Blog / La cometa de Miel

Comunidad Foral de Osasuna

Por Pablo Sabalza 27 Junio, 2016 - 11:51

‘Desde Lesaka a Tudela y desde Sangüesa a Estella, pasando por todas las localidades navarras se escuchaba por encima de todas una sola palabra…OSASUNA’

…Y así se hicieron eco por toda la Comunidad Foral estas letras que formaban parte del texto que mi padre, Luis Sabalza, un tipo corriente al trato, un señor de a pie, muy inteligente, gentil, humilde, lo que comúnmente se llama, buena gente, leyó en el Palacio de Navarra el día posterior al ascenso de nuestro Osasuna a Primera División.

Antes de este momento, un día de noviembre (si la memoria no me falla) de finales de 2014, recibía una llamada suya en la que me apuntaba su meditación a la candidatura de presidente del club de nuestra tierra. Y llegó a mi memoria los años de mi niñez bajando de su mano a ‘El Sadar’ para animar a Martín, a Sola, a Castañeda, a Robinson, a Sammy Lee y a tantos y tantos jugadores a los aclamábamos en sus aciertos y en sus ocasiones. Nos abrazábamos con los goles y nos enfadábamos enérgicamente si nos pitaban un penalti o falta en contra.

Fíjense si Osasuna formaba parte de nuestra vida que las fotos de mi primera comunión, exceptuando los retratos  y aquéllas propias realizadas en la iglesia, son todas con la equipación de Osasuna. ¡Cómo si hubiese comulgado por Fermín Ezkurra!

Y así he sufrido en la distancia Sabadell y un largo etcétera que todos sabemos… Lágrimas por momentos trágicos donde veía a mi padre desde la televisión llorar y llorar por todos; por un sentimiento, por una filosofía, por un qué se yo inexplicable que aflora en cada navarro y que tiene en su ADN y se denomina Osasuna.

Y hoy, fruto del trabajo bien hecho, de esa ‘pelotita que tiene que entrar en la portería’, de esa pasión a unos colores, de esa valentía que tuvieron cuando pocos la asumían, de esa afición, de esa cantera, de ese equipo técnico, de esa directiva, de ese escudo y de nuestro San Fermín y, permítanme, de este padre mío a quien tanto amo y admiro hemos alcanzado nuestro anhelado ascenso a la Primera División de la considerada mejor liga del mundo.

Yo sé que en Canarias, concretamente en Gran Canaria, siguen a su grande y amada Unión Deportiva pero también me consta que con el rabillo del ojo (gracias por las innumerables muestras de afecto y apoyo y cariño) ya siguen con gran afecto y admiración a nuestro equipo, a los rojillos.

“…Y por un momento, la Comunidad Foral cambió de nombre y pasó a llamarse Comunidad Foral de Osasuna”.

¡¡ Papá, ya somos de primera!! ( Lo sabíamos)

Te puede interesar
  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Comunidad Foral de Osasuna