Opinión / Es periodista, uno de los fundadores de Telemadrid y su primer director de informativos.

Oportunismo electoral

Por Fermín Bocos 28 mayo, 2016 - 9:20

Cualquier palabra sobre la situación que atraviesa Venezuela es una palabra de más. Todo el mundo que se interesa por lo que pasa a su alrededor sabe lo mal que está aquél país.

Por eso parece un exceso que de rondón, como si no supiéramos que estamos en campaña electoral, se haya colado Venezuela como punto del orden día en la reunión del Consejo de Seguridad Nacional presidida por Mariano Rajoy en su calidad de Jefe del Ejecutivo en funciones y, en este caso, también como candidato del PP a seguir en La Moncloa. A CNS pertenecen, entre otros,  el JEMAD, el militar de mayor rango de las Fuerzas Armadas y el director del CNI.

Es verdad que alrededor de doscientos mil españoles residen en Venezuela y que sobre ellos -al igual que sobre el resto de venezolanos no comprometidos con el régimen chavista- pende la espada de la inseguridad ciudadana, las penurias económicas y en algunos casos las expropiaciones arbitrarias, pero de ahí a presentar ante la opinión pública que la reunión del CNS va a ocuparse de la "seguridad" de los españoles que viven en Venezuela creo que media un trecho.

El que convierte la información en propaganda. En este caso, propaganda electoral. A los estrategas de campaña de los populares (con el diplomático Moragas a la cabeza) les debe haber dado envidia la provechosa cosecha política y mediática que se trajo Albert Rivera tras su paso por Caracas. Pero Rivera tuvo el coraje de meterse en la boca del lobo y acudir a la Asamblea Nacional, el Parlamento venezolano, para decir alto y claro que el Gobierno Maduro no respeta los Derechos Humanos, que en las cárceles hay presos políticos y que el pueblo pasa hambre a causa de la desastrosa gestión económica de los gobernantes chavistas.

Decirlo allí cobra valor añadido. De la misma manera que también tuvo razón al contestar a Pablo Iglesias que le había acusado de haber ido a Caracas a rodar el primer anuncio de la campaña electoral.

Sabida la vinculación ideológica -y también económica, según diversas fuentes- de algunos de los lideres de Podemos con las autoridades chavistas, Rivera devolvió la andanada diciendo que mientras otros habían ido a Venezuela a recibir dinero, él fue a Caracas a ayudar a los venezolanos. Rivera estuvo en su sitio.

A Iglesias y a otros dirigentes podemitas (Bescansa, Errejón) se les nota incómodos con este asunto. Siempre que se les pregunta por Venezuela echan balones fuera. Lo de Rajoy es otra cosa. Introduciendo el caso de Venezuela como asunto a tratar en la Consejo de Seguridad Nacional, recuerda al espontáneo que salta al ruedo para conseguir la foto.  

Inseguridad ciudadana y jurídica padecieron miles de españoles residentes en Argentina durante los años de presidencia de Cristina Fernández de Kirchner -llegaron hasta expropiar una compañía petrolera- y, que se sepa, nunca fue asunto de análisis por parte de militares y  otros expertos en seguridad.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Oportunismo electoral