Opinión / La vida misma

Punto 'Eus'

Por César Martinicorena 03 noviembre, 2015 - 22:04

Más vale que alguien ha llegado para solucionar los problemas del gentío. Gracias a Dios -perdón,  es frase hecha- el "nuevo tiempo político" nos muestra esa Verdad que a los simples mortales se nos esconde.

Cuando ustedes y yo comentamos en casa y en el bar esas memeces como el paro o la corrupción, los congniscienti navarrascos se afanan en enseñarnos la virtud. Desnudarla para que no nos perdamos en la bruma de lo banal, lo diario, lo sobrante.

¡Usted, gañán! ¿ Acaso había caído usted en la necesidad perentoria que tenemos de olvidar el .com y el .es?  No se preocupe. Aquí viene el circo del sol para abrir vereda. Ellos se ocupan de los nombres de las calles, los fichajes con pijama a rayas y las señales de televisión. Punto Eus y a vivir que son dos agures.

A usted, mentecato, lo mollar le hizo mutis por el foro y solo le ha prestado atención a lo zafio. A saber, el curro de su hija, la hipoteca del nuero y las mangancias del moquetas. No se atore. Descanse en su sofá que lo fetén  ya lo pergeñan y perpetran los descendientes de Demóstenes. Aún habrá desagradecidos que no valoren el desmesurado empeño por mejorar su vida, la mía y la de la Bernarda.¡  Manda Trillos !

Mal minero nos ha salido usted que no sabe separar el oro de la molienda. Pero tranquilo, chavalote. Ya están aquiiiiï. Como los poltergeist,  pero en buenos. Dejemos hacer a los que piensan por nosotros. Son mejores. Mejor aún, que nos digan qué pensar y cómo sentir . ¿Es que no sabe usted que de eso se trata? ¿ Tan ciego ha estado todo el pasado siglo veinte? ¿De veras no sabe cómo se mueve y respira el nacionalismo?  Lo que hay que ver. Culpable por omisión usted, feble personilla.

No puede aparecer usted sorprendido y a queja diaria. Ahora les toca. Se han preparado a conciencia y su voluntad es férrea. Debemos un tiempo de pleitesía y admiración hacia quien soluciona los problemas reales de nuestras ásperas vidas. Deje de dar el coñazo con sus impuestos cuando no sabía qué bandera debe ondear en el mástil más alto del ayuntamiento más bajo.

Deje de poner palos en las ruedas. No se oponga. Sepa usted, so don nadie,  que Ellos portan la piedra Rosetta. No se enfurezca que Ellos han desenredado el inextricable nudo gordiano que Alejando solo pudo cortar a golpe de espada.  Hágame caso y deje de pensar en estupideces como la realidad. Existe un bien mayor que usted no es capaz de enteder. No se ofusque con sandeces como la historia, el bien o la justicia. Lo perseguido deja en bosta de caballo al tesoro de El Dorado, la Atlántida y la biblioteca de Alejandría juntas, así que calle.

Veo que no le convenzo así que se le voy a poner un ejemplo de cómo debe pensar. Va con su coche tan tranquilo y llega a un cruce. De repente, de la nada, aparece otro carro y se produce el accidente. Tres muertos. Usted se salva. Ha fallecido un hijo suyo en su coche y dos malditos en el otro. Le dirán que debe sentir dolor y pena. Culpa y frustración. No haga caso, amigo. Usted solo debe tener una idea fija en el cerebro. Yo tenía preferencia.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Punto 'Eus'