• jueves, 18 de agosto de 2022
  • Actualizado 00:00

Opinión /

Esperando una señal

Por 06 octubre, 2015 - 11:11

UPN aguarda a que el PP le guiñe un ojo mientras le cuenta a sus votantes que, en realidad, prefiere bailar solo.

Dentro de poco más de un mes se cierra el plazo para que los partidos que vayan a concurrir unidos presenten sus posibles coaliciones electorales. Es, más o menos, el tiempo que UPN y PP tienen para dilucidar qué harán en las elecciones generales convocadas por Rajoy a 5 días de Navidad. UPN ha decidido comenzar a lanzar globos sonda sobre su necesidad de acudir en solitario a los comicios y dice esperar una señal del PP para valorar o no una propuesta de interés común. El Partido Popular lo tiene claro: mejor con UPN que sin ellos. Rajoy cuenta escaños y en Navarra le salen dos para una posible investidura si el centro derecha acude unido, mientras que parte de 0 si el PP acude en solitario. Es cierto que en el PP confían en UPN incluso acudiendo en solitario para hacerse con dos diputados por Navarra, pero no es menos cierto que, en ese caso, no habría acuerdo de investidura asegurado. En unas elecciones que se presentan tan ajustadas, dos diputados pueden ser más de lo que parece. En Génova han pedido paciencia a sus líderes en Navarra y les han trasladado la idea de no insistir más públicamente con el tema, mientras que en Príncipe de Viana tampoco tienen prisa y mantienen el discurso de que no existe necesidad de ir unidos. De momento ambos bailan solos, pero no niegan que les gustaría que alguien toque una canción más más lenta y ver si pueden bailar agarrados. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Esperando una señal