Opinión /

Fraude de ley para imponer las ikurriñas

Por Editorial 08 marzo, 2016 - 8:00

Los ayuntamientos de Pamplona, Estella, Leitza, Etxarri-Aranatz, Oteiza y Lakuntza buscaron subterfugios normativos para colocar la bandera vasca
 

Un juez de Pamplona ha sentenciado que los ayuntamientos de Pamplona, Estella, Leitza, Etxarri-Aranatz, Oteiza y Lakuntza cometieron fraude de ley por la exhibición de la ikurriña en sus casas consistoriales en sus respectivos chupinazos festivos.

En el caso de Pamplona, el magistrado deja meridianamente claro que el alcalde de Pamplona, Joseba Asirón (Bildu), buscó un subterfugio legal para imponer la ikurriña en el chupinazo de los Sanfermines.

En los casos enjuiciados, los ayuntamientos invitaron a parlamentarios o concejales vascos a los actos para dar cobertura a unas acciones que sin ellas serían contrarias a derecho. Resulta evidente que los consistorios gobernados por los nacionalistas se burlaron de la ley, y de la mayoría de la ciudadanía navarra, para colocar en los balcones municipales la enseña propia de otra comunidad autónoma, un hecho insólito en el resto de localidades españolas.

Estas seis sentencias, no obstante, no son definitivas y, de hecho, el juez difiere del criterio de otro compañero suyo, que el pasado mes de febrero desestimó el recurso presentado contra la colocación de la ikurriña en el Ayuntamiento de Berriozar, una decisión que ha sido recurrida por la Abogacía del Estado.

Por tanto, habrá que esperar a que la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia unifique criterios y despeje las dudas sobre si hubo o no fraude de ley.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Fraude de ley para imponer las ikurriñas