veredicto

A un mes del gran veredicto

Creo, la verdad, que la situación ha empeorado, si es que ello era posible, con respecto a lo que vivíamos hace cinco meses, cuando constatamos que, salvo milagros -que no se produjeron- esto iba a ser imposible de gobernar.