• viernes, 17 de septiembre de 2021
  • Actualizado 00:53

 

 
 

Opinión / La vida misma

La procedencia de las balas

Por César Martinicorena 29 abril, 2021 - 9:26

O de la carta. De una amenaza tuitera o de un estado de facebook. Ni se lo pregunte. No importa dado que el culpable, ya, es previo. 

Balas y amenaza recibidas por Pablo Iglesias durante la campaña electoral del 4-M en Madrid.
Balas y amenaza recibidas por Pablo Iglesias durante la campaña electoral del 4-M en Madrid.

No le dedique un segundo de reflexión, de investigación o de relevancia al comitente o al cometedor del delito. ¿ Y por qué? Porque ya existe una pre-verdad que sustituye a los hechos. De nada servirá que la carta provenga de un esquizofrénico abajofirmante. De menos valdría que se descubriera que las balas fueron enviadas por el fantasma de Kobe Bryant. Sea quien fuere quien perpetró las amenazas sepan que lo hizo por la influencia de VOX y de Díaz Ayuso; PP y VOX. Se acabó.

Desde Marx  hasta nuestros días pasando por Goebbels, la búsqueda del culpable, del enemigo, justifica toda reacción de la supuesta víctima, y decimos supuesta porque, en realidad, se trata del auténtico victimario. Que te llamen nazi, fascista, asesino o promotor de genocidios, por ejemplo. En esas nos encontramos. Es una cuestión de fe y de necesidad. Fe, la que necesita el fanático para pasar por encima de los hechos. Necesidad, la que acumulan dos partidos políticos para ir a su guerra particular el próximo cuatro de mayo en la capital.

Estas dos siglas que rigen los destinos del gobierno de España y, por tanto, de los españoles, han perdido el oremus de forma bárbara y calculada. Aquí no se hacen enemigos. Ione Belarra ha tachado a PP y VOX directamente de nazis, pero esto lo dejo para el final. 

Ya nada importa. El lenguaje se encuentra secuestrado por deslenguados de moqueta y por eunucos intelectuales ; por la generación de los – no se rían- servidores públicos más desalmados desde que veíamos a Yosu Ternera en la comisión de derechos humanos del parlamento vasco. Únanle el seguidismo ambicioso y beligerante de una  mayoritaria parte de la radio, televisión y prensa nacional y agite el cóctel.

La que se avecina se atisba como de órdago. Una nada despreciable proporción de españoles nace culpable hoy en día. Nuestro voto, incluso su ausencia, nos coloca bajo la égida de un inventado post-fascismo incipiente. No les queda más argumento y lo han convertido en verdad irrenunciable; en dogma de fe. Este hecho no se halla sujeto a discusión o argumentación. 

La gravedad y esperanza procede de la sensación – absolutamente personal esta opinión mía- cada vez más hormigueante de que esa parte humillada de España no va a aguantar volver a ser adjetivada de la misma manera, en fondo y forma, que lo hizo la ETA, el PNV y el nacionalismo catalán. No queremos volver a ser insultados sin contestar.  No podemos. Tenemos una deuda impagable con quienes nos precedieron. No volverá a haber manifestaciones con manos blancas. Nadie repetirá aquella barbaridad – entendible pero barbaridad al fin y al cabo- de “ETA, dispara, aquí tienes mi nuca”. No es posible.

La sencilla clave política no es otra que la desaparición de la socialdemocracia a manos de este populismo sudamericano que padecemos por medio de un presidente inválido por estúpido e incapaz. Su cálculo político no va más allá de apretar la mandíbula para ver y dejar hacer a un megalómano psicópata que desea vengarse de cuitas que no sufrió pero que del dolor que causaron desea y necesita hacer acreedor. Nada nuevo, vaya. Otro iluminado de Baviera.

Para Ione Belarra. Llamadnos nazis no te va a salir gratis. Te va a pasar factura el resto de tu vida por más que vivas cien años. Acabas de ingresar en la nómina de ese selecto grupo que, desde los años ochenta, nos llamaban nazis a todos aquellos que ni hachas ni serpientes. Enhorabuena por todos tus años de estudio y trabajo para llegar a la meta donde esperan los Terneras, Dienteputos, Tigresas, Arzallus, el ensaimadas, el obispo anticristo y, por supuesto, tu valedor: Pablete.

Como ex-votante del PP, Ciudadanos y amigos de no pocos simpatizantes de VOX, me declaro inmediatamente enemigo de tu triste persona. Un adversario, a tu lado, es un imperecedero amigo. Sigue buscando fascios, gárgola, pero recuerda el dicho. El que busca leña verde cuanto más anda, más pierde

Para los insultados. Jamás olviden que el Mal solamente acusa de aquellos vicios de los cuales adolece. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La procedencia de las balas