• miércoles, 19 de enero de 2022
  • Actualizado 03:59

 

 
 

Blog / Balonmano de casa

El Anaita paga la acumulación de partidos y las bajas

Por José Javier Iso 05 diciembre, 2021 - 12:18

Los errores cometidos en los dos últimos encuentros penalizan duramente la buena trayectoria del cuadro anaitasunista.

Partido entre el Logroño y Anaitasuna de la liga asobal de balonmano. @CdadLogrono
Partido entre el Logroño y Anaitasuna de la liga asobal de balonmano. @CdadLogrono

Un punto cosechado en Santander, y gracias, más la derrota de este fin de semana en Logroño por 28-24 bajan del pedestal a los blanquiverdes y le relegan al noveno puesto de la tabla.

Los partidos suspendidos han sido un lastre para el equipo. La hora de su recuperación supone una racha de encuentros consecutivos que pasan factura a los jugadores. El esfuerzo que emplean en cada partido es inmenso y al final se deja notar.

Las bajas es otro capítulo a tener en cuenta. Tres o cuatro jugadores importantes en el esquema del equipo son muchos, a pesar de que frente al Ademar no se dejó notar tanto.

Todo esto hace que las ideas no estén tan claras a la hora de desarrollar las jugadas. En ataque se fallan cantidad de lanzamientos. En defensa es más difícil centrarse porque apenas queda tiempo para la concentración. Y los errores se pagan.

El calendario estaba a favor del cuadro navarro. Las cuentas eran claras. Con una trayectoria normal que había conseguido el equipo, quién más quién menos pensaba en un quinto puesto para el final de la primera parte de la liga.

Ahora las previsiones han bajado, y el equipo se ve abocado a ganar los dos partidos que faltan para el parón de invierno. Tanto en Santander como en Logroño se hicieron demasiados regalos.

En el primero nada menos que tres penas máximas desperdiciadas y no sabiendo sacar rédito de las exclusiones. Además dejó la iniciativa del juego al siete local.

En Logroño, rival de muy distintas características, el dominio fue de los anfitriones desde los primeros minutos de juego. Marcaron la velocidad, la diferencia táctica y los cuatro goles que supieron mantener  y aumentar durante los 60 minutos. Poco que decir de un rival que se afianza en la zona de la tabla y que hoy por hoy es superior a los anaitasunistas.

Quedan dos partidos para el final de la primer vuelta. Lo que no sé es si queda tiempo para  recuperarse. A favor que los dos encuentros se juegan en la “catedral”. El primero ante el Antequera que es el colista de la categoría con sólo dos puntos en su haber. No hay excusas para no ganar.

El segundo puede tener más dificultades. Se trata del Nava, equipo revelación esta temporada hasta ahora, pero puede ser de un nivel similar al de Quique Domínguez. Veremos.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Anaita paga la acumulación de partidos y las bajas