Blog / Balonmano de casa

Partido de pruebas y oportunidades en Suecia

Por José Javier Iso 25 Marzo, 2018 - 9:41

Comentario del periodista José Javier Iso, después del partido Lugi - Helvetia Anaitasuna (31-33) de la Copa EHF.

El Helvetia Anaitasuna se enfrenta al Lugi sueco en la primera jornada de la fase de grupos de la Copa EHF. PABLO LASAOSA.
El Helvetia Anaitasuna se enfrenta al Lugi sueco en la primera jornada de la fase de grupos de la Copa EHF. PABLO LASAOSA.

El Anaita jugó en la pista del Lugi sueco y consiguió la única victoria a domicilio en esta liguilla de la EHF al imponerse por 31-33. El partido estuvo entretenido a pesar de que no se jugaban nada ambos equipos,nada más allá de intentar no quedar como último del grupo.

El Anaita comenzó mandando en el marcador,pero el Lugi intentó poner orden en sus filas para mantener a raya a su rival.Igualdad en el juego y en los despropósitos que no tenían mayores consecuencias porque era poco lo que había de interés.Ante la falta de tensión tuvo que intervenir Juanto para pedir a los suyos algo más.

El técnico navarro aprovechó la situación para dar descanso a jugadores cargados de partidos, ya lo había anunciado, y colocó a jóvenes promesas que cumplieron. Intentó otras tácticas como jugar sin portero con 7 contra 6. La verdad que, no sé lo que buscaba con ello pero, no resultó muy positiva la idea.

Claro que por probar no pasa nada. Ya estamos acostumbrados a cosas parecidas, como quitar por sistema al portero cuando te quedas con inferioridad numérica. Tampoco salió muy bien contra el Lugi. A parte de estas cosas lo mejor estuvo en el segundo tiempo. De un 21-16 a los 35 minutos, se fueron a un 22-21 para más adelante colocarse en 24-25 (m.48).

El cuadro navarro ya no permitió que se le escapara el partido. Con un final emocionante de un 29-29 los navarros se fueron al definitivo 31-33 con Nantes y Elustondo como protagonistas.

El acierto estuvo en la buena defensa empleada en esta segunda mitad. Con un Sergey Hernandez a un gran nivel de paradas. Hubo contras que se desperdiciaron, quizás por nervios, pero esos errores se corregían de nuevo en defensa. Desde el minuto 35 al 50 dejaron al Lugi fuera de combate en ataque y  quizás ahí estuvo la base de la victoria.

El equipo no tenía que arriesgar porque se trataba de un partido de trámite, pero debía complacer a los aficionados que les acompañaron y que se dejaron notar en la grada. Así lo hicieron y todos contentos.

Los cambios,para descanso de algunos, esperemos que den buen resultado de cara al próximo compromiso de liga que está en Logroño. Esa será otra batalla que nada tiene que ver con la sueca.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Partido de pruebas y oportunidades en Suecia