Blog / Balonmano de casa

Solo un tiempo no fue suficiente

Por José Javier Iso 08 Febrero, 2018 - 16:49

Opinión del periodista José Javier Iso, después del partido Granollers - Helvetia (32-31), dentro de la liga asobal.

Primer partido en Pamplona del Helvetia Anaitasuna, recibiendo al Granollers. MIGUEL OSÉS.
Primer partido en Pamplona del Helvetia Anaitasuna, recibiendo al Granollers. MIGUEL OSÉS.

El Helvetia salió derrotado de la pista del Granollers por 32-31. Derrota que se produjo con el tiempo cumplido y de penalti pero
que vale igual. Los de Juanto Apecechea hicieron  un partido muy bueno en la segunda parte pero en la primera ofrecieron demasiadas facilidades al equipo local.

Volvemos a lo muchas veces visto en la primera vuelta, regalo de un tiempo y luego reacción que no siempre, como en este caso, es suficiente. Los primeros minutos estuvieron igualados pero dos fallos en ataque se convirtieron en un 4-2 (5 m). El Granollers se creció poco a poco e iría aumentando la diferencia hasta un máximo de 5 tantos.

Exclusiones para los locales y al final 19-16. Lo mejor de esta primera parte fue la defensa local, que no dejó al Anaita crear su juego con el pivote pero también que se retiraban con 3 goles de diferencia que no son tantos para remontar.

El segundo tiempo poco tuvo que ver con el anterior. El Anaitasuna mandó en la pista y rompió la defensa local. La penetración
de Balenciaga, el acierto de Ceretta y el buen hacer de Arrizabalaga llevaron al equipo a lograr el empate y a dar la vuelta al marcador y a pensar en la victoria. Los cinco minutos finales a partir de un 29-28 fueron trepidantes.

Se llegó al 31 iguales pero una falta con exclusión y posterior penalti dieron al traste con las opciones del siete navarro. Nordlander no pudo evitar el gol en el lanzamiento, con el tiempo cumplido, de Resina que dejó los puntos para su equipo.

No pudo ser ante un equipo de similares características. No pudo ser porque, a pesar de aprovechar momentos importantes del
partido, se llevaba una carga acumulada innecesariamente durante los primeros treinta minutos. Los partidos duran sesenta minutos y para ganar no hay que regalar nada a nadie y menos a rivales de la entidad del Granollers.

Otra oportunidad perdida pero ya hay que cambiar de mentalidad y centrarse en la EHF que vuelve el sábado a partir de las 7 de la
tarde.

Te puede interesar
  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Solo un tiempo no fue suficiente