• lunes, 12 de abril de 2021
  • Actualizado 15:17

 

 
 

ventanas

A veces unas ventanas se abren

Lunes, ocho de la mañana. Ainhoa se levanta, se lava la cara, los dientes, se peina, se viste y se dirige a la cocina. Allí desayuna como todos los días, con su madre y su padre.  - ¿Qué tal has dormido cariño? –pregunta...