vez

Leer, tal vez llorar

El lunes pasado viví un momento inolvidable por “culpa” de la literatura.

Otra vez

Otra vez

Parece que en abril hay elecciones. Otra vez. Y en mayo. Otra vez. Ya he perdido la cuenta de las veces que he votado estos últimos cuatro años, me recuerda a esa escena de Forrest Gump cuando habla de sus visitas a la Casa Blanca.

Primera vez

Siempre hay una primera vez. Para todo. Incluso cuando uno promete no traspasar ciertas líneas rojas.