Blog / Marea de libros

#EspírituTerranova

Por Leire Escalada 14 enero, 2016 - 1:11

“El último día de Terranova”, nueva novela de Manuel Rivas, rinde tributo a los libros y a las librerías, conductores imprescindibles de la cultura.

Vicenzo Fontana ha escrito un cartel que suena a definitivo: "Liquidación final de existencias por cierre inminente". No ha acabado de colgarlo en la fachada de su librería, Terranova, cuando ya se ha arrepentido del mensaje. Los tiempos cambian y ese templo de la cultura que levantaron sus padres, Amaro y Comba, y su tío Eliseo, es una víctima más de la era de la especulación. Se avecina desahucio.

El último día de TerranovaEl sexagenario Fontana es el protagonista y narrador de El último día de Terranova (275 páginas, 18,90 euros), la nueva novela de Manuel Rivas (A Coruña, 1957), publicada recientemente por Alfaguara. Un homenaje a los libros, a las librerías y a los libreros, puente cultural insustituible. 

Cuando imaginaba Terranova, Rivas pensaba en la librería La Poesía de su ciudad natal, ese lugar que echó la persiana hace años y que, según ha confesado, ha sentido tantas veces ganas de poner en pie de nuevo al pasar junto a ella. 

Hace pensar al lector en la librería donde encontró ese libro especial, en la recomendación clave del librero que le descubrió a un autor, en las pequeñas grandes historias que aguardan en las estanterías.

Y Terranova, como todas las auténticas librerías, mucho más que tiendas donde comprar libros, tiene sus secretos: contrabando, amores, fracasos, legado familiar, rebeldía.

La historia, que vuela a tres tiempos (la posguerra, la España del 75 y la actualidad), está narrada con el singular tacto poético del autor: metáforas cuidadas, naturaleza viva, ironía. También crítica política. Y Galicia, de nuevo, impregnada en sus páginas, que también llevan a Madrid y a Argentina. Una pareja de percebeiros furtivos vapuleados por la furia atlántica abren la trama.

Este es el primer libro que acerca a la orilla esta Marea de libros en la que navegarán nuevos veleros y algunos viejos tesoros. Una marea brava, con vocación ecléctica, espuma mestiza de narrativa, de poesía, de ensayo. La primera ola trae esta historia de resistencia. Larga vida a Terranova.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
#EspírituTerranova