Un alumno de un colegio navarro, ingresado en Roma durante un viaje de estudios por posible coronavirus

Una persona trabaja con una muestra de sangre en el laboratorio de un hospital. ARCHIVO

El grupo, compuesto por 129 estudiantes, está de camino a la Comunidad foral, un viaje que realizarán por barco desde Italia hasta Barcelona.

Los departamentos de Educación y Salud del Gobierno de Navarra están realizando una labor conjunta de apoyo, información y seguimiento de cara al retorno de un viaje de estudios de un instituto de Pamplona, que ha pasado estos días por varias de las zonas de riesgo del norte de Italia.

Uno de los estudiantes de este grupo de 129 integrantes permanece en observación médica en un hospital de Roma, por lo que las autoridades sanitarias italianas, que son las que tienen la capacidad de gestión y decisión en ese país, han creído pertinente realizar la prueba analítica para descartar coronavirus, según ha informado el centro educativo. El grupo de estudiantes ha embarcado esta noche de miércoles con destino al puerto de Barcelona, ya que regresan a España por vía marítima.

Los directores generales de Educación, Gil Sevillano, y Formación Profesional, Tomás Rodríguez Garraza, acompañados por la directora gerente del Instituto de Salud Pública, Marian Nuin, y el jefe de la sección de Enfermedades Transmisibles y Vacunaciones, Aurelio Barricarte, han mantenido por la tarde un encuentro informativo con los padres, al tiempo que desde Educación mantienen un contacto continúo con el profesorado que acompaña al grupo en Italia, para asesorarlos ante esta situación.

El estudiante que permanece en Roma está acompañado en todo momento por una profesora del instituto. Este jueves continuará ingresado en el centro sanitario, cumpliendo el protocolo de 48 horas de observación decretado por las autoridades italianas.

Aunque resta saber el dato clave del resultado de la analítica, y la última palabra la tienen los responsables de salud pública en la ciudad de Roma, los diferentes protocolos manejados dibujan dos escenarios, siempre dependientes de lo que decidan las autoridades sanitarias italianas.

En el supuesto de que diera positivo, el alumno podría quedarse aislado en el centro sanitario al que ha acudido o donde determinen las autoridades italianas competentes, aunque el resto del grupo haya podido retornar a España como tenían previsto, si no hay novedades relevantes. Aquí serían considerados “contactos estrechos” y se realizaría una “vigilancia activa” por parte del Instituto de Salud Pública de modo preventivo.

REGRESO A NAVARRA

En el supuesto de que el resultado sea negativo, se descartaría que el alumno (en estos momentos, en situación de “caso en investigación” en Italia) estuviera infectado por este coronavirus y también podría volver como sus compañeros a Navarra, regreso que realizaría de inmediato por vía aérea, junto a la docente que lo acompaña.

A todos se les pediría que vigilasen su estado de salud hasta que pasen 14 días después de salir de la zona de riesgo, por si aparecieran síntomas de infección respiratoria aguda (tos, fiebre o dificultad para respirar).

Ya en la Comunidad foral, a donde está prevista en principio la vuelta del viaje de estudio para la madrugada del jueves al viernes, cualquier tipo de actuación informativa o preventiva correría a cargo del departamento de Salud del Gobierno de Navarra.

El centro educativo espera conocer cuanto antes el resultado de la analítica y está informando de manera continua a la familia del alumno afectado (y al resto del grupo) a través del equipo directivo.