Opinión /

La policía consiente la nueva 'okupación' de Rozalejo

Por Editorial 19 Enero, 2019 - 21:54

Del Gobierno foral y la policía autonómica poco se podía esperar a estas alturas, pero la Delegación del Gobierno ha hecho dejación de funciones para permitir un delito anunciado con días de antelación. 

Un momento de la nueva 'okupación' del Palacio del Marqués de Rozalejo este sábado por la tarde. MIGUEL OSÉS
Un momento de la nueva 'okupación' del Palacio del Marqués de Rozalejo este sábado por la tarde. MIGUEL OSÉS

La Policía Nacional ha permitido que se cometiera un delito en Pamplona mientras sus policías miraban y a sabiendas de que iba a ocurrir.

A los agentes de policía les ha faltado hacer la ola a los 'okupas' que, tras anunciarlo durante varios días, han vuelto a acceder al palacio Marqués de Rozalejo con total impunidad. 

¿Qué hacía la policía? ¿A dónde miraban?

Todos sabemos que la Policía Foral, por orden de Barkos y de Beaumont, es decir, del PNV y Bildu, no iban a salir a la calle este sábado en Pamplona porque son cómplices de los delincuentes, los 'okupas' abertzales que tienen tomada Pamplona. 

Sin embargo, decenas de agentes de Policía Nacional han custodiado la manifestación de los 'okupas' por las calles de Pamplona, pero nadie se ha preocupado de cerrar los accesos a la plaza de Navarrería, donde hasta el menos informado de la ciudad sabía que los radicales iban a volver a tratar de acceder a un edificio público que han convertido en su negocio particular

¿Por qué esa desidia? ¿Por qué esta dejadez? ¿Qué hemos hecho los ciudadanos para permitir que los delincuentes actúen a sabiendas de que nadie les detendrá en su propósito?

Hace unos años, el juez Otamendi tuvo que alertar a la policía sobre el delito que se producía al 'okupar' un edificio en el Paseo de Sarasate. Este sábado en Pamplona no hacía falta ningún juez para saber que los radicales iban a volver a acceder y bastaba una simple orden de prevención para impedirlo. 

La Delegación del Gobierno dirigida por José Luis Arasti debería haber actuando con contundencia, más sabiendo que la Policía Foral se iba a volver a arrodillar ante los socios de Barkos, los 'okupas' que Sortu y Bildu manejan entre bambalinas. 

Los ciudadanos navarros se encuentran ahora mismo huérfanos de protección ante un rebaño de radicales que ha decidido que Pamplona es suya ante la dejación de funciones de los cuerpos policiales en Navarra


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La policía consiente la nueva 'okupación' de Rozalejo