Opinión /

No se puede dudar del PSOE en Navarra

Por Editorial 07 junio, 2019 - 22:07

Desde NAVARRA.COM hemos apoyado al Partido Socialista sin ambages ni disimulo durante los cuatro años anteriores por su firme oposición y su contundencia ante el nacionalismo vasco. 

María Chivite y Ramón Alzórriz se dirigen esta semana hacia el Parlamento para una de las reuniones que han mantenido con el PNV, Podemos e IE. IÑIGO ALZUGARAY
María Chivite y Ramón Alzórriz se dirigen esta semana hacia el Parlamento para una de las reuniones que han mantenido con el PNV, Podemos e IE. IÑIGO ALZUGARAY

Los socialistas navarros no han dejado duda alguna en los últimos 30 años sobre su clara posición sobre Navarra, su estatus y su firme posición contra el nacionalismo vasco. 

Tampoco se puede dudar, jamás, de su férrea defensa por las libertades, su combativa posición contra el terrorismo de ETA y su cuidada protección de las víctimas de la sinrazón abertzale

El PSOE ha defendido desde Navarra la Constitución con la misma fuerza a cómo lo ha hecho en Aragón, Castilla, Andalucía o Galicia y ha sido baluarte clave en momentos históricos de la Comunidad foral para garantizar su fortaleza y permitir el liderazgo en los principales indicadores económicos y sociales. 

Durante los últimos cuatros años Navarra ha vivido una de sus peores etapas democráticas sometida al nacionalismo vasco por la subordinación de Podemos e Izquierda Unida a las tesis del PNV y Batasuna

Los ciudadanos han castigado en las urnas esas conductas que nada tenían que ver ni con el progresismo ni con la izquierda y la lección ha sido clara y contundente: el populismo de Ainhoa Aznárez y Marisa de Simón ha quedado reducido a una presencia casi testimonial en la Cámara, hasta el punto de colarse en el Parlamento en el pitido final. 

Después de esta clara lectura de los resultados, los socialistas navarros, que han recibido buena parte de los votos de todos aquellos ciudadanos hartos del nacionalismo vasco, han decidido apostar por más nacionalismo vasco para la Comunidad foral, a pesar de que los dos partidos constitucionalistas suman una abrumadora mayoría absoluta de 31 parlamentarios. 

Sus únicas reuniones para conformar una minoría de 23 parlamentarios ha sido con Uxue Barkos y con los partidos fracasados en las elecciones, Podemos e IE. 

Y no sólo eso, sino que María Chivite pretende llegar a la presidencia del Gobierno con el visto bueno en forma de abstención de los proetarras de Bildu, con los que deberá pactar durante cuatro años las políticas en el Parlamento para dirigir Navarra bajo el control de Urkullu y Otegi en cada paso. 

Desde NAVARRA.COM hemos apoyado al Partido Socialista sin ambages ni disimulo durante los cuatro años anteriores, sabedores de todo aquello que hemos expuesto en los primeros párrafos de este editorial.

Sin embargo, no callaremos y seremos especialmente duros si la legítima aspiración para llegar al poder de los socialistas es a través de un atajo sin perdón ni explicación posible, como son los votos del nacionalismo vasco y el beneplácito de los que trataron de silenciar a tiros a la sociedad navarra, incluidos los propios socialistas.

No pedimos al PSN que se rebaje ante Navarra Suma ni que entregue gratis sus votos a los regionalistas, pero sí exigimos que los partidos constitucionalistas se sienten en una mesa y expliquen después a todos los navarros ilusionados con terminar con el cuatripartito por qué van a permitir con una amplia mayoría que el nacionalismo vasco vuelva a manejar Navarra mientras desde Vizcaya y Guipúzcoa se frotan las manos.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
No se puede dudar del PSOE en Navarra