Blog / El espejo de la historia

Beatificar a Uxue Barkos

Por Javier Aliaga 05 mayo, 2017 - 7:30

Proponemos un hecho histórico para que el lector adivine si se trata o no de una falsedad.

El padre Pío al que se atribuyen múltiples casos de bilocación y que llevó en su cuerpo las llagas de Jesucristo por más de 50 años.
El padre Pío al que se atribuyen múltiples casos de bilocación y que llevó en su cuerpo las llagas de Jesucristo por más de 50 años.

Verdadero o falso:

Hay seres humanos que tienen el don de la ubicuidad.

 

LA BILOCACIÓN

El don de la ubicuidad, también denominado bilocación o presencia simultánea de una persona en dos lugares diferentes, es un fenómeno propio de santos; pero no es exclusivo de la Iglesia católica ya que es practicado por el budismo tibetano. Dicen que nuestro patrono san Francisco Javier, en su apostolado por Oriente, llegó a experimentar la trilocación o aparición en tres lugares a la vez.

Otros dos casos extraordinarios de bilocación, con transporte de objetos, son: el de la monja de clausura sor María Jesús de Ágreda que sin salir de su convento en Soria, se bilocó hasta 500 veces para evangelizar a miles de indígenas en México entregándoles rosarios que desaparecían misteriosamente de un cajón del convento; y el de San Martín de Porres, conocido como Fray Escoba, que desde Lima se bilocaba para traer flores de Japón y colocarlas en su iglesia.

En el siglo XX, las bilocaciones más singulares son las protagonizadas por el capuchino san Pío de Pietrelcina, el célebre padre Pío. En 1917, en el frente de guerra, un fraile se apareció a un capitán italiano, gritándole « ¡Muévete! Ven junto a mí», tras desplazarse cayó una bomba justamente dónde estaba previamente; el militar identificó al fraile como el padre Pío. Durante la II Guerra Mundial, muchos pilotos americanos en misión para bombardear el lugar donde vivía el padre Pío, declararon que al sobrevolar la zona, un fraile se aparecía pidiéndoles que no bombardeasen; también identificaron aquel fraile como el padre Pío.

El fenómeno de la bilocación se dice que es sobrenatural, cuando su origen es divino, existiendo también el de origen preternatural o diabólico. Se distinguen dos tipos de bilocación: solamente en espíritu; o bien, la persona completa, es decir la conjunción de cuerpo y alma.

La bilocación pura en espíritu, es el llamado viaje astral, que con meditación y técnica, puede aprenderse. De hecho, en los años 70, EEUU desarrollo la formación de espías psíquicos que sin abandonar su despacho, llegaron a obtener información de un proyecto de un submarino soviético con mísiles nucleares. Algunos escritores describen haber tenido experiencias extracorpóreas como: Goethe, Allan Poe, Dostoyevski y Hemingway.

Frente a la bilocación de espíritu, la de persona completa genera muchas dudas, porque es muy difícil determinar si la descripción es absolutamente objetiva. Las declaraciones de penitentes y devotos están en un entorno confuso; además no se dispone de pruebas táctiles de alguien que haya podido palpar la imagen del bilocado. Doctores de la Iglesia, como el teólogo santo Tomás de Aquino, adoptan una posición escéptica ante esta modalidad, rechazando la idea de que el mismo cuerpo, al ser materia, se pueda presentar simultáneamente en dos lugares.

La respuesta al hecho inicial planteado, es verdadero, ya que algunos seres humanos pueden estar presentes en dos sitios simultáneamente.

EL ASOMBROSO CASO DE UXUE BARKOS

Hace un año cuando se destapó el caso de una adjudicación, a dedo, del Gobierno de Navarra  presidido por la Sra. Barkos, a su hermano Barcos, me planteó la duda semántica-ortográfica, de si se trataba de un caso de corruptela, atendiendo al apellido del hermano; o bien, de korruptela conforme al agente causante. Al final me incliné por el término euskériko por cortesía a la Sra. Presidenta y en favor de la armonización lingüística.

También me ha generado una duda el caso de las dietas aparentemente mal cobradas por la Barkos, cuyo juicio se celebrará el 31 de mayo en el Tribunal de Cuentas de Madrid. El asunto tiene su origen cuando simultaneaba el ejercicio de concejala en el Ayto. de Pamplona y el de diputada en el Congreso, esta doble función convertía a la presidenta actual, en la política mejor pagada de Navarra. Partiendo de la base de mi predisposición a la utilización del término euskériko, mi disyuntiva era si se trataba de un supuesto caso de korruptela o de korrupción.

Finalmente, he encontrado la respuesta al traducir los 208.000 euros, o cantidad supuestamente mal cobrada y peor pagada, a la escala internacional Fillon. En definitiva, el caso de “labienpagá” peneuvista y el de la familia Fillon son similares: sospechosos de haber cobrado fraudulentamente, durante años, por trabajos no realizados, emplois fictifs (ficticios). Si el caso del líder de los republicanos franceses ha escandalizado a “toute la France” y ha sido calificado, sin paliativos, por los franceses de corruption (corrupción); el de la Barkos que alcanza casi un cuarto de fillón, también debiera merecer, al menos, el mismo trato; consecuentemente, un presumible caso de korrupción. Kontuz!

La presidenta insiste en que «no hay kaso». Entonces, si no se trata de un kaso de korrupción, si no hay empleo ficticio, ¿qué queda? Lo que queda, es un asombroso fenómeno de bilokación: la actual presidenta estaba presente en cuerpo y alma simultáneamente en las reuniones del Ayto. de Pamplona y en las Cortes de España en la Capital del Reino. Además, eso explicaría también que las firmas en los recibos no sean suyas, sino del cuerpo bilokado que pudiera no tener la destreza del real, lo cual sería una primicia mundial. ¡Menudo papelón tiene el Tribunal de Cuentas! Discernir entre elevar a la Barkos a los altares o descenderla a las kloakas de la korrupción.

Con el proceso de beatificación de la bilokante, el nacionalismo vasco conseguiría tener una peneuvista navarra en olor de santidad. Imagino que no faltarán peregrinaciones y concentraciones, en las que el PNV aprovechará para hacer un mercadeo impenitente de cromos, estampitas y escapularios. Además la efeméride de la beata resolverá el controvertido “Día de Euskadi”, al que el parlamento vasco no acaba de poner fecha.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Beatificar a Uxue Barkos