Blog / La cometa de Miel

La graciosa, la que nunca faltó

Por Pablo Sabalza 02 Julio, 2018 - 11:02

Aquella isla es sin duda mi secreto mejor guardado

Allá por el año 1402 un explorador normando bajo el vasallaje del monarca Enrique III de Castilla, más conocido por ‘El Doliente’, conquistó la isla de La Graciosa. Cuentan que cuando el francés oteó la pequeña ínsula desde un risco de su vecina Lanzarote comentó a sus oficiales:

-¿No les parece a sus ojos aquella isla de todas las vistas la más graciosa?

Fuere o no el origen de su nombre de esta manera, me resultaría inconcebible denominarla de otra, pues garbosa es. Y galana. Y gallarda.

Si yo fuera J. D. Salinger ya tendría mi lugar escogido.

Los pescadores y las gaviotas se conocen desde hace tiempo y chapotean y agitan la mar con sus juegos de anzuelos y alas empapadas de sal.

Mis lugareños, como Montse o Ginés o Macarena, pasean por las calles vestidas de arena construyendo, sin percatarse, pequeños castillos al andar.

La estampa de la isla dibuja una red de casas blancas del color de la espuma. Las puertas y las ventanas simulan el color del cielo en las noches de estío. Ese azul oscuro que prologa a las estrellas.

Es la isla soñada.

Es la brisa y la palabra y la mar.

Mi isla del tesoro.

Quiero presentárosla pero no quiero. Disimulad mi egoísmo. Deseo sus gracias solo para mí.

Tomad mis letras como si fuese una vieja ola que viene y se va.

El pasado martes día 26 de junio la declaración de La Graciosa como la octava isla habitada del archipiélago canario alcanzó el respaldo del Senado.

Mi amiga Aillen, que es una nostálgica, me apuntaba el otro día en un café:

-Es histórico, Pablo. Se lo podremos decir a nuestros nietos.

Los 746 habitantes de La Graciosa, mis queridos gracioseros, estarán muy felices al abandonar su paraíso la definición de islote (nunca así la he valorado) para convertirse en isla.

‘Es un día emocionante’ –señalaban unos.

‘Una de las iniciativas más emotivas que se han recogido en la Cámara Alta’ –argumentaban otros.

El Hierro, La Palma, la Gomera, Tenerife, Gran Canaria, Fuerteventura, Lanzarote…y La Graciosa.

Les contaré que la octava isla es la más grande de otro archipiélago denominado archipiélago Chinijo (pequeño) conformado por Alegranza, Montaña Clara, Roque del Este y Roque del Oeste.

Esa es su marina estampa.

Ella. Mi octava preferida. La que nunca faltó.

…El sueño azul me ha envuelto.

-Gaviota, mar, velas blancas-.

La luna es una vidriera

rota y dormida en el agua.

Te puede interesar
  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La graciosa, la que nunca faltó