienes como parte del pago del crédito, pueden no devolver el 80% de lo que les he prestado. Si me explican esto pago comida, café y copa encantado.

Escarbando para escribir este artículo me he encontrado con la noticia, esta misma semana, de que Lloyd´s Bank ha vuelto a manos privadas tras devolver totalmente el préstamo que le hizo el Estado. Es más, parece que han ganado 1.000 millones de € que se han destinado a reducir la deuda nacional. Como lo leen. Parece que en Inglaterra el Estado deja dinero a un banco para que se recupere, a cambio controla una parte del mismo que va disminuyendo progresivamente hasta que devuelve el total del crédito, y además genera beneficio. Vamos, parecido a una hipoteca. Las mismas reglas del juego en las dos direcciones. Así que no es toda la banca, es nuestra banca.

Aquí sin embargo la historia ha sido algo más compleja. Tenemos un sistema bancario en el conviven bancos y cajas, las cajas no tienen un duro y se inyecta dinero público, que nunca es suficiente. Las cajas de ahorro, esas entidades que cada provincia tenía una, como los aeropuertos, y que estaban en la más absoluta bancarrota. Y mira que es sorprendente, ya que sus consejos de Administración estaban ocupados por políticos, que como nos han demostrado son grandes gestores de entidades públicas.

Estas cajas se convierten en bancos, las más fuertes salen incluso a bolsa como Bankia, (carraspeo dos veces), y la mayor parte entran en una ruleta de fusiones, compras, matrimonios de conveniencia, parejas bancarias de hecho y de desecho y nuevos modelos de servicio. Aquí recuerdo con especial cariño a Banca Cívica, donde las cajas de Navarra, Cajasol, la de Burgos y la de Canarias convergieron in a rare show of unity, que decían los Smashing Pumkins de sí mismos en uno de sus discos. Dos años de aventura y a formar parte de Caixabank (he de decir que el dinero que le prestó el FROB a Banca Cívica, Caixabank lo devolvió).

Bueno pues como este caso algunos más convirtiendo los bancos en una especie de matrioska a la inversa, donde cada día un pez gordo se había comido a otro más pequeño, y los nombres de los bancos eran tan largos que para que cupieran todos en lugar de un rótulo en la puerta tuvieron que poner desplegables.

Mientras esto pasaba aquí en el resto de Europa algunos bancos se afanaban en devolver el dinero a sus Bancos Centrales, y aquí venga poner dinero.

Que no digo que no hubiera que hacerlo, creo firmemente que es mejor rescatar un banco que permitir que caiga pero no a cualquier precio. No me cabe en la cabeza que entidades que deben dinero estén publicitando sus beneficios recuperados; entre ustedes y yo, me parece algo obsceno.

60.000 millones supone unos 3.300 € por familia española, y es mucho dinero, sobre todo cuando el rescate ha sido fruto de una mala gestión y se puede señalar a sus responsables.

Es más, ¿se imaginan lo que se podría hacer con 60.000 millones dedicados a la innovación y al emprendimiento?, ¿se lo imaginan? Tengo la suerte de estar rodeado de emprendedores que buscan debajo de las piedras una oportunidad para darle aire a sus proyectos, y ese el verdadero motor de un país, la gente que cree y que crea, que genera recursos nuevos, que contrata, que mejora y que optimiza, y que curiosamente cuando van a pedir dinero a un banco no lo consiguen, al mismo banco que les debe dinero, unos 3.000€ por barba.

Ya aburre tanta judicialización de procesos que no hacen sino eternizar problemas y diluir responsabilidades, lo que se presta se devuelve y si no al menos que se reinvierta. Vuelquen ese dinero en ayudas al emprendimiento y al acceso a vivienda a perfiles desfavorecidos. Los 3.300 de mi familia los invierten ahí, que ya lo hemos habado en casa, de nada.

La de problemas que se podrían solucionar con esos 60.000 millones. Por ejemplo se podría recomponer el agujero de la caja de las pensiones, y esto no es proselitismo barato, al menos hasta que no me den una razón para que comprenda por qué entidades que están ganando dinero no pagan lo que deben, insisto.

Incluso con esos 60.000 millones se podrían pagar un millón de años de estibadores y desbloquear el conflicto, ya que se supone que ganan 60.000€ al año y eso nos indigna. De los que conozco ninguno lo gana (o lo esconden muy bien y no pagan cañas), aunque hayan tenido más titulares los estibadores millonarios que los desharrapados banqueros.

A ver si el problema no van a ser los estibadores. A ver si estos ganan lo que deben y los que ganan de más son otros. A ver si va a ser que había, y hay, más opciones y nos están engañando. A ver si no somos nosotros y son ellos.

60.000.000.000, qué disparate.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
60.600.000.000 € (antes conocidos como 10.000.100.000.000 pts. o así)