Blog / Balonmano de casa

El Anaita, desbordado por un siete de veteranos

Por José Javier Iso 24 Abril, 2016 - 15:16

Comentario del periodista José Javier Iso, después del partido Helvetia - Puerto Sagunto (21-31).

El Helvetia Anaitasuna sufrió una fuerte y merecida derrota por 21-31 ante un rival que jugó andando,pero con experiencia y midiendo los tiempos fueros suficientes para humillar al cuadro de casa.

No era el día del Anaita. Ya de por sí, el señalamiento estaba previsto para el domingo, pero la tele es la tele, es la que manda y marca día y hora. Como si fuera una premonición, el partido resultó de lo peor que hemos visto en el pabellón por parte de los locales. La defensa no existió.

En el 4-5 hubo unos minutos en los que sí parecía funcionar, pero se quedó en un espejismo. El Puerto Sagunto con tranquilidad, como mandan los cánones para un equipo plagado de veteranos, se llevó los puntos, el poco juego y los méritos de la victoria. Creo que sólo hizo un contraataque en todo el partido, suficiente porque en los ataques largos casi siempre lograba marcar. Lo malo es que un equipo plagado de veteranos, algunos rozan los 40, le han encajado un goleada como las del Barcelona o Granollers.

El ataque volvió a ser espeso, sin movimiento de balón. Los extremos en muchos momentos meros espectadores. Los lanzamientos radiados y un portero, con 38 años, que se las sabe todas. Vamos todo bueno para el Puerto Sagunto y por si fuera poco hasta dos veces se falló desde los siete metros.

Partido para olvidar. Es cierto que al equipo de Juanto Apecechea le faltaba un hombre importante, Juan Castro, pero hay un equipo y jugadores que deben asumir más responsabilidad, sobre todo, cuando hay una baja de la talla de este jugador. No vamos a decir nada de los porteros, era tarde de desaciertos y todos estuvieron a la misma altura.

La liga va para adelante.Quedan cinco partidos y un punto para la salvación matemática, pero ese punto posiblemente ni sea necesario. Lo que no se explica es la diferencia de actuaciones de un partido a otro. La irregularidad es absoluta, a pesar de que el equipo llevaba seis jornadas sin perder.

Ya verán cómo cambian las cosas en los próximos compromisos. No sabemos la cara que ofrecerán en Benidorm, pero seguro que en la Copa es un equipo distinto. Cuestión de cabeza.

Te puede interesar
  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Anaita, desbordado por un siete de veteranos